www.diariocritico.com

Observancia sobre propiedad intelectual

Lista Roja de Estados Unidos no preocupa a Gobierno de Chile

Lista Roja de Estados Unidos no preocupa a Gobierno de Chile

Como "sobredimensionada" calificó el director de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon), Carlos Furche, la reacción local ante el ingreso de Chile en la "lista roja" de Estados Unidos en cuanto al respeto de propiedad intelectual.
(Diario Hispanochileno) .-La controversia suscitada por el anuncio de la oficina comercial de Estados Unidos, USTR, de ubicar a Chile en su lista de observancia prioritaria, por no satisfacer el nivel de cumplimiento de la propiedad intelectual, generó inmediatas reacciones por parte del Ministerio de Economía y la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de nuestro país.

"Hace un par de días", explicó el ministro de Economía, Alejandro Ferreiro, el Gobierno se enteró de que Washington rebajó la categoría de Chile en materia de cumplimiento del respeto a la propiedad intelectual.

Por lo tanto, no le sorprendió que el lunes la Oficina de Representación Comercial de ese país (USTR) confirmara que ahora Chile quedó en la "lista roja", pero dice que hay frustración porque en el Ejecutivo han impulsado cambios legales en ese sentido: "La decisión nos resulta decepcionante, porque en este campo el Gobierno ha desarrollado un conjunto de esfuerzos claros, entendemos contundentes y, a nuestro juicio, también suficientes para cumplir a cabalidad con lo que el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. nos imponía. Si hubiese diferencias respecto de la aplicación del tratado, el propio tratado contempla mecanismos para dirimir las diferencias y no necesariamente la definición unilateral de uno de los países. En segundo lugar, ayer partió la tramitación en el Parlamento del proyecto que crea el Instituto de Propiedad Industrial".

Alejandro Ferreiro agrega que "Ellos han tomado una decisión. En esa categoría hay países como Israel, que son muy cercanos a EE.UU., y nosotros esperamos seguir cumpliendo con nuestras tareas, que no necesariamente derivan de lo que EE.UU. nos pide, sino de la convicción del Gobierno chileno en que la protección a la propiedad industrial es esencial en una economía moderna... Hay una cierta frustración, porque no nos parece consistente lo que hemos hecho con esta calificación".

En tanto, como "sobredimensionada" calificó el director de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon), Carlos Furche, la reacción local ante el ingreso de Chile en la "lista roja" de Estados Unidos en cuanto al respeto de propiedad intelectual. Explicó que, a diferencia de otros países que sí han sido castigados por este tipo de situaciones, Chile tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC) y no depende del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), rebajas que EE.UU. concede a distintons países unilateralmente. "Las concesiones son bilaterales, están reflejadas en un Tratado y para afectarlas se usan mecanismos establecidos, entonces de ninguna forma (esto) debe dar lugar a alguna represalia porque constituiría una violación del TLC", acotó.

Es más, recalcó que no hay ni un sólo producto que se comercialice con el gigante del Norte que esté fuera del TLC -"ese es uno de los logros"-, por tanto para adoptar cualquier represalia debe conversarse dentro de los mecanismos establecidos previa presentación de una controversia. "Y hasta ahora no se ha generado una controversia por este tema, y esperaría que no se transforme en una", señaló.

La modificación en la clasificación de Chile responde al descontento de las asociaciones de empresas farmacéuticas estadounidenses, las que estiman que en Chile la protección no satisface a sus expectativas y, en menor medida, de las de bienes basados en derechos de autor. Cabe considerar que en una calificación similar están Brasil, India, China y Argentina, entre otros, mientras que la Unión Europea estuvo en esta categoría entre 1991 y 2004.

María Angélica Sánchez, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Asilfa) -que reúne a los laboratorios nacionales-, explica que la recalificación de Chile por parte de la Oficina del USTR, es “una medida unilateral que pretende generar presión y ruido comunicacional. El cambio responde al descontento de las asociaciones de empresas farmacéuticas de EE.UU., las que son muy poderosas y estiman que en Chile la protección no responde a sus expectativas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios