www.diariocritico.com

Cristina Garmendia suena como ministra de Innovación

En medio del secretismo oficial, sigue el rosario de rumores acerca de los posibles ministros del nuevo Gobierno de Zapatero. Las últimas voces apuntan a un nombre de mujer que suena con fuerza: Cristina Garmendia.

Garmendia, presidenta de Genetrix, grupo de referencia en la promoción de iniciativas empresariales en el ámbito biofarmacéutico, sería una apuesta personal de Zapatero para gestionar un ministerio de nueva creación: el de Innovación, que, desgajado de Industria, coordinaría temas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y también tendría competencias en materia educativa.

Cristina Garmendia no tiene perfil político, sino empresarial: posee una amplia experiencia en alta dirección y ha presidido la Asociación Española de Bioempresas, además de haber formado parte de la Junta Directiva de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales). Licenciada y doctora en Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid), es figura de referencia en el sector biotecnológico español.

Valcárcel podría ser una de las nuevas caras

Otro de los nombres femeninos que siguen ‘sonando’ con fuerza para entrar en el nuevo Gobierno y que este diario ya apuntó hace tiempo, es el de la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familia y Discapacidad, Amparo Valcárcel, precisamente para hacerse cargo del ministerio del nuevo departamento de Asuntos Sociales o Bienestar Social, si es que al final Zapatero decide desgajarlo de Trabajo. Valcárcel es leonesa como Zapatero y  una mujer de la absoluta confianza del líder del PSOE.

Miguel Sebastián suena con fuerza

Por otra parte, cobra fuerza el rumor de que el antiguo director de la Oficina Económica del Presidente en Moncloa y último candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, será recompensado finalmente con una cartera en el nuevo Equipo de Gobierno. Todo apunta a que se trataría de  un minimizado Ministerio de Industria. Aunque no sería del agrado de Solbes, con quien mantuvo sus más y sus menos cuando estaba como asesor de Zapatero, este departamento perdería poder -incluso el vicepresidente solicitó que pasara a ser una secretaría de Estado dentro de su macro-ministerio-.

Otro nombre que ha sonado para ocupar más altos destinos ha sido el de Aurelio Martínez, hasta ahora presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que, según los rumores, podría pasar a encargarse de asuntos de mayor responsabilidad, quizá en alguna secretaría de Estado.


El entorno de López Aguilar asume que no será ministro

Todos no caben. La obligación impuesta por el propio Zapatero de cumplir la paridad en el Gobierno parece que puede provocar algún que otro ‘damnificado’. Uno de los que parece que se van a ver afectado y cuyo nombre ha figurado durante estas últimas semanas en todas las quinielas, es el del canario, Juan Fernando López Aguilar. Todo apuntaba a que podría entrar de nuevo en el equipo ministerial pero en su entorno, según ha podido saber este diario e-Xclusivo, parece que tienen asumido que ‘va a ser que no’. Sin embargo, nos dicen que el líder del PSOE podría encomendar alguna tarea relacionada con uno de los proyectos en los que más ilusión está poniendo: la Alianza de Civilizaciones.


El nuevo titular de Defensa “no ha hecho la mili”

Mucha guasa hubo durante toda la mañana en los pasillos del Congreso a cuenta de la formación del nuevo Gobierno que, por fin, el ya investido Zapatero desvelará este sábado. En vista de que él  no suelta prenda, los rumores y las quinielas continuaron circulando por los pasillos mientras se celebraba la segunda vuelta de la sesión de investidura, que acabó sin sorpresas.

Y hasta los propios ministros - los actuales, claro- entraban en el juego, y al ser abordados por los periodistas para saber si habían sido “llamados” o “confirmados” en sus carteras por el presidente, contestaban con las bromas más variopintas. Entre ellos, el de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que no tuvo empacho en explicar que a él le había confirmado “de pequeño un señor, dándome un cachete en la cara”. Con muy buen humor replicaron también las ministras  de Educación, Mercedes Cabrera – una de las que dicen que no repite- o la de Fomento, Magdalena Álvarez. La malagueña, -a la que algunas fuentes siguen viendo en el Gobierno, aunque en otra cartera- , incluso se explayó con la prensa, muy dicharachera. Eso sí, decir, no dijo nada de su futuro alegando que ella “no habla sobre sí misma”. 

El que también puso su granito de arena en el ‘misterio’ fue el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, quien en un corrillo confirmó que lo único que sabe es que el nuevo titular de Defensa “no ha hecho la mili”. “Entonces, es una mujer”, le contestó un colega. “Bueno, tampoco yo la hecho”, replicó Pepiño muerto de risa… finalmente será Carme Chacón la primera mujer que ocupe el Ministerio de Defensa.

Y de mujeres iba la jornada porque también se mantenían los rumores de que en la secretaría de Estado de Comunicación habrá una mujer en lugar de Fernando Moraleda al que ‘casi’ todos en La Moncloa parece dan por amortizado. La solución, el sábado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios