www.diariocritico.com

El PP adelanta que votará 'no'

Rajoy anuncia que el PP votará 'no' y pide a Zapatero pactos sólo a dos

Rajoy anuncia que el PP votará 'no' y pide a Zapatero pactos sólo a dos

> ENTRE EN LA TERTULIA ON-LINE>>
·  “No le he visto esta mañana ni en estos cuatro años a la altura de las circunstancias”
· “Fue usted el que ha querido imponer su idea de España… No fui yo el que inventó el Pacto del Tinell contra el PP”
&mi

Nos oponemos a la investidura del candidato. La primera frase de Rajoy en la frente de Zapatero. El socialista ya ha quedado avisado de por dónde va a discurrir la legislatura: terminó la anterior con bronca y tensión y ésta comienza de igual manera. Y ello porque, según Rajoy, “no le he visto esta mañana ni en estos cuatro años a la altura de las circunstancias”.
Era muy esperada la respuesta del líder de la oposición, Mariano Rajoy, al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno; sobre todo para pulsar el estado del principal grupo en la oposición para los próximos cuatro años. Ya no hay duda: será otra legislatura dura, como la anterior. Buena prueba de ello es la actitud del diputado popular Miguel Arias Cañete desde su escaño cuando Zapatero, en el turno de réplica a Rajoy, le llamó caradura con un típico gesto físico que le valió la reconvención del presidente del Congreso, el socialista José Bono.

Ha sido Rajoy crítico y cítrico en su respuesta a Zapatero. Y le ha dicho algunas cosas realmente contundentes: “No le he visto esta mañana ni en estos cuatro años a la altura de las circunstancias” -lo cual resume todo lo demás-; “fue usted el que ha querido imponer su idea de España a todos los españoles”,No fui yo el que inventó el Pacto del Tinell contra el Partido Popular”… En definitiva, que “nos oponemos a la investidura del candidato”, algo que Zapatero le echaría luego en cara, recordando que fue el propio Rajoy el que dijo en campaña que si el PP ganaba las elecciones el PSOE debería abstenerse en la investidura.

El discurso de Rajoy estuvo un poco deshilachado, pero, eso sí, criticando duramente las políticas realizadas por Zapatero en los últimos cuatro años. Unas políticas por las que “siento una profunda desconfianza”, porque en cuatro años se ha ocupado de todo “menos de las cosas esenciales”. Con esos antecedentes, “¿qué crédito tengo que dar a sus palabras de esta mañana?”.

Recogiendo el guante, Rajoy le dijo a Zapatero que “estoy dispuesto a hablar cuando usted lo desee”, y también que “sus propuestas de acuerdo tomo en consideración”. Ahora bien, ¿en qué se concretan?

Su artillería pesada la lanzó Rajoy sobre el capítulo económico, en el que el popular ve que al candidato “le ha faltado rigor tanto en el diagnóstico como en sus soluciones”. Le ha dicho que no estamos en campaña y que ahora puede decir la verdad: que los salarios están subiendo por debajo de los precios, que es “desalentador” el nivel de crecimiento del PIB, que aumenta el paro por encima de la media europea, pasando del 8,1 al 9 % y, en definitiva, que “no somos más fuertes, señorías; somos más vulnerables”. Y ello pese a que Zapatero ha gozado de un ciclo envidiable que “se ha acabado” y en el PP no han visto voluntad para hacer reformas estructurales. “La palabra clave es confianza, y ésta se basa en la seguridad”. Y para Rajoy, Zapatero no ofrece esa imagen.

Hay cuestiones que PP y PSOE podrían compartir, como políticas de dependencia, incremento pensiones, etcétera, pero, claro, todo ello debe sustentarse en una buena política económica, que es la que Rajoy no ve en Zapatero. 

En busca del bipartidismo perdido
 
A la oferta de diálogo lanzada por Zapatero en su discurso matinal, Rajoy no se ha cerrado en banda, pero sí ha lanzado unas exigencias ya conocidas: “Le tomo la palabra”, le dijo Rajoy –recordando que fue él mismo quien dijo en campaña que si él ganaba lo primero que haría sería llamarle para ponerse de acuerdo en una serie de ideas fundamentales-, “estoy dispuesto a hablar cuando usted lo desee”; ahora bien, los pactos de Estados “tienen que ser entre ustedes y nosotros en todo caso y, si luego se suman otros, mejor, pero condición indispensable es que estemos en ese pacto los dos grades partidos que representamos al 92 % de los diputados en esta Cámara”.

La respuesta al consenso no puede ser más contundente y vale para todos los temas, incluyendo la política antiterrorista, porque todos los grupos de la Cámara son partidarios de acabar con ETA, perounos queremos la derrota de ETA y otros no quieren que el final se acabe con una derrota. En el fondo no quieren ver derrotados sus fines políticos”. En definitiva, Rajoy le pidió concreción a Zapatero, porque “necesitamos ver el camino que vamos a recorrer”.

“Espero sus rectificaciones para que podamos entendernos. Todos saben de mi predisposición”… especialmente en el pacto antiterrorista: todo lo que sea para derrotar a la banda “contará con mi apoyo”. Pero hay que concretar, al igual que en inmigración, donde Rajoy nada le ha escuchado sobre qué salida va a dar a los inmigrantes ilegales “que ya se encuentran en nuestro país”. También puso de relieve el líder de la oposición la falta de medidas en el discurso de investidura contra “el crimen organizado”, que “es más violento, dispone de más recursos”, y contra la violencia contra las mujeres, que requiere otras medidas… “Es preciso gobernar y habilitar más recursos económicos y humanos”, le dijo Rajoy.

En otros asuntos, Rajoy ha vitos ‘parco’ a Zapatero en política exterior, que ha desembocado en el “aislamiento” que hemos podido comprobar (famosa foto de Zapatero solo en la OTAN), o no ha dicho nada el candidato socialista sobre una real política de agua, más allá de la “recomendación de que en España no se consuma tanto”. En definitiva, que para Rajoy, Zapatero sólo improvisa y anuncia fórmulas muy costosas para llevar agua a Barcelona desde Francia.

En cuanto al espinoso capítulo de la Justicia, con la grave problemática existente, parece que lo único que le preocupara a Zapatero, según la versión de Rajoy, es la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Y ahí llegó el aviso del PP: no se trata sólo de hacer esa renovación, sino de un conjunto de medidas y reformas para atajar la situación. Es decir, un gran pacto por la Justicia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios