www.diariocritico.com
Ordenan el desalojo obligatorio en Texas ante la llegada de Ike

Ordenan el desalojo obligatorio en Texas ante la llegada de Ike

Autoridades de condados en la costa este de Texas extendieron hoy sus órdenes de evacuación para hacerlas obligatorias y movilizar a 'decenas de miles', de residentes de áreas bajas a lugares seguros ante la aproximación del huracán Ike.

El ciclón varío ligeramente su rumbo en las últimas horas para orientarse más hacia el norte de la costa de Texas y se pronostica que tocará tierra la madrugada del sábado cerca de Freeport, al sureste de Houston, con vientos de hasta 190 kilómetros por hora.

La proyectada trayectoria de Ike coloca a Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, en el camino del huracán.

Sin embargo, los meteorólogos advierten que Ike aún podría variar su rumbo, pero sin importar por donde ingrese a tierra, sus efectos se sentirán en una amplia zona de la costa de Texas, desde Corpus Christi hasta Galveston.

Walt Zaleski, meteorólogo del Servicio Nacional del Clima en la oficina de Fort Worth, advirtió que si Ike continua moviéndose para impactar en la costa entre los condados de Brazoria y Matagorda, entonces Houston y Galveston estarían en lo que es considerado como el 'lado sucio' del huracán.

Zalezki advirtió que en ese lado, se podrían registrar vientos de hasta 240 kilómetros por hora.

Ante ello, autoridades del condado de Harris, que comprende el área metropolitana de Houston, decretaron este día evacuaciones obligatorias que afectan a 'decenas de miles' de residentes de las áreas susceptibles a marejadas e inundaciones al sur sureste de la ciudad.

El juez del condado de Harris, Ed Emmett, solicitó al resto de los residentes del condado, prepararse para refugiarse en algún lugar, pidió a aquellos cuyas casas puedan inundarse que se trasladen ahora a sitios seguros.

Emmett, dijo que si el huracán permanece en su rumbo actual, se podrían registrar marejadas de hasta cuatro o cinco metros en áreas alrededor de la Bahía de Galveston.

'No estamos hablando de agua que se acumula despacio', indicó. 'Estamos hablando de una marejada que arrasa las casas'.

El alcalde de Houston, Bill White, exhortó a suspender labores en toda la ciudad desde este viernes, excepto de aquellas personas cuyo trabajo es esencial y solicitó a los distritos escolares que aún no han cancelado sus clases que lo hagan este viernes.

Más de media docena de condados al sur y este de Houston, desde San Patricio, cerca de Corpus Christi, hasta el de Jefferson al sur de Beaumont, decretaron también este jueves, evacuaciones obligatorias.

En el condado de Brazoria, las autoridades extendieron este jueves su evacuación obligatoria decretada la víspera, a casi toda la jurisdicción, incluyendo la comunidad de Angleton, la cabecera del condado.

Las órdenes de evacuación intensificarán este jueves la movilización de personas a través de diferentes medios, principalmente en autos particulares, por lo que se temen congestionamientos a lo largo de varias carreteras que salen de la costa hacia el interior de la entidad.

Para agilizar el tránsito, el Departamento de Transportación de Texas, abrió carriles adicionales en dichas carreteras.

El gobernador de Texas, Rick Perry, decretó desde el pasado lunes el estado de desastre anticipado a fin de poder movilizar los recursos estatales para enfrentar la emergencia.

Jack Colley, director de la División de Administración de Emergencias de la Oficina del Gobernador de Texas, dijo que los gobiernos de las ciudades y condados contarán con los recursos para auxiliar a sus residentes.

'No vamos a perseguir a Ike', explicó. 'Estamos tratando de posicionar y reorganizar' en las áreas antes de que llegue el huracán.

Las autoridades estatales ordenaron el despliegue de hasta mil 350 autobuses y camiones escolares al sureste de la entidad, para ayudar en la posible evacuación.

El gobernador Perry dispuso además que se alistara y colocara en espera a siete mil 500 soldados de la Guardia Nacional de Texas para ser desplegados en caso de ser necesario.

El presidente George W. Bush declaró también este miércoles el estado de emergencia en Texas por la amenaza de Ike.

Bush ordenó a la Administración Federal de Manejo de Emergencias coordinar los esfuerzos de ayuda federal y ofrecer la ayuda necesaria a los damnificados y autoridades locales.

El Centro Nacional de Huracanes, en Miami, informó que Ike se ubicaba a las 06:00 horas locales (12:00 GMT) de este jueves a unos 920 kilómetros al este de Brownsville, Texas y a 435 kilómetros al sur sureste de la desembocadura del Rio Mississippi.

Ike registra vientos máximos sostenidos de hasta 160 kilómetros por hora, lo que lo convierte en un huracán de categoría 2. El fenómeno climático se traslada con rumbo oeste noroeste a 16 kilómetros por hora.

 


 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios