www.diariocritico.com

Rajoy le pide que "deje de ser parte del problema"

Zapatero manda un mensaje de confianza moderada que no convence a nadie

Zapatero manda un mensaje de confianza moderada que no convence a nadie

> Al G-14 le gusta la inyección del Gobierno para rescatar a las inmobiliarias

miércoles 10 de septiembre de 2008, 19:02h
"Ya que viene, al menos traiga propuestas, diga algo positivo, ofrezca un mensaje de confianza a los ciudadanos". Es lo que le dijo el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y es exactamente la sensación que ha dejado a todos, analistas y ciudadanos comunes, el discurso del presidente Zapatero en el debate sobre la crisis económica. Rajoy mostró así su perplejidad "sincera" por el hecho de que el presidente del Gobierno no anunciara "nada nuevo ni relevante".
En media hora de discurso, el presidente Rodríguez Zapatero apenas ha aportado novedades ante la crisis económica. Al menos, Zapatero ha reconocido, por primera vez desde que se iniciara la depresión económica, hace algo más de un año, que se "está produciendo un estancamiento económico" lo que supone abrir las puerta a la recesión que todos dan por segura. Al menos la recesión técnica, la que los economistas señalan cuando se producen dos meses consecutivos de crecimiento económico negativo.

   Pero, por lo demás, pocas propuestas y escasas novedades. Y, lo más importante, no cuantificadas. Al respecto sólo ha manifestado que "vamos a utilizar los recursos presupuestarios de que disponemos". O sea, tal y como le ha contestado Rajoy, escaso margen ya que "nos hemos comido prácticamente el superávit y no hay dinero en las arcas públicas".


   Las novedades son dos: una línea de crédito a través del ICO para las inmobiliarias que dediquen recursos a la actividad del alquiler, y ventajas fiscales para la creación de sociedades mercantiles en el sector inmobiliario que se dediquen preferentemente a la actividad del alquiler.

   En materia de austeridad ha efectuado algunas concreciones como es la de que el gasto público crecerá, en los presupuestos de 2009,  un 3,5% y no el 5% tal y como inicialmente estaba previsto.

Y el gran reto, se ha convertido también en el gran fiasco de este discurso. Zapatero deja bien sentado que la batalla del empleo se convierte en prioritaria para este Gobierno. Pero no dice cómo. Sólo que los diferentes servicios públicos de empleo se coordinarán, que se destinarán más recursos a la formación profesional, - sin especificar cantidades -, y que se van a contratar 1.500 orientadores profesionales para ayudar a los parados a buscar un puesto de trabajo. Y, algo que, a primera vista parece insuficiente: habrá 1.500 millones de euros adicionales para pagar la nómina del INEM. Haciendo cuentas "a grosso modo", estos 1.500 millones son insuficientes para hacer frente a dicha nómina si el paro sigue aumentando en la progresión en que lo está haciendo.

   Por último, destacar que Zapatero todavía cree en los efectos positivos para el consumo de la devolución de los 400 euros. Unos efectos que, según él, "comenzarán a notarse en el ultimo trimestre del año". El sarcasmo de Rajoy sobre el optimismo del Presidente al respecto es evidente.


¿A qué ha venido usted aquí?

En su réplica en el debate sobre economía que se celebra en el Congreso, Rajoy le dijo a Zapatero que ya que acudía a la Cámara Baja, podía hacerlo "para algo más que para cubrir las apariencias" y le pidió que "deje de ser parte del problema, si no está capacitado o dispuesto a dar soluciones o a contribuir a ellas".

    El líder del PP afirmó que el discurso de Zapatero disimula el desconcierto y se caracteriza por la ausencia de respuestas serias.

    Rajoy acusó al presidente del Gobierno de haber ocultado "deliberadamente" los problemas económicos por la proximidad de las elecciones y después intentar minimizar las dificultades, al decir que eran "transitorias y breves, y no había problemas para afrontarlas".

    El líder del PP también se refirió al aumento del desempleo, "la expresión más dramática de la crisis", y al hecho de que el precio de los productos básicos haya "más que duplicado" la inflación media, lo que deriva en un diferencial con la zona euro de un punto que dificulta la competitividad.

    Además, subrayó que la economía española no puede soportar que el déficit exterior sea del 11 por ciento del PIB, "el más elevado de las economías desarrolladas del mundo".

   En síntesis, un debate parlamentario con pocas propuestas pero que promete dar de sí en lo que a críticas y propuestas por parte de la oposición se refiere. Esperemos que no defrauden.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios