www.diariocritico.com

El nuevo cónsul de Bolivia en Chile

Un general “pro chileno”

Un general “pro chileno”

Designado ahora como nuevo cónsul general de Bolivia en Chile –en un cargo equivalente al de embajador- Bersatti mantiene lazos de amistad con los jefes militares chilenos. En particular con el jefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército, DINE, el general Ricardo Ortega.

La amistad data desde fines del período del general Juan Emilio Cheyre, cuando el militar boliviano estrechó lazos con sus pares chilenos. A comienzos de 2006, Bersatti invitó al general Ortega a La Paz, para que observara la asunción presidencial de Evo Morales, el 22 de enero, y su designación como comandante en jefe del Ejército boliviano, dos días después.

Según un reportaje que publica La Nación, bajo la firma del periodista Miguel Paz, desde La Paz, el gesto fue muy bien recibido por Cheyre, y considerado como el puntapié inicial de una nueva fase en la relación con los uniformados bolivianos, debido a los nexos de Bersatti con Evo Morales.

La invitación de Bersatti fue correspondida en marzo de 2006, cuando presenció la asunción de Óscar Izurieta como comandante en jefe del Ejército de Chile. "Ahí pudieron conversar y se produjo mucha empatía entre ambos comandantes en jefe", asegura una fuente del alto mando castrense.

Esto se tradujo en nuevos encuentros con peso simbólico para la relación bilateral. En agosto de 2006, Bersatti fue uno de los jefes bolivianos presentes en la ceremonia de aniversario del natalicio de Bernardo O’Higgins, en Chillán Viejo.

En la ocasión, un emocionado Óscar Izurieta manifestó que la asistencia del comandante en jefe boliviano era un hecho "histórico".

Ambos comandantes en jefe volverían a reunirse en marzo de 2007. De todas las reuniones, la de mayor relevancia histórica para ambos países se concretó el 10 de abril de 2007. En esa fecha, el Ejército chileno homenajeó al héroe boliviano de la Guerra del Pacífico y antepasado de la familia Luksic, Eduardo Abaroa.

La ceremonia, además, fue el escenario propicio para que la delegación boliviana, encabezada por el ministro de Defensa, Walker San Miguel, recordara su demanda marítima, algo que no ha dejado de estar en la agenda de la diplomacia militar, "pero con un grado de pragmatismo mayor que el mundo político", asegura otra alta fuente del Ejército chileno.

Ésta anticipa también que Bersatti tendrá un rol más conciliador que su antecesor Roberto Finot, quien salió del cargo luego de declarar que el acuerdo para una salida al mar para Bolivia estaba "casi listo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios