www.diariocritico.com
'Dolores. Con las alas del amor salté la tapia': la lucha titánica por sobrevivir de los hombres y mujeres del teatro

'Dolores. Con las alas del amor salté la tapia': la lucha titánica por sobrevivir de los hombres y mujeres del teatro

viernes 14 de mayo de 2021, 10:35h

Entrega, amor, sacrificio y humor, mucho humor para hacer frente a la adversidad, a la incertidumbre, al desasosiego de seguir sobreviviendo después de muchos años de profesión, pero sin haber saboreado las mieles de la tranquilidad y la seguridad del trabajo de mañana o de pasado mañana. Ese es el entorno en el que se mueven los dos personajes protagonistas de ‘Dolores. Con las alas del amor salté la tapia’, montaje escrito, dirigido e interpretado por el sevillano Selu Nieto, acompañado en escena por Esther Alonso. Ambos estarán hasta el próximo 23 de mayo en la madrileña Sala Cuarta Pared.

La pareja protagonista de esta ‘Dolores…’ la componen dos actores desahuciados, Pepe y Pepi o, lo que es lo mismo, José Telón Bravo-Bravo (Selu Nieto) y María Josefa De los Santos (Esther Alonso), quienes viven una situación límite -tanto desde el punto de vista personal como profesional-, después de algunos éxitos en sus más de 13 años de residencia artística que, ya en el verano de 2024, está llegando a su ocaso, transitando a duras penas por la senda de mantener una cierta ilusión que se presenta cada vez más frágil e inalcanzable, y con la dificultad extrema de sacar adelante un proyecto sin medios, sin acicates y sin futuro. Desde la “sede” de la compañía, instalada en plena calle, con cuatro latas, alguna cuerda, ropa tendida y docenas de papeles por el suelo, sobrevivir a cada instante que pasa se presenta como una verdadera y constante lucha titánica contra la precariedad, contra la adversidad y contra el malaje, como dirían en la tierra que vio nacer a estos personajes.

Esa escenografía de desechos urbanos que, en palabras de Pepe, “lo mismo nos vale para un Shakespeare que para un Valle-Inclán” es obra de Alessio Meloni; que ha iluminado Alberto Hernández de las Heras, y que ha envuelto en evocadores sonidos Daniel Jumillas, mientras que el estrafalario vestuario de los dos personajes ha sido diseñado por Paloma De Alba.

Y así, cada día que pasa, Pepe y Pepi se anotan un punto más en su agónico marcador frente a la supervivencia. En medio de ese ambiente casi apocalíptico, sin medios y sin futuro, lo único que sostiene a los dos actores es el amor. El amor entre sí, y el amor a una profesión, la del teatro, que muchas veces se confunde también con el odio. La situación es ya de tal urgencia que cada vez que uno de ellos pronuncia el término “teatro” una alarma suena para decirles aquello de “¡lagarto, lagarto!”, recordándoles que es mejor no nombrar la soga en casa del ahorcado. Su existencia discurre con humor, pero lleno de amargura, entre la búsqueda del pan y la poesía, pero repleta de contratiempos y de sequedad, de esfuerzo estéril. ¿Cuánto tiempo más puede uno sobrevivir en esas circunstancias?

“Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así… Aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti…”, dice Serrat en su vieja canción y la pareja de cómicos se ha agarrado a ella haciéndola su himno de guerra para resistir con uñas y dientes en ese paisaje desangelado y lleno de sueños rotos y de miseria física y moral intentando cada día tejer un poquito más de ilusión para evitar que las cuatro paredes que sostienen el edificio de su vida artística no acabe por derrumbarse definitivamente. “¡Pepe…!, ¡Despiértate!”, le urge Pepi a su pareja para que vuelva a la carga del día a día con cierto optimismo y energía, a lo que Pepe, envuelto aún en sus ensoñaciones del duermevela, verbaliza el sueño, en forma de titular de prensa, del que acaba de despertarlo: “… José Telón Bravo-Bravo y María Josefa De los Santos regresan más vivos que muertos”.

La propuesta de Selu Nieto y su Teatro a la Plancha, con idílicas evocaciones al Romeo y Julieta de Shakespeare –como ya se refleja en la segunda parte de su título-, dibuja una sonrisa sardónica en la boca del espectador, una sonrisa que tiene tanto de amor como de humor y de amargura. Así es la vida de los teatreros de hoy. ¿Hasta cuándo?

‘Dolores. Con las alas del amor salté la tapia’

Reparto: Esther Alonso y Selu Nieto

Texto y dirección: Selu Nieto

Ayudante de Dirección: Susana Hernández

Diseño de escenografía: Alessio Meloni (AAPEE)

Ayudante de escenografía: Elliot Kane Cubells
Realización escenografía: David Cubells
Ambientación de escenografía: Alessio Meloni, Elliot Kan y Martina Meloni
Diseño vestuario y confección: Paloma De Alba
Espacio sonoro: Daniel Jumillas
Ayudante de vestuario: Guillermo Espinosa
Diseño iluminación: Alberto Hernández de las Heras
Técnico en gira: Guillermo Jiménez Aguilar
Diseño maquillaje: Gema Flores
Diseño gráfico: Jose Fernández
Fotografía: Gente Bastarda
Foto fija: Salva Gil (GNP) y Florentino Yamuza (CIRAE)
Prensa: Noletia
Distribución: Teresa Velázquez
Una producción de Teatro A La Plancha con la colaboración de: Teatro Central, Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Junta de Andalucía, Gestora de Nuevos Proyectos Teatrales (GNP) y Casa Chejov Madrid

Sala Cuarta Pared, Madrid

Del 13 al 23 de mayo de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios