www.diariocritico.com

Derrota del básquet y pobre empate del hockey

El fútbol salvó un domingo complicado para las ilusiones argentinas

El fútbol salvó un domingo complicado para las ilusiones argentinas

El trabajoso triunfo del seleccionado de fútbol por 1 a 0 ante Australia dio un respiro en un domingo donde el básquet cayó ante Lituania por 79 a 75 y las chicas del hockey solo consiguieron un empate en dos ante Estados Unidos.
El equipo de Messi sigue sin brillar
La selección que dirige el Checho Batista llegó a Pekín con la etiqueta de ser la máxima candidata a obtener el oro. Por ahora el equipo solo cumplió en los resultados: dos jugados, dos ganados, pero, en cuanto a lo futbolístico, aún está muy lejos de exhibir el nivel que prometen sus protagonistas.
A pesar de ya tener rodaje en la mayor, todavía no se pudo ver una buena actuación colectiva, y el medio campo, prácticamente el mismo que dispone Basile con Mascherano y Gago en la contención, más Riquelme y Messi sigue sin desplegar un buen fútbol, sin poder conectarse con los “bajitos” Agüero –lejos de su nivel-  y Lavezzi. A todo esto, los marcadores de punta no sorprenden al pasar al ataque, y los alemanes del Hamburgo se deben estar preguntando porque ofrecen tanta plata para contratar al lateral izquierdo Monzón. El cambio de Fazio por Pareja –con molestias físicas- no se notó, y tanto el jugador del Sevilla como Garay –flamante incorporación del Real Madrid- mostraron un buen rendimiento.

Sobre el juego en sí, al equipo se lo volvió a ver lento en el traslado, costándole romper la férrea defensa australiana, que se agrupó bien atrás y soñaba con algún contraataque que muy pocas veces pudo generar.
La lluvia con la que se jugó tampoco ayudó mucho a desarrollar un buen juego, y el hecho de contar con jugadores acostumbrados a llegar tocando por el centro –Messi, Agüero, Lavezzi y Riquelme tienen características parecidas- provocó que se reiterara el método en la búsqueda del gol, lo que imposibilitaba abrir huecos ante una buena defensa australiana.

Es por eso que a los quince de la segunda etapa, el entrenador dispuso el ingreso del media punta Di María, y con sus desbordes por izquierda, comenzó a desnivelar en la búsqueda de los tres puntos.
Y así, con un desborde del ex jugador de Central, tras una habilitación de Messi,  Argentina conseguiría el único tanto del encuentro. Di María llegó al fondo y Lavezzi demostró su capacidad goleadora, para conseguir los tres puntos que le posibilitan la clasificación.

El plantel sabe que puede más y no se conforma con lo conseguido, soñando que en las instancias finales los rivales planteen los encuentros de igual a igual, y con espacios poder demostrar su categoría.
El crédito sigue abierto, pero mucho deberán mejorar para poder retener el oro conseguido hace cuatro años en Atenas.

Ficha técnica
1 - Argentina: Óscar Ustari; Ezequiel Garay, Luciano Monzón, Pablo Zabaleta, Federico Fazio, Ferandno Gago, Juan Román Riquelme (capitán), Javier Mascherano, Ezequiel Lavezzi (José Sosa, min. 85), Lionel Messi (Lautaro Acosta, min. 93), Sergio Agüero (Ángel Di María, min. 60).

0 - Australia: Adam Federici; Jade North, Mark Milligan (capitán), Matthew Spiranovic, Neil Kilkenny, Stuart Musialik, David Carney, Ruben Zadkovich, James Troisi (Mark Bridge, min. 64), Billy Celeski (Trent McClenahan, min. 80), Archie Thompson (Nikita Rukavytsya, min .71).

Goles: 1-0, Lavezzi (min. 77).
Árbitros: Viktor Kassai (Hungría), Gabor Eros (Hungría), Tibor Vamos (Hungría). Tarjetas amarillas: Federici (min. 73), Milligan (min. 88).

El básquet y una reacción que no alcanzó

Una vez más el conjunto argentino tuvo que remontar una desventaja para llegar con posibilidades al cierre del juego, donde los lituanos aprovecharon su chance y el tiro de Ginóbilli no quiso ingresar.
A pesar de no haber realizado una buena gira  previa, más preocupante en el juego generado que en los resultados en sí, las declaraciones de los defensores del oro daban para ilusionarse.
El rival para el debut fue el más complicado que podía tocar. Lituania es sin duda uno de los seleccionados que asoman como candidatos para lograr una medalla, era una buena medida para saber donde se estaba parado.
Y el partido fue parejo, con los lituanos arriba en el marcador durante los cuatro cuartos, y con la característica de ser muy cerrado y friccionado.
El problema argentino se repitió-como en la etapa previa- en cargarse rápidamente los titulares de faltas personales, lo que obligó al entrenador a mover un banco con escaso recambio.

El primer cuarto fue una muestra de la paridad del juego, y de todo lo que se juega en un debut olímpico y el 14 a 11 a favor de Lituania no estuvo acorde a la capacidad de ambos conjuntos.

A partir del segundo cuarto se fueron soltando, y los lituanos en base a su poderío físico y su buena puntería exterior lograron finalizar la primera mitad del juego con un 34 a 30 a favor. Por el lado argentino, hubo una buena tarea de Oberto en los tableros, Delfino aportó puntos desde la banca y la garra de Nocioni contagiaba al resto. Ginóbilli era la carta que faltaba para contrarrestar el juego europeo.

El tercer cuarto siguió al mismo ritmo, con los lituanos dominando, pero Argentina seguía al acecho, aunque Manu ya empezaba a hacerse notar. El 51 a 45 dejaba a los dos con las mismas posibilidades para el final.

Y justamente para el final llegó lo mejor y lo peor del seleccionado nacional. Primero dejó escapar a los lituanos, que con una ráfaga de triples sacaron doce puntos de diferencia, y luego vino una remontada con Ginóbilli como abanderado, se llegó a un 75 iguales con la posesión de pelota y lamentablemente el intento del Chapu Nocioni dio en el aro y la respuesta lituana fue con un triple quedando solo dos segundos para la chicharra final.
Pensando en el futuro, la lesión de Ginóbilli pareciera haber quedado de lado, lo que es todo un aliciente para un equipo que lo tiene como emblema.

Sin duda que si hubiera entrado el tiro de Nocioni ahora se estaría hablando de una heroica remontada y no se hubiese analizado tanto los errores a corregir. Lo bueno es que el equipo dejó en claro que no va a regalar nada en su búsqueda por la medalla y que corrigiendo algunos detalles seguramente el final de esta historia los va a tener bien alto, fiel a la característica de esta “generación dorada”

Las Leonas y un pobre empate
Junto al fútbol, las chicas del hockey se llevan todas las miradas en cuanto a las posibilidades para subir al podio. Es por eso que el empate conseguido ante Estados Unidos fue toda una decepción, a la que hay que agregarle que estuvo en ventaja por 2 a 0 y que los estadounidenses estuvieron gran parte del juego con una jugadora menos.

La gran falla del conjunto dirigido por Gabriel Minadeo estuvo en no poder aprovechar la cantidad de córners corto que tuvo a su favor, ya que contó con doce ocasiones para desnivelar por esa vía, y las atacantes no las supieron usufructuar.

Los goles del equipo nacional fueron convertidos por Carla Rebecchi, ambos durante la etapa inicial.
Después del empate, las dirigidas por Minadeo jugarán ante Gran Bretaña, encuentro que comenzará el lunes que viene a las 21.30 (8.30 del 12 de agosto en China).

Luego llegará el turno de enfrentar a Japón (el jueves 14, a las 7.30), para enfrentar después a las últimas campeonas olímpicas, Alemania, (el sábado 16 a las 7), cerrando su participación en la fase de grupos el 18 de agosto ante Nueva Zelanda, a partir de las 9.30.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios