www.diariocritico.com

Se 'calienta' el Congreso del PP

Cascos enmienda la definición del PP, por ser imprecisa e inconexa

Cascos enmienda la definición del PP, por ser imprecisa e inconexa

El ex-vicepresidente del Gobierno y ex-secretario general del PP Francisco Alvarez Cascos ha presentado una enmienda de sustitución a tres apartados de la Ponencia Política en los que el partido se define como de centro, reformista y liberal.
Cascos argumenta que los apartados que propone sustituir son "imprecisos e inconexos" entre sí, "no perfeccionan la definición ideológica del PP y por el contrario podrían ser interpretados como restricciones del espacio político en el que se encuentra asentado".

   Frente a la redacción de los ponentes, Alvarez Cascos plantea recuperar los apartados de la Ponencia Política aprobada en el X Congreso Nacional de Sevilla, que a su vez los tomó del IX Congreso Nacional de la refundación del PP. En aquel momento el PP se equiparaba con los partidos demócrata-cristianos, conservadores y liberales del resto de Europa. En aquella ponencia no había ninguna referencia al "centro" como incluye la ponencia que se debatirá en Valencia.

Los puntos que enmienda Cascos

  
Concretamente, Alvarez Cascos enmienda los puntos 36, 42 y 44 de la Ponencia que se discutirá en el Congreso de Sevilla. En el primero de ellos, el PP se define "como un partido de centro que hace de la moderación el eje central de su discurso y praxis política y que es consciente del ansia generalizada de la sociedad española por moderar la vida política en nuestro país".

   En el segundo, los ponentes afirman: "somos una formación política reformista que, donde gobernamos o hemos gobernado, hemos hecho de las reformas el medio más importante de transformación y mejora de la sociedad".

   En el tercero, el PP se define como "un Partido Liberal que asume la tradición del liberalismo español surgido de la Constitución de Cádiz". También dice que propugnan "la libertad, la igualdad y el merito individual como valores que sustentan el progreso de la sociedad" y que creen el "Estado debe garantizar socialmente la igualdad de oportunidades entre las personas, así como el equilibrio territorial mediante políticas que fomenten la cohesión".

Sus argumentos

  
Alvarez Cascos argumenta que los apartados a los que presenta enmiendas son "textos imprecisos e inconexos entre sí, que no perfeccionan la definición ideológica del PP y que, por el contrario, podrían ser interpretados como restricciones del espacio político en el que se encuentra asentado el partido, y como un retroceso de los avances transcendentales para España que supuso la refundación del PP".

  Por estos motivo Alvarez Cascos propone recuperar la definición de los dos congresos citados, con el texto siguiente:

  1.- "El Partido Popular, identificado con el sentido humanista y liberal de la cultura europea, cuyo legado de principios aspira a conservar, se define como una organización política popular y reformista inspirada en los principios liberales y del humanismo cristiano, dirigida a lograr la evolución democrática de la realidad social española para conseguir que las exigencias y contenidos de la libertad, la igualdad de oportunidades, la solidaridad y la justicia alcancen a todos los ciudadanos sin discriminación y sean el fundamento colectivo de un proyecto de modernización nacional y de progreso".

  2.- "El Partido Popular se propone realizar en España el mismo proyecto global que desempeñan en el resto de Europa los partidos demócrata-cristianos, conservadores y liberales, con quienes comparte, en comunidad ideológica, la defensa de la persona humana, de su dignidad, responsabilidad y libertad y de las instituciones que lo protegen frente al estatismo dirigista e interventor inherente a todo socialismo así como un modelo de sociedad abierta y antiautoritaria".


La supresión del Comité Autonómico, otra de las enmiendas

  
El ex vicepresidente pide la supresión del Comité Autonómico que, a su juicio, constituye un "paso atrás" y una "suplantación encubierta" de los órganos naturales de dirección del partido. Es más, cree que al dotar a ese comité de competencias ejecutivas se produce un "menoscabo" en el liderazgo de la Presidencia del PP.

   La Ponencia que han redactado Alberto Nuñez Feijóo, Rosa Estarás y Alfonso Fernández Mañueco propone incorporar a los Estatutos este Comité Autonómico --en el que estarían integrados los presidentes autonómicos del PP--, que constituiría "un órgano de gobierno" competente para orientar las políticas del partido en relación con el desarrollo autonómico.

   Así, el ex secretario general de los 'populares' plantea la supresión de este comité argumentando cuatro razones: una política, otra normativa, una tercera organizativa y, en cuarto lugar, por motivos funcionales.

1. La política


 
Cascos arguye que "políticamente supone un cambio sustancial del modelo del partido, al dotar a este nuevo órgano de competencias ejecutivas que corresponderían al Comité Ejecutivo Nacional y a la Junta Directiva Nacional, y menoscabar el necesario liderazgo de la Presidencia del partido". Por el contrario, dice que el vigente Consejo Autonómico, con fines de asesoramiento, se ajusta al modelo que él preconiza.

2. La normativa
  
Cascos explica que normativamente supone una "perversión de la jerarquía de dirección del partido, desde el momento en que un órgano integrado por personas no elegidas por el Congreso Nacional se sitúa, en determinadas competencias, por encima de la capacidad de dirección del Comité Ejecutivo Nacional elegido por los compromisarios del Congreso".

3. La organizativa

   El ex ministro señala que, organizativamente, es "profundamente asimétrico, al comprobar que no se proyectan hacia los niveles territoriales inferiores del partido  los órganos homólogos: 'comité provincial', en el ámbito regional, formado por los presidentes provinciales y de diputaciones provinciales; y el 'comité local', en el ámbito provincial, formado por los presidentes locales y los alcaldes".

4. La funcional
 
Finalmente, Alvarez-Cascos recalca que "funcionalmente es un paso atrás en la racionalidad del organigrama de distribución competencial" y una "suplantación encubierta de los órganos naturales de dirección del partido y, como todos los modelos escorados hacia un ámbito, es una garantía de ineficacia de la toma de decisiones en el partido, cuando no una previsible fuente de conflictos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios