www.diariocritico.com

La ONU reanuda los envios de alimentos tras la suspensión

La Junta militar de Birmania confisca la ayuda humanitaria de medio mundo

La Junta militar de Birmania confisca la ayuda humanitaria de medio mundo

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) anunció esta tarde que finalmente mañana se procederá al envío de dos aviones con ayuda para los damnificados por el ciclón 'Nargis' pese a que inicialmente se había anunciado la suspensión de los vuelos humanitarios debido a la negativa de la Junta militar a autorizar que la ayuda sea distribuida por cooperantes extranjeros.
"El PAM ha decidido enviar dos aviones con ayuda como estaba previsto mañana, mientras continúan las discusiones con el Gobierno de Birmania sobre la distribución de los alimentos que fueron enviados hoy y no entregados al PAM", indicó la agencia de la ONU en una breve declaración escrita de su directora de Política Pública y Comunicaciones, Nancy E. Roman.

   Según explicó la responsable del PAM, dos aviones de la agencia llegaron hoy a Birmania "con galletas altamente energéticas suficientes para alimentar a 95.000 personas hambrientas". Además, el jueves el PAM envió "suficientes galletas para 21.000 personas, gran parte de las cuales fueron remitidas en las últimas 24 horas a las zonas más afectadas".

   Por otra parte, en declaraciones recogidas por Reuters, el director del PAM para Asia, Tony Banbury, adelantó que la ONU emitirá este viernes un llamamiento solicitando 115 millones de dólares (casi 74,5 millones de euros) en alimentos de emergencia y ayuda para las víctimas del 'Nargis'. "La porción destinada al PAM para nuestra operación de emergencia es de 65 millones de dólares", explicó.

Escándalo

    Por otra parte, el comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, considera "bastante escandaloso" que las autoridades birmanas no abran sus fronteras al personal humanitario para que puedan asistir a las víctimas afectadas por el ciclón.

    En declaraciones a France Info, Michel se mostró partidario del "deber de injerencia" y "el deber de protección" y recordó que se ha puesto en contacto con las autoridades birmanas para exhortarles a abrir las fronteras y permitir la entrada en el país del personal humanitario. "Por lo tanto --añadió-- es bastante escandaloso que no se produzca esta apertura".

   Michel insistió en que se debe de hacer "todo lo posible" para hacer llegar la ayuda a las numerosas víctimas para "aliviar su sufrimiento". "Cuando se ve la amplitud del desastre de este ciclón no hay ninguna excusa para que las autoridades birmanas no permitan el acceso", agregó. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios