www.diariocritico.com

Top secret: López Aguilar mostró su malestar por su sustituto

El todavía ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha expresado a sus más íntimos su malestar por la elección de su sustituto, el fiscal Mariano Fernández Bermejo, al que considera su ‘polo opuesto’ a la hora de entender la Justicia.

El malestar en el equipo de López Aguilar por este relevo llega a tal extremo que el actual secretario de Estado de Justicia, Juan Luis López Guerra, no va a continuar en el cargo, pese a su disposición inicial a agotar la actual legislatura.

De todas maneras, la decisión de López Guerra, ‘delfín’ de López Aguilar para la cartera de Justicia, allana el camino a Fernández Bermejo, dispuesto a acabar con todo lo que recuerde a la época de López Aguilar.

'Cosa de Zapatero'

López Aguilar ha reconocido que el nombramiento de su sucesor ha sido 'cosa de Zapatero'. El canario había presentado al presidente una lista de sustitutos, pero no le ha hecho ni caso. Había que poner orden en el convulso panorama judicial. Eso fue el principal motivo, dicen en el PSOE, que llevó a Rodríguez Zapatero a hacer caso de los consejos del fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, de su vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y de su amigo José Antonio Alonso, titular de Defensa, para decidirse por Fernández Bermejo.

Su perfil duro y el respeto que impone entre jueces y fiscales convencieron al presidente del Gobierno de que era la persona idónea para sustituir al canario, de cuya gestión no estaban muy satisfechos ni él ni De la Vega.

Sin embargo, López Aguilar, había entregado este verano a Zapatero -cuando pactó con él su candidatura a la presidencia del Canarias- una lista con una serie de nombres como ‘sugerencias’ para ocupar su cartera, entre los que no figuraba Fernández Bermejo. Pero, como se ha visto, Zapatero no los ha tenido en cuenta.

El propio ministro, al ser preguntado este jueves en el Congreso por este diario si había intervenido en el nombramiento, reconocía que designar a los ministros de su Gabinete era “potestad” del presidente del Gobierno.

Lo que si es cierto, es que el nombre de Ignacio Camacho, número dos de Alfredo Pérez Rubalcaba en el ministerio del Interior, fiscal también como Fernández Bermejo, estuvo encima de la mesa de Zapatero durante muchos días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios