www.diariocritico.com

El Gobierno de Bachelet encara su peor momento político

El Transantiago enfrenta su derrota en el Senado

El Transantiago enfrenta su derrota en el Senado

El financiamiento del más ambicioso plan de transporte urbano en la capital chilena se convirtió esta semana en la más difícil y compleja prueba política para el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Tras el fallo del Tribunal Constitucional, que vetó el aval del Estado a los préstamos del BID y del BancoEstado, la iniciativa que pretende financiar el plan en forma permanente se encamina hacia una derrota anunciada.

El “gallito” político entre la oposición de derecha y el Gobierno se decide el martes próximo en un ambiente enrarecido y contaminado por ambiciones, celos y venganzas. Tras el episodio, el Gobierno sólo tiene por delante la utilización de dineros extraordinarios que según la Constitución deben usarse para desgracias y/o calamidades públicas.

Este miércoles, los senadores ahora independientes Carlos Cantero (ex UDI) y Fernando Flores (ex PPD) anunciaron que rechazarán el proyecto. Se sumaron así a los 16 parlamentarios de la Alianza, al ex DC y actual presidente del Senado, Adolfo Zaldívar, y al independiente Carlos Bianchi.
 
"Entendiendo que es un proyecto de tanta importancia, que involucra tantos recursos y que viene cargado de problemas jurídicos y legales muy complejos. No podemos acceder a lo planteado por el Gobierno y, en consecuencia, anunciamos nuestro voto en contra", señaló Cantero.

Flores aseveró que "con los argumentos que tengo hasta ahora no existe ninguno que me haga decir que cuenten con mi voto".

Por su parte, Carlos Bianchi, que ha votado en otras oportunidades con la Concertación, dijo que “yo quiero ayudar, pero si le ponen discusión inmediata no me queda nada que hacer. Esto no deja espacio a la discusión y deja el proyecto en un tema político partidista, con un gallito con el que presionan a la comisión que en esas condiciones va a votar en contra”.

Bianchi se refería al anuncio del Gobierno de calificar el régimen de discusión inmediata del proyecto en el Senado, lo que obligaba a los senadores a discutir y votar en tres días. Bianchi agregó que el hecho de poner discusión inmediata “puede ser una estrategia para que se rechace el proyecto y poder decir que se quiere obstruir, que no se deja avanzar. En esta condición no habría voluntad” para respaldarlo.

El propósito del Ejecutivo de imponerle discusión inmediata se frustró, sin embargo, por el retraso en presentar la solicitud correspondiente en la secretaría de la Cámara Alta. Sigue vigente entonces el trámite de suma urgencia, que impondrá la votación en la sala el martes próximo.

Entretanto, y asumiendo que el gobierno ya no tendrá más alternativa que recurrir al 2% Constitucional que asciende a unos US$ 700 millones, el senador DC Eduardo Frei entregó una propuesta orientada a solucionar la crisis. Su propuesta se basa en que es necesario dar por terminado el Transantiago y que el Estado tome control del plan.

El sector privado gestionaría los alimentadores y los troncales pero en un nuevo esquema. El sistema contemplaría, además, un subsidio permanente, que se extenderá a regiones. El Administrador Financiero del Transantiago (AFT) debe desaparecer y ser reemplazado por una Sociedad Administradora de Transporte Urbano  de Santiago S.A. (SATUS S.A.)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios