www.diariocritico.com

Bachelet decidió que nadie podrá ingresar a la “zona cero” en tres meses

Ahora la lluvia: el 90% de Chaitén quedó bajo el agua

Ahora la lluvia: el 90% de Chaitén quedó bajo el agua

Hasta la tarde del miércoles habían precipitado 120 milímetros de agua, afirmó el intendente de Los Lagos, Sergio Galilea. En una conferencia de prensa, Galilea mostró imágenes de la ciudad, que debió ser desalojada por el peligro que reviste la erupción del volcán homónimo.
 
En varios sectores de Chaitén el agua acumulada llega desde los 50 centímetros hasta los dos metros de profundidad y en algunos casos, está mezclada con lodo, debido a los sedimentos que el volcán depositó en los ríos Blanco y Rayas.

El jefe regional señaló que cerca de la una de la tarde se produjo el desprendimiento de una columna de material piroclástico desde el cráter del volcán, que arrasó con dos kilómetros de bosques y además depositó una gran cantidad de material sobre los cauces de los ríos mencionados.

Casi en forma simultánea, la Presidenta Michelle Bachelet decidió que en un período de tres meses nadie podrá ingresar a Chaitén ni a sus alrededores.

"Hoy día es imposible llevar familias o personas a recuperar enseres a la ciudad. El peligro es demasiado grande", informó el ex ministro en campaña y titular de Defensa, José Goñi.
 
Goñi dejó su cargo de representante directo en la zona de emergencia a la sicóloga Paula Narváez, nombrada el martes como delegada presidencial.
 
La prohibición de volver a la ciudad fue aceptada con resignación por los chaiteninos albergados en Puerto Montt, que pese a la pena por mantenerse lejos de su hogar consideraron razonable la medida por la falta de seguridad.
 
"Yo al menos no estoy dispuesta a ir. Sé que perdí todo, pero si la Presidenta dice que no hay que ir, por algo será. Tenemos que respetar esa decisión", señaló María Hermosilla, una de las mujeres evacuadas por la emergencia.

La fuerza del temporal que ha afectado en las últimas horas a la zona ha afectado a las comunicaciones, y en Futaleufú -otra localidad azotada por la ceniza volcánica- no había el miércoles telefonía móvil, ni fija, ni servicio de internet.

Entretanto, el ministro de Defensa de Bolivia, Walter San Miguel, viajó este miércoles a Chile para visitar a los damnificados por la erupción del volcán Chaitén y transmitir la disposición del Gobierno de Evo Morales a colaborar en todo lo que esté a su alcance.
 
San Miguel se trasladará a la zona del desastre junto a su homólogo de Chile, José Goñi, para visitar los campamentos en los que están alojadas las familias afectadas, informó en un comunicado el Ministerio boliviano de Defensa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios