www.diariocritico.com

Asegura el presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva

El petróleo para saldar deuda con los pobres

El petróleo para saldar deuda con los pobres

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró hoy que las nuevas riquezas petroleras del país serán usadas por el Estado para pagar las deudas históricas con los pobres.

Lula salió al paso de la polémica generada por recientes anuncios de su Gobierno, que quitará a Petrobras el control exclusivo de las nuevas reservas de crudo identificadas en yacimientos en el océano Atlántico.

Esas reservas están localizadas en una formación geológica conocida como "pre sal", a unos 7.000 metros de profundidad desde la superficie marina y más allá de un lecho de sal en estado de gel a altas temperaturas y dos kilómetros de espesor.

"Algunos creen que ese petróleo es de Petrobras, pero ese petróleo es de la Unión (el Estado federal brasileño) y Petrobras es de la Unión", aunque tenga accionistas privados, dijo el mandatario.

Petrobras es controlada por el Estado, pero casi la mitad de sus acciones se cotizan en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York, Madrid y Buenos Aires y están en manos de inversionistas brasileños e internacionales.

Lula fue el invitado de honor a un acto oficial en el estado amazónico de Pará (norte), donde la minera Vale do Río Doce inauguró hoy la ampliación de una nueva planta refinadora de alúmina y ratificó nuevas inversiones por unos 5.000 millones de dólares.

"Dios nos dio una nueva oportunidad", aseguró Lula acerca de los yacimientos del "pre sal", donde, según estimaciones del Gobierno, habría reservas probables de hidrocarburos por entre 80.000 millones y 100.000 millones de barriles.

De confirmarse esta riqueza, Brasil multiplicaría sus actuales reservas probadas y se situaría en la próxima década entre los 10 países con más petróleo del mundo.

Este petróleo fue descubierto gracias a los avances tecnológicos de Petrobras, está a 200 grados de temperatura "y lo vamos a buscar", señaló Lula.

En ese momento, "debemos recordar que este país tiene una deuda histórica con la educación de su pueblo y con los pobres", declaró.

"Es necesario aprovechar este momento y discutir cómo es que podemos utilizar ese petróleo, quién es el que lo va a explotar y hacer compensaciones históricas", agregó el presidente.

Hace una semana, Lula creó una comisión ministerial que definirá un nuevo régimen jurídico para la explotación de esas áreas que han atraído la atención de empresas nacionales e internacionales.

El martes en Río de Janeiro, el gobernante dijo que deberá reformarse la Ley de Petróleo para adecuarla a la nueva realidad y consagrar el producto de esa explotación a financiar la educación, en un modelo similar al que practica Noruega, un país petrolero y desarrollado.

Los anuncios oficiales han sido rechazados por los accionistas privados de Petrobras, que amenazan con recurrir a la justicia para defender el derecho de la empresa de quedarse con la explotación de los yacimientos.

Mientras tanto, medios locales revelaron hoy que el Gobierno vetará nuevas subastas de bloques exploratorios en áreas próximas a "pre sal", aunque garantizará los contratos otorgados en las rondas anuales de licitaciones.

Según el diario O Estado de Sao Paulo, también será creada una empresa estatal no operadora que administrará todos los contratos en manos de empresas privadas y de Petrobras.

Brasil tendrá un régimen mixto de explotación de petróleo, concesiones en áreas de alto riesgo y de ganancias compartidas en los bloques del "pre sal", según estas versiones.

La comisión creada por Lula para definir esta nueva política tiene casi dos meses por delante para completar su trabajo, y según el alcance de las reformas, deberán ser aprobadas por el Congreso, según portavoces oficiales.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios