www.diariocritico.com
'Better Call Saul': crítica del final de la temporada 6, primera parte
Ampliar

Crítica de la primera parte de la temporada 6 de 'Better Call Saul': historia de la televisión

miércoles 25 de mayo de 2022, 10:40h

Acaba de terminar, por todo lo alto, la primera parte de la sexta temporada de 'Better Call Saul' y el 'spin-off' de 'Breaking Bad' sigue demostrando, capítulo a capítulo, que es la mejor serie de televisión actualmente en emisión, lo siento en el alma 'Succession'. El último capítulo, 'Plan de puesta en marcha', ha supuesto el equivalente al mítico 'Ozymandias' de las aventuras de Walter White, dejando sin aliento a sus seguidores.

Antes de seguir habrá que advertir a los que no hayan visto la serie que va a haber múltiples spoilers en este artículo y que, si no quieren enterarse, es el momento de dejar de leer. Me centraré en este último capítulo porque, desde ya, 'Plan de puesta en marcha' tiene un puesto en la lista de mejores episodios de la historia de la televisión. Ha sido brutal y épico y ha pagado con creces el lento devenir del resto de capítulos de esta media temporada, que habían pisado el freno tras el excelente capítulo en el que Nacho Varga dijo adiós.

Aquí hay otro personaje que ha estado desde el principio que también dice adiós, pero su muerte duele todavía más que la de Nacho, no porque el personaje nos cayera mejor, sino porque no se lo merecía lo más mínimo. Esa es una de las cosas que hicieron grande a 'Breaking Bad' y que, creo, han mejorado aún más con 'Better Call Saul', el enorme detalle que nos han dado de casi todos sus personajes, su enorme paleta emocional. Howard Hamlin puede parecer al principio un gilipollas estirado y engreído pero estos capítulos han servido para darle mucho más peso, Hamlin era todo eso, pero también un ser humano honesto y decente, un buen abogado y una persona con sus propios problemas.

Esta temporada se ha centrado principalmente, por parte de la pareja principal Jimmy/Saul y Kim, en su elaborado plan para joder a Howard Hamlin, hemos visto como han ido plantando las semillas en cada capítulo para este satisfactorio final en el que vemos como Howard ha caído de pleno en la trampa, a pesar de ser totalmente consciente de lo que le estaban haciendo en cada momento, lo que lo hace todavía más amargo. Su discurso final también tiene paralelismos con el otro gran momento de la temporada, la muerte/suicidio de Nacho en la que a este, por lo menos, le daban la ocasión de soltar un último discurso con el que desquitarse ante el odiado Héctor Salamanca.

Aquí Howard también puede enfrentarse una última vez a Jimmy y a Kim y es capaz de ponerles un espejo ante lo que han hecho, pero también al espectador, demostrando que, efectivamente, se han pasado bastante de la raya. Una raya que terminan totalmente de traspasar cuando, como en una película de terror, Lalo Salamanca aparece de la nada (Bob Odenkirk y Rhea Seehorn deberían ganar un Emmy solo por su reacción) y acaba con Howard Hamlin como si fuera una mosca. Hamlin nunca había estado mezclado con el cartel, ni con nada oscuro, a diferencia de la mayoría de personajes de la serie, cuando Jimmy le dice, antes de la aparición de Lalo, que se repondrá de su pequeño golpe y caerá de pie, él también está de acuerdo, está dispuesto a seguir luchando pero Howard no caerá de pie, caerá sobre su cabeza con un agujero de bala en ella.

Su muerte significa el momento en el que la serie cruza el umbral para sus protagonistas, sus acciones han llevado a la muerte a un hombre inocente, es difícil seguir de su lado, Howard, más allá de si caía bien o mal, no debería haber muerto. Nacho nos podía caer enormemente bien, pero hasta él mismo sabía que estaba jugando con fuego, su muerte sirve además para entender mucho mejor a Mike Ehrmantraut, el personaje interpretado con maravillosa austeridad por Jonathan Banks. Era un final inevitable, incluso para Mike, pero no deja de escocer, ahora sabemos de dónde salen sus sentimientos paternales hacia Jesse Pinkman en 'Breaking Bad'.

Pero el MVP de la temporada vuelve a ser un Tony Dalton que está entregando uno de los villanos más fascinantes de la historia de la televisión, su Lalo Salamanca es bastante más aterrador que el resto del clan, Héctor y Tuco incluidos, e incluso que el propio Gustavo 'Pollos Hermanos' Fring. Lalo es un sociópata con cosas de Anton Chigurh y Pennywise, el payaso de 'It', baste recordarle mirando por la alcantarilla. Es también, frío, calculador y tremendamente inteligente, sabiendo ajustar su plan a última hora tras comprobar cómo Fring tiene pinchado el teléfono de su tío Héctor. Es entonces cuando ve una cucaracha...

Y es que la atención al detalle de 'Better Call Saul' pocas veces ha sido vista en televisión, al principio del episodio podemos ver a Hamlin explicarle a un joven compañero como evitar que un bote de refresco explote en tu cara después de que haya caído al suelo, eso sirve para muchas cosas, primero para ver a Hamlin como alguien que también se preocupa por otras personas, también para definir, incluso después de muerto, a alguien como Charles McGuill, el hermano mayor de Jimmy, y héroe de Hamlin, que es el que le enseña el truco, alguien tan absolutamente paranoico como para hacer eso porque piensa que todo el mundo está en su contra, pero también sirve de preámbulo para la propia muerte de Hamlin, ya que cuando Lalo Salamanca se coloca a su lado, también saca un silenciador y lo enrosca en su pistola para evitar la explosión del disparo.

No es el único guiño del capítulo, lo que lleva a Lalo Salamanca a la casa de los McGuill es el hecho de ver una cucaracha, si recuerdan cuando en una temporada pasada Kim se reunía con Lalo en la cárcel este le decía que no se preocupara por "su hombre" porque este era una cucaracha con instinto de superviviencia, es esa relación la que le lleva a su casa y sella el destino de Howard. Cada vez que piensen que tienen un mal día, recuerden este episodio, DEP Howard Hamlin, un enorme aplauso para la interpretación de Patrick Fabian.

Ahora falta un mes de comerse las uñas esperando un final que promete, no solo atar a la perfección todos los lazos que la unen con 'Breaking Bad' sino darnos un final definitivo para sus dos protagonistas absolutos. Ya sabemos como termina Saul Goodman, ahora hay que esperar para saber cuál es el final de Gene Takovic, la tercera rencarnación de Jimmy McGuill, ¿le atrapará su pasado y acabará mordiendo el polvo como tantos otros en este universo? ¿O puede haber un inesperado reencuentro con Kim?

Y es que, posiblemente, la mayor duda ahora mismo en la serie se centre en lo que ocurrirá con Kim Wexler, ese personaje totalmente ausente en 'Breaking Bad', lo que parece poner en riesgo absoluto su integridad física. Pero no deberíamos olvidar que Saul Goodman es el hombre que le habla a Walter White de la existencia de Ed, el extractor, ese personaje que trabaja en una tienda de aspiradoras y que, por una gran cantidad de dinero, te creaba una nueva identidad fuera de allí. ¿Pedirá Kim un filtro de polvo para una aspiradora Hoover Max Extract® 60 Pressure Pro porque se ve incapaz de seguir el camino amoral de Saul? Tendremos que esperar, pero, lo evidente, es que de seguir a este nivel el sorpasso del 'spin-off' sobre la serie original está garantizado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios