www.diariocritico.com

Los antecedentes: Aranjuez se amotina

Aranjuez tuvo uno de los papeles protagonistas en la Guerra de la Independencia de 1808. Y es que el avance de las tropas francesas y la posibilidad de que los monarcas españolas huyeran del país llevaron a los vecinos de esta localidad de la vega del río Tajo a amotinarse.

Aunque el celebre motín de Aranjuez tuvo lugar en 1808, los hechos que lo desencadenaron empezaron a fraguarse unos años antes. En 1801, bajo el reinado de Carlos IV, se firma el Tratado de Aranjuez, por el que España se alía con Napoleón para unir sus fuerzas contra los ingleses.

Años después, en 1807, el valido del rey Carlos IV, Manuel Godoy, firma con Napoleón Bonaparte el Tratado de Fontainebleau en el que se estipula la invasión franco-española de Portugal, el aliado de Inglaterra. Para ello se permite el paso de las tropas francesas por territorio español. Sin embargo, el emperador francés aprovecha la ocasión para desplegar sus tropas por España e invadir el país.

Ante el aumento de la presencia francesa en territorio español, que controlaba las comunicaciones no sólo con Portugal, sino también con Madrid, en marzo de 1808, Godoy propone a Carlos IV, que era bastante impopular, y a la familia real que se traslade a Aranjuez para que desde allí, en caso de necesidad, puedan huir a Sevilla para embarcarse hacia América.

El 17 de marzo de 1808, tras correr el rumor de la huida del monarca a América por las calles de Aranjuez, el pueblo, dirigido por partidiarios del Príncipe de Asturias, Fernando VII, se agolpa en torno al Palacio Real y asalta el palacio de Godoy, quemando sus enseres.

"El motín fue un golpe de estado provocado por la nobleza, por el hartazgo del pueblo de Aranjuez, que veía cómo la familia real podría dejar de vivir en la localidad", explica el primer teniente de alcalde y concejal de Presidencia, Manuel Romero.

Dos días después, Godoy es encontrado en su palacio y trasladado hasta el Cuartel de Guardias de Corps, en medio de una lluvia de golpes. Este acontecimiento obliga a Carlos IV a abdicar ese mismo día en su hijo Fernando VII, quien interviene evitando el linchamiento del valido.

El motín de Aranjuez no sólo supuso el cambio de monarca, fue también el principio del fin del Antiguo Régimen, del absolutismo. Pocos meses después de desencadenarse la Guerra de la Independencia, el 25 de septiembre de 1808 se constituyó en el Real Sitio la Junta Central Suprema, impulsora de la primera constitución española, la Constitución de 1812, donde se reunieron 34 representantes de toda España.

"Con motivo del BIcentenario, el 25 de septiembre de este año, queremos hacer un encuentro con los representantes de esas 34 regiones que acudieron en 1808, el presidente del Congreso y el presidente del Senado", apunta el primer teniente de alcalde.

Un motín todos los años
Desde el año 1982, cada 6 de septiembre, Aranjuez conmemora el motín con una representación del mismo, con motivo de las fiestas patronales. Cada año, los propios vecinos de la localidad se meten en la piel de los personajes que protagonizaron la revuelta. En total, unos 200 ribereños, de distintas generaciones, participan en la representación.

Pero no son los únicos actos que se celebrarán en Aranjuez. Exposiciones, conferencias, un festival de música y conciertos, una corrida goyesca, unas jornadas gastronómicas y un monumento conmemorarán lo que ocurrió en Madrid en 1808.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.