www.diariocritico.com
Ciudadanos, desde dentro en pleno desmoronamiento
Ampliar
(Foto: Hugo Lescura / MDO)

Ciudadanos, desde dentro en pleno desmoronamiento

miércoles 19 de mayo de 2021, 09:09h

“Este proyecto ha dejado de ilusionar”, comentan a nuestro diario hermano Madridiario.es fuentes del Comité Autonómico de Ciudadanos. La sangría a la que está sometida la formación desde hace un par de meses está dejando sin miembros a su partido en la región madrileña, en la que tampoco cuenta ya con representación parlamentaria.

En 2 años el partido ha pasado de 100 a 0, de contar con 26 diputados en la Asamblea de Madrid a no superar la barrera electoral, de tener 4 consejerías -incluyendo la Vicepresidencia-, a nada.

¿Qué ha pasado? Es una pregunta que este domingo el periodista Gonzo trataba de desgranar en su programa 'Salvados', con el foco en las decisiones adoptadas por el fundador de Ciudadanos, Albert Rivera, desde su llegada al Congreso de los Diputados hasta el 2019, cuando dimitió de todos sus cargos. En ese espacio, y pasados los años, Juan Carlos Girauta, Toni Roldán, Begoña Villacís o Marcos de Quinto, entre otros, analizaron los errores del partido y su líder, al que algunos culpan de haberse cegado con sus intereses de ser presidente y dejar pasar un gobierno en solitario con el PSOE en el que podrían haber obtenido la Vicepresidencia del Gobierno y varios ministerios.

Si entonces fue el PSOE el que puso contra las cuerdas a Ciudadanos, ahora sin embargo ha sido el Partido Popular el que en las últimas elecciones celebradas en la Comunidad de Madrid el pasado día 4 engullió todos los votos que la formación naranja consiguió hace tan solo dos años. Y como consecuencia, a los diputados y militantes que tras los hechos ocurridos en Murcia a comienzos de marzo dejaron el partido -y algunos de ellos pasaron a las filas de otros-, se han sumado Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura y Turismo -que no se descarta que entre de nuevo en la Administración pero de la mano de Isabel Díaz Ayuso-, Ignacio Aguado, exvicepresidente y líder regional, y César Zafra, exportavoz parlamentario y director de la campaña electoral de Edmundo Bal. Pero, además, no se descartan nuevas bajas.

El proyecto ha dejado de ilusionar, simple y llanamente. El de ahora es otro proyecto con respecto al inicial porque, como todo, el tiempo varía las cosas, pero en cualquier caso lo que hay ahora no es lo mismo que lo que se empezó en 2014”, dice a este diario uno de los miembros del Comité Autonómico. “El proyecto ya cambió en 2019, pero ahora ha vuelto a hacerlo y en esta ocasión ya no ilusiona a nadie”, dice. Según asegura, hay diferentes razones por las que se han perdido esas ganas, pero lo que tiene claro es que “no se puede decir que haya un fallo concreto, es que fallan muchas cosas y cada una de un aspecto”.

Asimismo, desde la formación admiten que “cuando se está acostumbrado a que cada vez que se abran las urnas se gane, es muy complicado hacerse a que cada vez que haya elecciones solo se pierda”, algo que los 'naranjas' llevan haciendo desde 2019. De esta forma, sostienen, los malos resultados y la falta de ilusión empujan a los miembros a salir, lo cual “en un partido con poco recorrido histórico es mucho más fácil”, dicen. “Una alguna vez que estás en un proyecto y no te ilusiona, a veces tienes muchas más razones para quedarte y mejorar. Cuando llevas 20 o 30 años en una formación y deja de ilusionarte el proyecto, tienes muchas otras cosas y de hecho el partido seguro que se ha convertido en parte de tu vida, pero no es el caso de Ciudadanos”, dicen.

En este punto, “obviamente”, ha influido mucho el cambio de presidentes en la formación: “Son dos líderes diferentes y dos proyectos que no tienen mucho que ver, la verdad. Albert era muy ambicioso y tenía las cosas muy claras, aunque a veces pareciera que no. Esta nueva parte creo que todavía no ha decidido muy bien cuál es el proyecto que defiende, qué banderas quiere llevar... y eso hace que la gente se desenganche”, explican las mencionadas fuentes, que además añaden que “la pandemia también ha influido”. Sobre la crisis sanitaria, inciden en que “tampoco la hemos sabido llevar muy bien, no hemos sabido liderar y podríamos haber hecho más cosas”, aunque matizan que “después de los últimos resultados de Albert, cambiar el foco mediático es mucho más complicado”.

Sin embargo, Fran Carrillo, portavoz adjunto de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía y miembro del Comité Autonómico, señala a Madridiario que desde su punto de vista el problema se encuentra en que “el partido se ha situado entre dos polos muy opuestos, que se lanzaban bilis entre unos y otros”, enarbolando la bandera de la concordia, y “las elecciones no se ganan con eso”. Como defiende, “se vence con cosas concretas, con propuestas explícitas, y desde Ciudadanos tendríamos que haber trasladado a los madrileños todo lo que se ha hecho en la región” durante el tiempo en el que la formación naranja ha estado en el Parlamento y las instituciones. “Se ha gestionado la economía, se ha luchado por la creación de empleo con medidas como la de las terrazas en la capital... pero está claro que quien ha rentabilizado todo eso ha sido Isabel Díaz Ayuso”, dice.

Desde el Comité Autonómico coinciden en que “en estas elecciones regionales las cosas no han tenido que ver con temas de gestión, ni de proyecto, ni de ideas”, sino que se han convertido en “una especie de plebiscito de estás a favor de Sánchez o no”, pero refutan que los resultados hubieran sido los mismos: “Aunque lo hubiésemos hecho mejor o peor, no habría alteración en las cifras de votos y es una pena porque creo que lo hemos hecho muy bien, y dentro de dos años se verá”. De esta manera, explican a este diario que “el problema es que hablamos del centro y la gente no sabe lo que es, la gente sabe lo que es la derecha y la izquierda, pero no lo que es el centro, y eso provoca que la gente se despiste y muchas veces no encuentre la utilidad de la formación”.

Sin embargo, aseguran que esa sensación de que “el centro es un ente” ha sido siempre parte de las críticas que se han achacado a la formación, por lo que en realidad el problema reside en que “los ciudadanos no han visto necesario al partido” sumado a que “lo de Murcia ha sido un esperpento y ha pasado factura”. Estas mismas fuentes reiteran a este diario que en Madrid se desconocían por completo los planes que iban a llevarse a cabo en la región levantina, y que “fue un grave error” porque las cosas “no se pueden hacer así, de esa manera en la que se hicieron”. Conocida la noticia a primera hora de la mañana, en la capital “sabíamos que podía pasar lo que ha finalmente ha pasado”.

La formación naranja en la Comunidad de Madrid se enfrenta así a un nuevo momento de cambio en el que Begoña Villacís está previsto que asuma el liderazgo regional, algo que “puede hacer muy bien y que, de hecho, tiene que ser ella quien lo haga”, dicen desde el Comité Autonómico. “Si alguien tiene que tirar del carro es Begoña, no hay alternativa y, de surgir, sería un error priorizar a otra persona”, dicen a este diario, aunque entre las posibilidades para la formación no ven con malos ojos “empezar de cero”. Como comentan, el partido debería “cambiar toda la organización, de arriba a abajo, haciéndola más flexible, más directa, más funcional e incluso con otras siglas”.

En este sentido, Carrillo sí celebra que “Ciudadanos deje la categoría de centro y deje claro que defiende las políticas liberales y todas las libertades, defendiendo siempre al contribuyente”. Como dice, son esas políticas las que “permiten defender esa libertad frente a los que quieren limitarla o prohibirla, las que te permiten defender la limpieza frente a la corrupción y la falta de transparencia”, dice a este diario. “Ese es el mensaje que tenemos que lanzar hoy. La diferencia se marca entre aquellos que generan prosperidad, empleo, futuro, modernidad y los que generan servidumbre, los que generan dependencia hacia un gobierno. Los reaccionarios que se definen falsamente como progresistas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios