www.diariocritico.com

Lo mejor del deporte

Argentina puede coronarse campeón olímpico de fútbol

Argentina puede coronarse campeón olímpico de fútbol

La selección argentina, vigente campeona olímpica, tendrá la posibilidad de revalidar su título en la final del próximo sábado, en la que se medirá a Nigeria, después de golear a su eterno rival, Brasil (3-0), en las semifinales del torneo olímpico.

La albiceleste y la 'canarinha' disputaban una final anticipada entre los dos grandes favoritos al oro que acabó decidiéndose gracias a la calidad del 'Kun' Agüero, que hizo dos goles en la segunda mitad y encarriló un encuentro atascado en sus primeros 45 minutos.

La actuación del rojiblanco volvió a ser decisiva para un equipo conformado con jugadores de un gran nivel como son el madridista Fernando Gago, el barcelonista Lionel Messi, el 'xeneize' Riquelme o el propio 'Kun' Agüero.

Tras una primera parte espesa en la que ninguno de los dos equipos fue capaz de mostrar su mejor juego dado el corsé táctico en el que unos y otros se desenvolvieron, los hombres de Batista doblegaron a los brasileños en la segunda parte.

Argentina, que había sido la que más había ofrecido durante el primer tiempo, encontró su recompensa en el minuto 52, cuando Agüero empujó con el pecho un buen centro de Di María. Brasil se vio sorprendida y ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar puesto que pocos minutos después, en el 56, el 'Kun' encarrilaba definitivamente el pase a la final.     

Messi, desaparecido hasta el momento, firmó una de sus ya habituales jugadas marchándose de tres hombres y cediendo para Garay, que lanzó a portería para que el delantero rojiblanco desviara el balón y firmara el 2-0 para los suyos.

Los de Dunga se lanzaron al ataque y recortaron diferencias por mediación de Pato, que aprovechó un rechace tras una falta al palo de un inédito Ronaldinho. Sin embargo, el colegiado anuló el tanto por fuera de juego y Brasil se hundió definitivamente.  

Argentina aprovechó entonces para hacer su fútbol de toque y dormir el partido, ampliando el marcador gracias a un penalti transformado por Riquelme que certificó una medalla más para su país.

NIGERIA SERÁ SU RIVAL.  

La albiceleste se medirá en la lucha por el oro a Nigeria, que goleó también a Bélgica y vuelven a una final olímpica después de su triunfo en Atlanta 96. Las águilas fueron muy superiores al equipo revelación del campeonato y desde el principio mostraron sus credenciales de cara a su clasificación.

Liderados por Ogbuke Obasi, los hombres de Samson Siasia abrieron pronto el marcador merced a un gol de Adefemi para sentenciar después en el segundo tiempo por parte de Obasi, en dos ocasiones, Okonkwo. Laurent Cima firmó el gol del honor para los suyos, que jugarán el viernes contra Brasil en busca del bronce.

Noya, a las puertas del éxito, pero…
 
El alemán Jan Frodeno se proclamó hoy campeón olímpico de triatlón en los Juegos de Pekín, en lo que fue una prueba muy igualada que se decidió en los metros finales y donde el canadiense Simon Whitfield se apuntó la plata y el neozelandés Bevan Docherty, el bronce.
  
Por su parte, los españoles Javier Gómez Noya e Iván Raña, dominadores durante gran parte del recorrido a pie, se quedaron con las dos posiciones más dolorosas, el cuarto y el quinto lugar. Raña se descolgó en la penúltima vuelta a pie, pero Noya aguantó justo hasta el final, donde no pudo responder al ataque de Whitfield cuando se veía la línea de meta.

De esta forma, se frustró una de las opciones más claras de medalla para la delegación española, que contaba con el número 1 del ranking mundial para la cita, y con un Raña que llegaba en excelentes condiciones, pero que no pudieron dar la estocada final cuando todo parecía atado.

Estaba claro que Noya debía llegar libre de presiones a los últimos 1.000 metros para no sufrir después de haber sido el responsable de tirar del grupo durante los últimos 10 kilómetros. El gallego, nacido en Basilea, no lo consiguió y acabó pagando el tremendo esfuerzo por encabezar el grupo.

Le acabó ocurriendo lo que a Raña. Los españoles se encargaron de librar el trabajo sucio tras la segunda transición y Noya sucumbió al poderío del ataque de Simon Whitfield. El canadiense atacó en los metros finales y Frodeno y Docherty le siguieron sin condiciones, mientras que Noya se quedó clavado casi sin respuesta y con dolores abdominales.

Ahí se quedó Noya, pero también las ilusiones de un palco cargado de aficionados españoles, entre los que estaban los Duques de Palma. La prueba siempre fue de color rojigualdo y es que Raña y Noya se encargaron de neutralizar a los tres escapados tras el tramo de ciclismo.

LOS ESPAÑOLES DOMINARON Y MERECIERON METAL

El luxemburgués Dirk Buckel, el mexicano Francisco Serrano y el belga Axel Zeebroek tomaron 58 segundos de ventaja --una distancia fácilmente recortable en triatlón--, pero suficiente como para inquietar a los gallos del pelotón.

Así pasó, que los triatletas españoles dieron un golpe sobre la mesa en los dos primeros kilómetros de la carrera a pie para ponerse en cabeza y hacer soñar con un doblete que hubiera sido histórico. Noya, campeón de la Copa BG del Mundo, y campeón continental, se mostró potente, muy fuerte, aunque no consiguiese despegarse a sus rivales.

Fue entonces cuando con la meta a lo lejos, el canadiense Whitfield se quedó retrasado unos metros y asegurando, prácticamente, una de las medallas porque que Raña se perfilaba como quinto. Sin embargo, el ataque del norteamericano le metió de nuevo en la lucha por las medallas, que ya se esfumaban para Noya.

Un golpe duro para los españoles, pero sobre todo para el campeón Noya, que sobradamente ha demostrado ser el mejor del mundo, aunque hoy no pudiera subirse al podio. Un podio que tenía escrito en el guión la presencia de un español, en la que hubiera sido la novena medalla de un país que suma una nueva decepción en una de sus bazas más claras.

--CLASIFICACIÓN FINAL.

1. Jan Frodeno (ALE)                 1:48.53.

2. Simon Whitfield (CAN)             1:48:58.

3. Bevan Docherty (NZl)              1:49:05.

4. JAVIER FRANCISCO GOMEZ NOYA (ESP) 1:49:13.

5. IVAN RAÑA (ESP)                   1:49:21.

6. Daniel Unger (ALE)                1:49:43.

7. Hunter Kemper (USA)               1:49:48.

8. Rasmus Henning (DIN)              1:49:57.

9. Igor Sysoev (RUS)                 1:49:59.

10. Frederic Belaubre (FRA)           1:50:00.

España puede con Corea (2-1) y pasa a semifinales como primera de grupo
 
La selección española masculina de hockey sobre hierba peleará por las medallas en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 después de derrotar con trabajo por 2-1 a Corea del Sur, en un partido donde el protagonista fue Santi Freixa.

Considerado como uno de los mejores jugadores del mundo, el catalán acudió hoy al rescate de los de Maurits Hendriks como hiciese en el choque ante Nueva Zelanda. En un partido a todo o nada, el delantero anotó los dos goles del triunfo, uno de gran jugada y otro de 'penalti-corner', para acabar con la resistencia asiática.

España, presionada por la victoria alemana ante Nueva Zelanda, fue globalmente superior a su rival. Muy fuerte en defensa, sólo concedió oportunidades de 'penalti-corner' al gran especialista Jong Hyun Jang con todo casi decidido, y únicamente pasó apuros serios en el tramo final de la primera parte, cuando los coreanos apretaron mucho y surgió entonces la figura de Quico Cortés en la portería.

El portero hizo de oro el gol de Santi Freixa a los 13 minutos, después de una gran jugada individual y que premiaba el buen inicio del combinado nacional, con ocasiones claras y empequeñeciendo por momentos a su rival.

Sin embargo, los últimos minutos fueron de peligro coreano, sobre todo por medio del capitán Seo Jong Ho. La defensa española se mantuvo sólida, y cuando era superada, Cortés estuvo ágil para evitar el empate.

FREIXA DE NUEVO.

En la reanudación, Corea del Sur intentó apretar más con España buscando más el contragolpe con la velocidad de Freixa, Amat y Tubau. Los asiáticos presionaban, pero no encontraban la manera de provocar 'penaltis-corner', todo lo contrario que el actual subcampeón de Europa.

Xavi Ribas, el especialista, falló el primero para sentenciar, y Hendriks optó porque el segundo fuese lanzado por Santi Freixa, antaño el elegido en estas lides y que superó a Ko Dong Sik para poner rumbo hacia las soñadas semifinales.

Corea no se rindió y encontró 'penaltis-corner', pero Cortés también reclamó su porción de protagonismo y evitó sufrimientos mayores pese al gol de Yoon Sung Hoon, premio a la insistencia final de los asiáticos. España salvó el envite y se cruzará en las semifinales con Australia u Holanda, seguramente los holandeses aunque los actuales campeones olímpicos deben ganar a Gran Bretaña.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: ESPAÑA, 2 - COREA DEL SUR, 1 (1-0, al descanso).

--EQUIPOS.

ESPAÑA: Cortés, Freixa, F. Fábregas, A. Fábregas, Amat, Tubau, R. Alegre, Ribas, Garza, Enrique y D. Alegre. También jugaron Arbos, Sojo, Fernández, Sala y Oliva.

COREA DEL SUR: Lee Myung Ho, Kim Yong Bae, Seo Jong Ho, Kang Seong Ju, Yoon Sung Hoon, You Hyo Sik, Yeo Woon Kon, Cha Jong Bok, Hong Eung Seon, y Jang Jong Hyun. También jugaron: Ko Dong Sik (p), Kim Byung Hoon, Kim Chul, Kang Mong Kweon y Kim Sam Seok.

Phelps afronta su carrera más difícil contra la fama tras los ocho oros de Pekín

El nadador americano Michael Phelps se prepara, tras conquistar en los Juegos Olímpicos de Pekín ocho medallas de oro en natación, para convertirse en uno de los deportistas más reconocibles del mundo.

Así lo demuestra que recibiera entre 4.000 y 5.000 mensajes en su móvil.

Y es que al ganar una cifra récord de ocho medallas de oro en los Juegos de Pekín, la estrella estadounidense de la natación se convirtió en un icono en todo el mundo. El nadador terminó casi exhausto los nueve días de competición en los que nadó 17 carreras, pero ahora necesitará aún más esfuerzo para atravesar las próximas semanas.

El de Baltimore ya se ha visto desbordado por las numerosas llamadas de teléfono, mensajes, entrevistas de prensa, compromisos con patrocinadores y una agenda de viajes agotadora, en una muestra inmediata del elevado peaje que la fama le costará.

Así, atendió una llamada del presidente estadounidense, George W. Bush, quien le pidió que se asegurara de abrazar a su madre, y recibió entre 4.000 y 5.000 mensajes en su 'blackberry'. Antes, el nadador, de 23 años, pudo celebrar sus éxitos en una cena tranquila con su madre y sus hermanas, aunque no fue precisamente una fiesta salvaje.

Phelps pidió una hamburguesa con queso y no tomó una gota de champagne ni de cualquier otro tipo de bebida alcohólica. "Eso era todo lo que quería hacer, estar con mi mamá y mis hermanas y ver a algunos de mis amigos que vinieron a darme aliento", defendió antes de justificar su elección. "Simplemente quería relajarme, divertirme, sentarme por ahí y no hacer nada," agregó.

Al día siguiente, Phelps regresó directamente a la primera línea de acción, no en la piscina sino siendo arrastrado de un lado a otro de la capital china por sus acompañantes. Allí, pasó una hora hablando con periodistas en una conferencia de prensa organizada por uno de sus principales patrocinadores y luego otra hora brindando entrevistas exclusivas con medios en un palacio chino de 120 años.

"No sé a dónde estoy yendo o lo que estoy haciendo, simplemente voy a donde me llevan", declaró abrumado a Reuters. Pese a que sería el candidato obvio para llevar la bandera estadounidense en la ceremonia de clausura del próximo domingo, Phelps reveló que abandonará Pekín temprano para viajar a Londres, ciudad anfitriona de los próximos Juegos en 2012, y asistir al relevo oficial de la sede olímpica.

No obstante, el mayor ajetreo llegará cuando aterrice en Estados Unidos. Seguramente hará visitas relámpago a todos los programas televisivos más importantes, y la mayor recepción se espera que sea en su ciudad natal de Baltimore.

Allí, el equipo de fútbol americano Baltimore Ravens quiere homenajearlo con una fiesta en su estadio de la NFL y la escuela en donde su madre enseña le ha pedido que la visite para conversar con sus alumnos. "Creo que va de la mano con mis objetivos de elevar los estándares de la natación", sostuvo Phelps al respecto.

Pese a que se embolsó un premio extra de un millón de dólares del patrocinador 'Speedo' por batir el récord de su compatriota y colega Mark Spitz, que había obtenido siete oros en los Juegos de Múnich en 1972, Phelps manifestó que no tiene intenciones de derrochar dinero en ningún regalo fastuoso para sí mismo.

En este sentido, el nadador asegura que la fama y la fortuna no lo cambiarán, pese a lo cual sí que hay una cosa en la que espera que su condición de deportista de elite lo ayude. "Me gustaría conocer a Michael Jordan, lo que él ha hecho por el baloncesto es lo que yo intento hacer por la natación", comparó. "No lo conozco a él ni a  Tiger Woods, pero me encantaría reunirme con ambos", confesó.

Por otro lado, Phelps admitió que en muchas ocasiones quiso dejar la natación y dedicarse a algún deporte con un régimen de entrenamiento menos exigente, pero aseguró que eso ya no le ocurre, pues piensa en "seguir nadando al menos hasta Londres 2012".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios