www.diariocritico.com

Panamá en el ‘ranking’ turístico

El trabajo de Blades empieza a dar resultados

El trabajo de Blades empieza a dar resultados

Su perfil de artistas de talla internacional colaboró en posicionar al país, pero la elección de una ruta científica, y la visión del territorrio en términos de ventajas relativas, es la clave del éxito

El resultado de un trabajo organizado, apartado de los corrillos políticos, sin la alineación partidaria y enfocado en las ventajas del país, empieza a dar frutos tangibles y mesurables: Panamá se ha colocado en el tercer lugar como país preferido para viajes turísticos, entre los posibles destinos latinoamericanos.  Solo República Dominicana y Costa Rica están por delante de Panamá.

El sector turismo aportó al país 6 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) y se colocó en tercer lugar detrás de sus vecinos, la caribeña dominicana, con 11 por ciento y su más parecida vecina, Costa Rica, con algo más del 7 por ciento.  Los índices invitan a la inversión extranjera a fortalecer su presencia en el istmo, calificado como un territorio de extrema riqueza ecológica y extraordinaria biodiversidad.  La nota es clara: el conjunto de países latinoamericanos alcanzó la cifra de 60 mil millones de dólares de ingresos por turismo.

 Panamá ha sido desde siempre tierra de paso, encuentro de gentes y puente de comunicación para el comercio mundial.  Los empresarios locales sufren del ‘síndrome de la presencia’ extranjera, dejando en sus manos o en tímidas asociaciones con ellos el desarrollo de los proyectos más ambiciosos.

Los modelos se importan, y solo en algunos casos el sello nacional logra orientar la filosofía de los proyectos.  De los múltiples proyectos inmobiliarios -que son parte de la asonada turística- solo algunos son producto de promotores con una visión universal que acepta la supremacía de las experiencias vernáculas, para sumarlas a las propuestas que han resultado exitosas en otros países.

Mientras, la metrópolis cabecera y el país viven una especie de desenfreno financiero, donde los capitales desarrollan estrategias para ubicarse en los nichos con mayor potencial económico y posibilidades de éxito comercial. Las inversiones extranjeras prefieren los valores seguros: desarrollo de la tierra, atendiendo las previsiones de los planes maestros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios