www.diariocritico.com

Según las pesquisas el asesinato se cometió para que la suplente asumiera el cargo

Detienen a otro sujeto por asesinato de diputado panista

Detienen a otro sujeto por asesinato de diputado panista

El asesinato del legislador local de Guerrero, José Jorge Bajos Valverde, ocurrido el pasado 4 de enero, ha puesto en evidencia una oscura trama tejida desde las mismas oficinas del Partido Acción Nacional del estado.  De acuerdo a las primeras investigaciones, el autor intelectual del asesinato había sido Aldi González Rodríguez, esposo de la diputada suplente Jacqueline Orta Martínez. Sin embargo este día fue detenido el ex diputado federal, Angel Pasta Muñuzurri, por su presunta relación con el homicidio, en tanto un tercero involucrado en el crimen, el secretario general del PAN en la entidad, Ramiro Arteaga Sarabia, es buscado por las policías Investigadora Ministerial y la Federal Preventiva.
La Procuraduría General de la República (PGR) detuvo al ex diputado federal panista, Angel Pasta Muñuzuri, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, por su probable relación con el homicidio del legislador local, José Jorge Bajos Valverde. Luego de su detención, el ex legislador del Partido Acción Nacional (PAN) fue trasladado a la agencia central del Ministerio Público en Acapulco, donde se encuentran radicadas las investigaciones por el asesinato del diputado local.

Pasta Muñuzuri tenía como secretario particular a Aldi González Rodríguez, detenido el miércoles como presunto autor intelectual del homicidio de Bajos Valverde, quien es esposo de Jacqueline Orta Martínez, diputada local suplente del legislador asesinado. A la par de la detención de González Rodríguez, tambien fue consignado Francisco Galeana López.

De acuerdo con el titular de la Procuraduría de Guerrero, Eduardo Murueta Urrutia, los detenidos revelaron en sus primeras declaraciones que junto con el secretario general del PAN en Guerrero, Ramiro Arteaga Sarabia, planearon asesinar al diputado local panista para que su lugar en el Congreso local lo ocupara su suplente Orta Martínez.

Erika Aponte Gómez, esposa de Ramiro Arteaga, aseguró que éste "nunca cometería delito alguno", por lo que no entiende por qué lo relacionaron con el asesinato.  En conferencia de prensa, indicó que anoche, elementos policiacos catearon su casa, sin mostrar la orden correspondiente, e incluso le exigieron entregar "las armas que ocultaba", lo cual negó rotundamente.

Aponte Gómez estuvo acompañada de los padres del dirigente panista, así como de sus hermanas y amigos, donde repudió los hechos y exigió a las autoridades ministeriales esclarecer el crimen del diputado, quien era una persona cercana al gobernador Zeferino Torreblanca Galindo.

Calificó a su esposo como un padre excepcional, trabajador y siempre preocupado por el bienestar de su familia, y dijo temer por su vida. Asimismo, negó que Arteaga Sarabia estuviera detenido, aunque no reveló su ubicación.

Acotó que durante el cateo de ayer, los policías se llevaron su  teléfono celular y le advirtieron que la línea sería intervenida, por lo cual mantiene contacto con su esposo a través de amigos.

Arteaga Sarabia, en una columna publicada en un diario local en días pasados, había hecho referencia al asesinato de Bajos Valverde, al cual consideró trágico, y refirió que compartía con él el proyecto de bien común del PAN.

"Jorge Bajos fue víctima de una oscura y siniestra mano asesina, de un ser que poseía un arma de uso exclusivo del Ejército y que hasta este día no ha sido identificado ni detenido", citó en dicha publicación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios