www.diariocritico.com
     

Ocio > Crónica rosa

Antonio David Flores: ¡la que has líao, pollito!
(Foto: EP)

Antonio David Flores: ¡la que has líao, pollito!

Antonio David debe de ser de esos hombres que ni perdonan ni olvidan y más de 16 años después de su separación de Rocío Carrasco, sigue echando leña al fuego y sin ánimo de parar. Sea lo que sea lo haya pasado en esa familia, se equivoca profundamente aireando una historia que solo a ellos concierne. Ya consiguió que la hija de ambos no quisiera saber nada de su madre y va camino de conseguir, algún día, lo mismo con el otro hijo.

Algún día la hija mayor, Rocío, se dará cuenta del daño tan grande hecho a su madre y será tarde para recular a pesar de las madres siempre perdonan. Mal padre alentar a una hija en el odio a su madre. Y muy mal negocio. ¡Si Rocío Jurado levantara la cabeza!
0,40234375