www.diariocritico.com
La fábula abrileña del mitómano Hugo

La fábula abrileña del mitómano Hugo

El irrespeto que demuestra Hugo Chávez es total. Para este militarote déspota, es su derecho encadenar radios y televisoras un domingo por más de tres horas cuando millones de personas desean ver en la tranquilidad de sus casas y en el día de asueto, películas, programas recreativos o educativos o lo que les venga en gana. Chávez se cree otro Fidel Castro que se impuso al pobre pueblo cubano y lo esclavizó por casi medio siglo y ahora le pasa el fuete a su hermanísimo, el tirano suplente Raúl.

Chávez decide imponerse grotesco, repetitivo, fastidioso. Contar mentiras como si Venezuela fuese un país de desmemoriados a los que puede imponerle su cuento mendaz sobre una aclamación popular que se ha inventado, cuando la realidad es que si no hubiese sido por la ineptitud de quienes se adueñaron de la gesta libertaria de millones de venezolanos, aquel 11 de abril cuando se lanzaron a las calles, sin armas, sólo provistos de banderas, coraje y deseos de libertad y democracia, él hace mucho hubiese salido del Poder.

Chávez y sus conmilitones cuentan una historia mentirosa, donde este militarote cobarde, especialista en huidas y sollozos al momento de verse perdido se presenta y lo presentan como un titán, cuando para todos su heroicidad es siempre aquella que le valió el calificativo de “Héroe del Museo Militar”, el lugar donde se escondió después de fracasar en aquel sangriento Golpe de Estado de febrero del año 1992, con el cual pretendió hacerse a la fuerza con el Poder…

Poniendo en práctica aquello de que una mentira mil veces repetida se convierte en verdad, ya tiene 6 años remachando las mismas farsas sobre los hechos que se sucedieron los días 11, 12 y 13 de abril de 2002, y si algo ha variado, es que año a año inventa más multitudes aclamándole y más gestos heroicos, cuando todos le vimos lloriqueándole a dos Monseñores de la iglesia católica, y contando, en el momento del aturdimiento y el pánico que lo atrapó al verse fuera del Poder, que había tenido que lavarse tres veces su ropa interior, mientras esperaba que “Papá Castro” lo rescatara. ¿Obsesión higiénica o miedo que descompone el estómago?

Como comentaba y he comentado otras veces, la torpeza y la ambición de los que se erigieron en líderes de aquella oposición heroica fueron las verdaderas causas de que el militarote se volviera a entronizar. Aquella oposición heroica conformada por cientos de miles de hombres y mujeres, que pacíficamente se lanzaron a las calles y llenaron autopistas y avenidas y trataron de  dirigirse al Palacio de Gobierno para exigirle al aprendiz de tirano que saliera del Poder, fue masacrada por grupos oficialistas. Fueron grabados en video mientras disparaban contra seres indefensos, desarmados, pacíficos, pero este régimen forajido los exculpó y hoy gozan de prebendas e impunidad absoluta, mientras inocentes funcionarios policiales que trataron de proteger a esa ciudadanía,  se pudren en cárceles donde han sido encerrados sin derechos y sin posibilidad de justicia real.

Este año otro templete. Vuelve Chávez a mentir y recubrir de más fábulas esas fechas de abril… Ahora aparece con el cuento de una nueva misión, la “13 de abril” que contraviniendo a la gran mayoría de venezolanos que el 2 de diciembre del año 2007 le dijeron NO a su pretensión de convertirnos en una tiranía comunista y tenerlo a él de por vida en el Poder, anuncia que “buscará la fijación de los valores socialistas sobre el territorio comunal para ir conformando las comunas socialistas"…

Hasta cuándo este déspota seguirá desoyendo al pueblo, a ese pueblo que le dijo NO el 2 de diciembre pasado, el mismo que aquel 15 de agosto de 2004 votó masivamente su salida en un Referéndum Revocatorio Presidencial que él y sus cómplices amañaron.

Ni siquiera obligando a los empleados públicos a asistir a esos actos, amenazando y extorsionando logra llenar sus templetes… Atormenta a un país a través otra abusiva cadena de radio y televisión, y con descaro el militarote grita -y cito textual- “…A este Palacio, adecos, copeyanos y sus derivados más nunca volverán”, como si el palacio de gobierno de Venezuela le perteneciera y él pretendiera no permitir nunca más alternabilidad, elecciones transparentes, voluntad de cambio. Por eso se oye con insistencia que planea algo siniestro que le permita suspender las elecciones para alcaldes y gobernadores que con seguridad perderá, como perdió la consulta del 2 de diciembre pasado…

Eleonora Bruzual
[email protected]

* Trascripción de la Columna Radial que se transmite diariamente a través de los Noticieros de Radio Mambí 710 AM del Circuito Univisión de Miami, Florida

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios