www.diariocritico.com

FRENADESO amenaza

Paro de grandes proporciones se cierne sobre Panamá

Paro de grandes proporciones se cierne sobre Panamá

Los miedos a la incertidumbre, las urgencias alimentarias y la reducción de la capacidad de compra por la inminente inflación

Los sueldos han perdido su capacidad adquisitiva por el aumento desproporcionado del costo de la vida.  Lo que antes era un salario que permitía algunos lujos, ahora apenas alcanza parta cumplir con los compromisos adquiridos entonces, y hacer frente a las especulaciones de los que comercian los productos de primera necesidad.

 

Las razones son múltiples, pero los principales factores son el precio del petróleo y la especulación de las grandes corporaciones.  Por lo menos así lo dejan ver los economistas, que ya prevén reacciones en cadena, al grado de inquietar seriamente a las instancias de seguridad.  Latinoamérica ya conoce el futuro próximo, y se apresta a integrar una serie de acciones para reducir el impacto de los desajustes económicos.

 

En Panamá el presidente Torrijos ha establecido programas de ayuda a las clases más necesitadas, paliando temporalmente la angustia de todos los días.  Pero la ayuda es temporal y solamente alivia la larga espera por los días mejores prometidos por cada gobierno.  En las calles se confunde el hambre sentida con la creada, distinguiendo la  segunda como aquella que se lleva en la mente más que en el estómago.  Esta clase de hambre es la que produce huelgas, paros e inquieta más de una mente.

 

Las calles panameñas amanecen todos los días en una espera amenazante.  Hay paz, hay seguridad, hay trabajo y promesas de un futuro mejor, pero hay también una atmósfera que flota como una bruma baja, confundida con la humedad ambiental del trópico, y que se mete hasta los huesos en busca de la fortaleza social que impida salir a las calles a pedir ese algo incierto que produce certezas.

 

El Frente Nacional para la Defensa de los Derechos Sociales (FRENADESO) lo sabe.  Está a la espera de un movimiento en falso para quitar la espoleta y armar la conflagración.  Ha anunciado un paro que deberá ser decidido a fines de la próxima semana, y para el cual busca soliviantar a varias organizaciones, incluidas aquellas con las que nunca ha hecho buenas migas.  El gobierno lo sabe, pero tiene una mano atada, pues no controla los precios del petróleo, que incide sobre prácticamente todos los sectores de producción nacional.

 

El 12 de julio se anunciará la huelga, dos días antes de una de las efemérides más significativas en la historia de la humanidad que aguarda: la toma de la Bastilla

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios