www.diariocritico.com
Templado redondo de Sergio Serrano a su segundo enemigo, al que cortó una oreja
Ampliar
Templado redondo de Sergio Serrano a su segundo enemigo, al que cortó una oreja (Foto: Plaza1)

Orejas de distinto peso para Sergio Serrano y Manuel Escribano ante un desigual encierro de victorinos

sábado 26 de junio de 2021, 23:28h
Tres sembradores de escasa cosecha en sus carreras, muy a su pesar, claro, afrontaron la oportunidad, y la responsabilidad, de medirse con bicornes de Victorino Martín en la cátedra del toreo. Dos de ellos, Sergio Serrano y Manuel Escribano, la aprovecharon con sendas orejas, de mayor enjundia la del primero, aunque a ambos les servirá para aumentar su cartel y esperemos que sus contratos. Con un encierro de cinqueños largos desigual, tirando a mal excepto los bureles arrastrados con un apéndice menos, no fue el caso de Fortes.

Lo de mayor enjundia artística correspondió en uno de esos dos bureles, el quinto, que junto al cuarto, se salvaron de la quema del descastamiento y justeza de fuerzas que fue denominador común del resto de la corrida. Su autor fue Sergio Serrano que, recordando mucho a su ídolo y maestro, el fallecido Dámaso González, mostró capacidad lidiadora para enseñarle a embestir a ‘Venenoso’, que tal era su nombre.

Desde que lo recibió con el percal, a base de ese temple cuchillero que caracterizó a Dámaso, le mostró el camino hacia los egaños, lo que unido a la nobleza y codicia del bicho, sin olvidar la buena labor de subalternos de a pie y de Tito de Sandoval a caballo, le hizo llegar al último tercio con opciones de triunfo. Y éste se cimentó de nuevo no sólo en la templanza sino también en la ligazón para empalmar los pases en un rodalico de terreno.

Fueron vistosas series por ambos pitones que un Sergio en plenitud cerró con ortodoxos pases de pecho, dos de ellos, incluso mirando al tendido. Tras una última tanda de nuevo en redondo cerrada con el del desprecio, el albaceteño se perfiló y se tiró derecho con el estoque. Y echó en su esportón una oreja –incluso hubo leve petición de la segunda- de esas de peso, de esas macizas de Madrid, que seguramente sabrá explotar bien su apoderado, el matador y empresario Manuel Amador.

El otro trofeo fue para Manuel Escribano con su segundo, Galapagueño, al que como en el que abrió función recibió con el percal de hinojos en la raya de picadores frente a toriles. También este animal, como el quinto, cumplió en varas, aunque sin excesiva entrega en su caso ante Curro Sanlúcar, antes de que el sevillano realizara un vistoso tercio con los rehiletes, con un tercer par sentado en el estribo y por dentro en que se jugó el pescuezo.

Con un punto de codicia, fijeza y movilidad, Galapagueño acudía a la flámula de su matador, quien tras el inicio con pases cambiados en el platillo alternó buenos naturales y redondos con otros de menor calidad, y con el defecto de extraerlos de uno en uno, con poca ligazón y sin llegar a alcanzar el alto nivel que exigía el bicho. Pero su actuación en conjunto había calado en el cotarro que pidió y obtuvo una oreja.

Del resto del festejo, poco que relatar, porque Sergio y Manuel se enfrentaron en los otros de sus respectivos lotes a sendos animales ayunos de bravura, flojos y ásperos que incluso echaban la carifosca arriba y fueron desarrollando peligro, y ambos coletudos anduvieron valientes y dando la cara frente a ellos.

La cruz fue para Fortes, cuyo primer enemigo sólo le permitió unos buenos doblones por bajo antes de apagarse. El otro apuntaba algo más de clase pero fue un espejismo, además el malagueño resbaló al inicio de faena y quedó a merced del bicho que por fortuna no llegó a herirle. A partir de ahí Fortes estuvo a disgusto y montó un mitin a espadas.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de VICTORINO MARTÍN, muy bien presentados, de espectaculares arboladuras y aplaudidos de salida. Todos cinqueños, mansos, descastados, flojos y de escaso juego, excepto los encastados y nobles 4º y 5º. MANUEL ESCRIBANO: saludos; oreja tras aviso. SERGIO SERRANO: ovación tras aviso; oreja. FORTES: silencio tras aviso en ambos. Plaza de Las Ventas, 26 de junio. Casi lleno sobre el aforo autorizado de 6.800 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios