www.diariocritico.com

Especial Diariocrítico - El nuevo Gobierno

MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA


 


Pedro
Solbes Mira


 
Biografía:
- Nació en Pinoso (Alicante) el 31 de agosto de 1942.
- Doctor en Ciencias Políticas, licenciado en Derecho  y Diplomado en Economía Europea.
- En 1991 fue nombrado Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.
- Entre 1993 y 1996 ocupó el puesto de Ministro de Economía y Hacienda.
- En septiembre de 1999 fue nombrado Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.
 


- Perfil político -
 
Solbes, factótum económico del Gobierno

La continuidad de Pedro Solbes al frente de los asuntos económicos del Gobierno ha sido una de las pocas certezas con que se contaba antes de conocer las líneas maestras del nuevo Consejo de Ministros que con tanto secretismo ha guardado Zapatero.

El ministro de Economía y Hacienda mantiene su cartera, así como la Vicepresidencia Segunda. Pero, además, según se ha comentado en las últimas semanas, el propio Solbes ha solicitado tener un control muy directo sobre ministerios con fuertes implicaciones para la economía española, como Industria -a cargo de Miguel Sebastián, cartera que perdería alguna de las competencias asignadas en gobiernos anteriores-, Innovación -gestionado por Cristina Garmendia- o Trabajo -tutelado por Celestino Corbacho-.

Solbes se hace fuerte así en un Gobierno que tiene la economía como una de sus principales preocupaciones: la creciente inflación, la desaceleración económica, la crisis del sector de la construcción, la ralentización del consumo o la pérdida de competitividad de las empresas españolas son algunos de los problemas a los que Solbes habrá de buscar solución urgente.
 


- Los retos del Ministerio -
 
Al rescate del ladrillo


Según el discurso de investidura de Zapatero, con más protagonismo que nunca de la economía, estas soluciones se buscarán, en primer lugar y de manera urgente, acudiendo al 'rescate' del sector de la construcción, con medidas como:

- Aceleración de las licitaciones de obra pública.
- Construcción de un millón y medio de viviendas protegidas en diez años.
- Fomento del alquiler.
- Rehabilitación de casas, edificios y barrios.
- Recolocación de parados procedentes del sector.

A medio plazo, el ministerio de Solbes habrá de hacer frente a las reformas fiscales anunciadas por Zapatero (deducción de 400 euros en el impuesto sobre la renta de pensionistas, trabajadores y autónomos, reducción del 30% en las cargas administrativas para empresas, reforma de los impuestos de sucesiones y donaciones y ampliación del plazo de las hipotecas, sin costes adicionales, para familias en condiciones de especial necesidad), así como a reformas laborales y en el sistema de Seguridad Social, tales como el incremento del salario mínimo o de las pensiones o la mayor dotación presupuestaria para la Ley de Dependencia.


Desaceleración económica

Solbes será, por tanto, el encargado de hacer cuentas para que todas estas medidas, que suponen importantes desembolsos con cargo a las cuentas del Estado, no terminen con el superávit generado en los últimos años y no perjudiquen más el ya de por sí decreciente crecimiento económico español. En este sentido, todos los grandes organismos económicos, nacionales e internacionales, han hecho saltar las alarmas: aunque consideran que la economía española no va a dejar de crecer, sí aportan datos que recortan, y mucho, las expectativas generadas por Pedro Solbes y llevadas a los últimos Presupuestos Generales del Estado. Así, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,1% anunciado por el ministro de Economía, será de solo un 2,4%, según los cálculos del Banco de España; el FMI es aún más pesimista y cifra el avance en un tímido 1,8%.

El alza de los precios del petróleo y las materias primas está causando estragos en la economía global, pero, por lo que respecta al caso español, una de las tareas más urgentes será afrontar las consecuencias que está teniendo el frenazo en la construcción: la inversión residencial ha descendido, los precios se están estancando, el paro en el sector está creciendo y hace subir la tasa en conjunto y los bancos advierten de que, aunque el sector bancario español es fuerte y dispone de liquidez, pueden crecer los impagos de créditos hipotecarios.

Uno de los colectivos que han tomado la delantera a la hora de solicitar conversaciones con el nuevo Ejecutivo son los empresarios: la patronal no quiere oír hablar de un aumento de los costes salariales -sobre todo, del salario mínimo, que Zapatero prometió aumentar en la campaña y en su discurso de investidura- y solicita medidas urgentes para evitar que se destruyan 800.000 empleos en los dos próximos años.
 

 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios