www.diariocritico.com

Crítica teatral - Obras en La Comedia

Recientemente un nuevo cartel se ha sumado a los informativos que se muestran en la fachada del teatro de La Comedia. Anuncia las obras de “restauración y ampliación”, según el proyecto de los arquitectos Araujo y Nadal. La sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico está cerrada desde el año 2002 cuando los problemas estructurales del inmueble aconsejaron desalojarlo para emprender unas completas obras.
La Compañía se trasladó al teatro Pavón, donde desarrolla su actividad habitual, aunque el marco no tenga la belleza del histórico recinto de la calle del Príncipe, inaugurado el 18 de septiembre de 1875. Por las características de La Comedia y su protección arquitectónica, el proyecto de reforma ha debido seguir un complejo trámite administrativo. Si nos fiamos del cartel aludido, parece que todos los permisos están en regla y podrá acometerse la obra, aunque no hemos podido confirmar fecha de comienzo. El presupuesto de la misma, según se informa, será de 15.240.544 euros. Al ser el teatro propiedad del Estado, que lo adquirió a Tirso Escudero, será el Ministerio de Cultura el que financie este proyecto.

Un teatro complejo
Desde sus comienzos La Comedia ha sido un teatro complejo. Cuando se construyó se olvidaron de los camerinos por lo que hubo de adquirirse el edificio trasero para habilitarlos. La extraordinaria decoración arabizante de la sala y zonas del público no se corresponde con la dotación escénica o con las dependencias para los artistas. Cuando se instaló por primera vez la luz eléctrica, el ruido de los transformadores soliviantó al vecindario. Estando ya consolidado como uno de los principales teatros de la Capital, el fuego estuvo a punto de destruirlo la noche del 18 de abril de 1915. Pero su empresario, el primer Tirso Escudero, no se arredró y pocos meses más tarde reabrió las puertas, aunque con parte de la rica decoración perdida para siempre.

Historia reciente
La Compañía Nacional de Teatro Clásico es estableció, al fundarse el año 1986, en el teatro de La Comedia, todavía en manos del tercer Tirso Escudero. El público respondió inmediatamente al nuevo proyecto puesto en marcha por Adolfo Marsillach. Así que el Ministerio de Cultura decidió adquirir el inmueble –teatro y pisos- al propietario el año 1999. Aunque se acometieron algunas obras de mejora, sobre todo en la zona de taquillas y el vestíbulo, al comenzar el siglo XXI se apreciaron problemas más profundos, que obligaron a limitar el público en palcos y en otras localidades. Lejos de mejorar, la situación se agravó hasta el punto de cerrarse definitivamente el teatro tras las representaciones de “La dama boba”.

Tampoco hemos podido conocer detalles del proyecto de Araujo y Nadal. La ampliación anuncia parece compleja porque el teatro está encastrado entre edificios. Como no se usen los pisos del inmueble... En cualquier caso estos nuevos carteles aportan un resquicio de esperanza a los aficionados al teatro que echamos de menos uno de los más y hermosos coliseos madrileños.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.