www.diariocritico.com

Premier cuenta que durante su detención pensó que iba a morir

Del Castillo: 'Durante el autogolpe de Fujimori buscaban matar a García'

Del Castillo: "Durante el autogolpe de Fujimori buscaban matar a García"

Durante más de dos horas, el presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, brindó su testimonio en el juicio que se le sigue al ex presidente Alberto Fujimori por casos de violación a los derechos humanos, señalando que durante el autogolpe dado por Fujimori el 5 de abril de 1992, los militares buscaban asesinar al entonces ex mandatario Alan García.

El primer ministro se presentó a las 9:30 a.m. en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía(Diroes), donde se viene realizando el proceso judicial al ex mandatario.

Ante un tribunal presidido por el magistrado César San Martín, Del Castillo Gálvez contó a detalle las circunstancias en que fue detenido el 5 de abril de 1992, el día del autogolpe de Estado, y los posteriores cinco días que permaneció privado de su libertad y con destino desconocido.

El primer ministro, que empezó a ser interrogado por el abogado de la parte civil Carlos Rivera, aseveró que no obtuvo ninguna información sobre la razón de su detención y que estaba realmente secuestrado en una base militar. "Nunca fue un fiscal a verme, estuve absolutamente incomunicado", indicó.

En su presentación como testigo y víctima de presunto secuestro, recordó que quienes ingresaron a la casa de Alan García para detenerlo (a este y a él) preguntaban por García Pérez, quien había escapado de la vivienda.

En esos momentos, Jorge del Castillo les dijo que Alan García se encontraba en la Casa del Pueblo. Sin embargo, por las intervenciones simultáneas que se realizaron en el momento del autogolpe, los miembros de las Fuerzas Armadas sabían que no estaba en dicho lugar, pues la sede aprista de la avenida Alfonso Ugarte también había sido intervenida.

El primer ministro destacó, además, que en el momento de su detención, pudo ver comandos distintos que ingresaron a la casa de García Pérez. En ese sentido, dijo que uno de ellos se trataría de un grupo especial del Servicio de Inteligencia, posiblemente el llamado grupo Colina.

Asimismo, dijo que los militares que lo detuvieron "querían eliminar a Alan García físicamente". Incluso indicó que tras viajar Alan García a Colombia, en condición de asilado político, el ex integrante del grupo Colina Martín Rivas fue destacado a este país como delegado militar.

Como se sabe, la detención de Del Castillo se produjo cuando un comando de 100 efectivos militares fue a buscar al actual presidente Alan García para capturarlo. Del Castillo fue secuestrado, pero García logró escapar.

El primer ministro precisó que en un momento de su detención pensó que iba a morir, al manifestar que fue trasladado en un vehículo particular, apuntado con un arma en la cabeza y con una capucha que le hacía perder la respiración.

Manifestó, además, que en ningún momento le dijeron por qué lo detenían y que no le permitieron ninguna comunicación con el exterior, ni con su abogado ni con su familia. En ese sentido, comentó que su esposa e hijos, quienes eran víctimas de amenazas, lo daban por desaparecido, ya que en ninguna institución, sea comisaría, hospital o las Fuerzas Armadas le daban razón sobre su paredero.

Indicó también que luego de su liberación, siguió siendo víctima de amenazas de muerte por teléfono y que hasta le llegaban a su casa arreglos florales fúnebres.

Como se sabe, la madrugada del 10 de abril el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas liberó a ocho personas, entre los que se encontraba Del Castillo.

"Fue un arresto muy violento, que pudo tener cualquier consecuencia. Había tres tanquetas y cerca de 100 efectivos dispuestos a todo. Me pusieron una capucha en la cabeza y ante mi resistencia me golpearon fuertemente", declaró Del Castillo luego de ser liberado.

Como prueba de la detención ilegal que sufrió, Del Castillo presentó un documento firmado por el general Nicolás de Bari Hermoza Ríos, entonces jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en el que se solicitaba la detención de un grupo de personas importantes, tanto política como socialmente, que podrían interferir en los planes del Gobierno con levantamientos tras el golpe de Estado Este documento, dijo, habría sido ordenado por el alto mando militar.

Luego de las preguntas de Rivera, procedió con el interrogatorio el abogado Ronald Gamarra y el defensor de Fujimori, César Nakazaki. Asimismo, el presidente de la sala, César San Martín.

La presentación del testimonio de Del Castillo culminó a las 11:30 a.m. aproximadamente. Luego de ello, la sala tomo un receso de unos minutos para luego proseguir con el testimonio de otro testigo, esta vez el coronel en retiro de la Policía Nacional Miguel Santiago Santana(tomado de elcomercio.com.pe)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios