www.diariocritico.com

Presidente Evo Morales advirtió que “la paciencia tiene límites”

8 muertos y decenas de heridos por protestas en Bolivia

8 muertos y decenas de heridos por protestas en Bolivia

El enfrentamiento más grave de este conflicto se produjo en las cercanías de la norteña y amazónica ciudad de Cobija (capital regional de Pando), donde grupos de opositores y de afines al Gobierno se enfrentaron con armas de fuego.

Un ingeniero de la Prefectura de Pando, un concejal de la localidad de Porvenir y dos campesinos murieron en este choque, según el primer informe del Gobierno que horas más tarde elevó a ocho el número de fallecidos, sin descartar que haya más víctimas. Además, unas treinta personas resultaron heridas en el enfrentamiento.

El prefecto de Pando, el opositor Leopoldo Fernández, admitió en declaraciones a un canal de televisión que la situación en su región es "incontrolable", "escapa al control de las autoridades" y aseguró que se ha instaurado el "caos y anarquía". Entretanto, el gobierno nacional acusó al Prefecto de Pando de ser el autor intelectual de una "masacre", al armar a "sicarios" y ordenar el uso de las mismas.

Por su parte, el presidente Evo Morales advirtió a sus opositores que "la paciencia tiene límites".

Los radicales autonomistas también ocuparon varias instalaciones gasísticas del sureste boliviano y provocaron una importante restricción en el envío del energético hacia Brasil que luego se solventó, garantizando la exportación de gas hacia el país vecino al 90 por ciento.

Sin embargo, la exportación de gas hacia Argentina, unos dos millones de metros cúbicos diarios, fue cortada totalmente, debido a la ocupación por parte de los manifestantes de una planta en el departamento de Tarija (sur).

En Tarija, otro epicentro de la violencia en Bolivia, un hospital informó de que ha atendido a 88 heridos de diversa gravedad desde el miércoles, uno de los cuales tenía heridas por manejar dinamita. Según canales de televisión locales, el coche del prefecto, el opositor Mario Cossío, sufrió también un ataque atribuido a sectores cercanos al Gobierno, aunque este responsable no se encontraba en el vehículo en el momento del suceso.

La creciente tensión que vive Bolivia no ha servido para que el Gobierno y sus opositores entablen un diálogo y las posturas están cada vez están más enfrentadas.

El Gobierno denuncia que los autonomistas, y concretamente los "terratenientes" del oriente boliviano, están perpetrando un atípico golpe de estado civil contra la democracia, al tiempo que insiste en que no responderá con violencia a las provocaciones, porque eso es lo que están buscando los opositores.

Ante el agravamiento de la situación en Bolivia, las voces en favor del diálogo y la negociación se multiplicaron hoy desde diversos sectores.

La Iglesia Católica convocó a una jornada nacional de oración por la paz y la reconciliación para el viernes 19 de septiembre. Reunidos en Cochabamba (centro), los obispos bolivianos expresaron su "voz de alerta" por la espiral de violencia que, según un comunicado de la Conferencia Episcopal, "amenaza con arrastrar a todo el pueblo boliviano a situaciones irreparables de las que después solo tendremos que lamentar".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios