www.diariocritico.com
Mañueco y García Gallardo
Ampliar
Mañueco y García Gallardo (Foto: PP CYL)

El acuerdo de legislatura PP-Vox en Castilla y León: qué dice y qué contradicciones supondrá para Feijóo

viernes 11 de marzo de 2022, 08:27h

La respuesta más contundente al PP español llegó desde el PP europeo. El jefe del PP europeo, Donald Tusk, se pronunciaba ayer disgustado sobre el acuerdo sellado en Castilla y León con Vox.

Tusk no se cortó un pelo: llamó ultraderecha a Vox, lamentó el pacto y dijo que no era lo acordado y prometido con Pablo Casado, todavía líder del PP español y que acudía ayer a la reunión del PP europeo en París.

"Para mí ha sido una triste sorpresa. Pablo Casado era una garantía personal de mantener al PP en el centro derecha evitando este tipo de coqueteos con los radicales, con movimientos de extrema derecha como Vox". Contundente frase que, eso sí, quedará sólo como solemne condena, pero nada más.

Castilla y León tendrá el primer gobierno en España con Vox en su interior. Lo hará, además, a lo grande, con vicepresidencia, portavocía y 3 consejerías. Presidirá también las Cortes regionales, y ha impuesto varias de sus grandes líneas ideológicas en el programa de legislatura: no a las políticas de género y control de la inmigración.

Qué dice el acuerdo PP-Vox

Alfonso Fernández Mañueco, para muchos, ha entregado más que parte del gobierno. Ha entregado las llaves de su casa a un partido que le ha impuesto su ideología ultra en el pacto de legislatura.

4 años por delante muy delicados para las políticas progresistas que tanto izquierda como centro-derecha ha llevado a cabo en las últimas décadas.

A cambio de "estabilidad", el PP de Castilla y León ha aceptado "actualizar la normativa vigente en materia de protección para mejorar la atención a las víctimas, especialmente cuando sean menores, mayores, mujeres, personas con discapacidad o personas vulnerables".

Más allá de la retórica, supondrá acabar con las leyes de protección contra la violencia de género tal y como las conocemos para sustituirla por una normativa llamada "violencia intrafamiliar", que trata de equiparar las agresiones de hombres y mujeres, cuando apenas las hay, estadísticamente hablando, de las segundas.

Además, Vox impondrá una promoción de una "inmigración ordenada". Poco más se profundiza al respecto, pero habrá profundos cambios a la hora de tratar a los migrantes en esta tierra. Se habla de "integración cultural, económica y social", que podría exigir que los inmigrantes en Castilla y León cumplan una serie de perfiles, incompatibles con los migrantes que proceden de la pobreza y las guerras olvidadas, como en África.

También habrá lugar para politicas conservadoras: protección de la familia tradicional, educación sin enfoques ni adoctrinamiento ideológico sobre género, medidas contra la ocupación de vivienda...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios