www.diariocritico.com
Exoneración de impuestos para construcciones de emigrantes

Exoneración de impuestos para construcciones de emigrantes

Podrán ser beneficiarios quienes decidan construir tanto en áreas urbanas como rurales. Los únicos dos requisitos son: gozar de una situación legalizada en el país de residencia y la comprobación de la existencia de un crédito para la construcción en una entidad financiera de Ecuador.

El Concejo Metropolitano aprobó, en primer debate, una ordenanza que exonerará del 95 por ciento del pago del impuesto predial, por un lapso de diez años, a los emigrantes que decidan construir sus viviendas en la ciudad.

Inicialmente, la propuesta provino del embajador de Ecuador en España, Nicolás Iza, y fue presentada ante el Cabildo por el Vicealcalde, Andrés Vallejo, quien aseguró que esta es una forma de estimular la inversión en Quito.

Requisitos
Podrán ser beneficiarios quienes decidan construir tanto en áreas urbanas como rurales. Los únicos dos requisitos son: gozar de una situación legalizada en el país de residencia y la comprobación de la existencia de un crédito para la construcción en una entidad financiera de Ecuador.

La exoneración nunca será mayor al 95 por ciento y no podrá tener una vigencia mayor a diez años.
 
Además, el beneficiario deberá pagar normalmente el resto de impuestos y obligaciones con el Municipio.

Ampliación
El alcalde, Paco Moncayo, calificó esta iniciativa como una forma de solidaridad con las personas que han emigrado. “Es una excelente manera de fomentar el regreso de estas personas, facilitarles que tengan su vivienda y que puedan tener un futuro en este país”, dijo.

Sin embargo, pidió que se analice la posibilidad de ampliar esta ordenanza también para los emigrantes que quieran readecuar, mejorar o reconstruir sus viviendas existentes. “Sería un buen complemento”, señaló. Por su parte, Andrés Vallejo, aclaró que se tomará en cuenta esta sugerencia para la aprobación definitiva.

Regulación
La concejala Margarita Carranco señaló que debería crearse también un organismo y reglamentos para la regulación de esta ordenanza.

“Debemos dejar establecido quién puede ser beneficiario, porque de lo contrario, habrá mucha gente que quiera aprovecharse de la situación”, dijo y sugirió que la Casa del Migrante sea la encargada.

Vallejo comentó que hay que normar la ordenanza, pero “evitando que sea una cuestión demasiado burocrática. Hay que propender a que el trámite sea simple”.

Para Augusto Barrera, en cambio, se debe crear una Secretaría Metropolitana que ayude a agilizar el proceso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios