www.diariocritico.com

Marín no quiso al dictador guineano en el Congreso

Rajoy estrechó la mano de Obiang en el Ritz

Dicen en el PP que ha sido para decirle “sin complejo” que sus “gestos” liberalizadores en Guinea son “claramente insuficientes”. Pero Rajoy dio la mano a Obiang en el Ritz después de que se suspendiera su visita al Congreso. El presidente Marín anunció anoche a los portavoces que se suspendía la visita al Congreso del dictador Obiang y les 'regañó' por el cúmulo de declaraciones en contra del ecuatoguieano que se sucedieron a lo largo de ese día. Exteriores dice que ha sido Obiang quien decidió suspender la visita a la sede parlamentaria, en la que iba a firmar en el Libro de Honor.

La visita del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, al Congreso de los Diputados, prevista para este miércoles, fue suspendida a última hora de la noche del martes. Tras un intenso día de gestiones diplomáticas, el Ministerio de Asuntos Exteriores decidió dar por cancelada la visita de Obiang al Congreso y la estampación de su firma en el libro de honor debido a la reacción contraria de casi todos los grupos parlamentarios.

La visita de Obiang a la sede parlamentaria suscító una viva polémica en el Parlamento durante todo el día. Tanta, que el presidente del Congreso, Manuel Marín, abroncó anoche a los portavoces de los grupos parlamentarios por sus declaraciones contra la visita. Marín decidió convocar una Junta de Portavoces de forma "muy precipitada", ya que la fijó para las 21:30 horas avisando con sólo media hora de antelación.

En la reunión, el presidente comunicó la cancelación de la visita de Obiang a la vista de que varios grupos parlamentarios habían expresado públicamente su desacuerdo con ese acto. Marín subrayó que esta suspensión suponía un "precedente" y advirtió a los portavoces parlamentarios que "ya se vería qué pasa en el futuro con visitas de estas características", si los grupos hacían declaraciones públicas como las realizadas contra Obiang.

La representante del PP en la Junta de Portavoces de anoche, María Salom, expresó que su grupo no estaba de acuerdo con las formas en cómo se había organizado esta visita, pero que si el Congreso lo había decidido, entonces no se opondría. Sin embargo, los grupos de izquierda tenían proyectado leer un manifiesto en el momento en que el dictador guineano pisara la sede parlamentaria, un durísimo texto sobre la situación en Guinea. Ante esa situación, Exteriores decidió suspender la visita.

No obstante, medios del Ministerio que dirige Miguel Ángel Moratinos ha asegurado que la suspensión la decidió el propio Obiang por los consabidos "problemas de agenda".

Rajoy lo 'recibe' en el Ritz

El acto, como decimos, había provocado una fuerte reacción por parte de los grupos parlamentarios, con más tibieza en el socialista y en el popular. Incluso, el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, emplazó a Manuel Marín a aprovechar la reunión para pedir a Obiang que respete los Derechos Humanos.

No obstante, la oficina de información del PP anunció a las 9.58 horas de este miércoles que el líder popular, Mariano Rajoy, mantendría un encuentro con el dictador a las 12.15 horas en el hotel Ritz. Y así fue finalmente:

"Rajoy ha atendido la solicitud del Gobierno de España y de Obiang de esta entrevista. Por sentido de la responsabilidad y sentido de Estado, en el marco de una visita oficial, en donde Obiang se entrevistará con el presidente del Gobierno y cenará con sus Majestades los Reyes, Rajoy ha decidido atender esta petición". De esta forma tuvo que salir apresuradamente al quite el diputado y secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, para explicar a la prensa la 'necesidad' de que Rajoy diera la mano a Obiang.

Según Moragas, Rajoy trasladó al dictador "sin ningún tipo de complejo" cuáles son los planteamientos del PP en relación con la evolución política de Guinea Ecuatorial. "El único camino son las reformas democráticas y el respeto de Derechos Humanos. Rajoy, en este clima, le ha trasladado este mensaje con toda claridad al presidente de Guinea Ecuatorial", dijo Moragas, quien opinó que las reformas democráticas son "el único camino" a seguir en la antigua colonia española.

En opinión de Moragas, la "gran justificación" reside en la "gran amistad y relación profundas" entre el pueblo de España y el de Guinea Ecuatorial, por lo que Rajoy le manifestó lo siguiente a Obiang: "Los pueblos permanecen y las personas pasan". En este sentido, "la amistad y relación del pueblo guineano y el pueblo español está por encima de todo", precisó Moragas.

Una visita más que polémica

Obiang, que inició el martes una visita oficial de tres días a España, tenía previsto llegar este miércoles al Palacio de la Carrera de San Jerónimo, donde se iba a dirigir al Vestíbulo de Isabel II para firmar en el Libro de Honor del Congreso y reunirse con Marín.

Por otra, los grupos minoritarios de la oposición negociaron ayer un documento de protesta por la recepción que el Gobierno socialista y el presidente del Congreso iban a brindar al presidente de Guinea Ecuatorial, e incluso anunciaron su pretensión de sumar al PP en la protesta. Obiang sí se reunirá a lo largo de la jornada con Moratinos, Zapatero y el Rey, con el que cenará en la Zarzuela, pero de forma "privada".

La visita de Obiang a España ya comenzó mal. El dictador llegó ayer, martes, a Barajas, pero lo hizo de forma 'privada', de manera que no tenía por qué ser recibido por el Rey Don Juan Carlos como suele ser habitual en las visitas 'oficiales' de los Jefes de Estado.

· El Rey no recibió a Obiang en Barajas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios