www.diariocritico.com

Se cumplen diez años de la alternativa de este 'pequeño gran coletudo'

Fernando Robleño, una década de entrega, dignidad y torería

Fernando Robleño, una década de entrega, dignidad y torería

Nunca se lo han puesto fácil. Las injusticias de la Fiesta se han cebado con este oficiante ejemplar de la religión laica que es la tauromaquia, que ha logrado ser figura y contar con el cariño y devocíón del mayor y más importante de sus escenarios, la cátedra venteña. Pongamos que se habla/escribe de Fernando Robleño, quien este fin de semana celebra sus diez primeros años de alternativa, pero al que aguardan muchas páginas que llenar todavía.
Feliz cumpleaños profesional para ese pequeño (de estatura) gran (de torería, valentía y ardor guerrero) coletudo que es Fernando Robleño, cuya Peña de 'su' San Fernando de Henares (Madrid) lleva a cabo durante estos días una amplia serie de actos en honor y homenaje del titular de la causa. En primer lugar una magna exposición, en el Centro Cultural 'Gabriel Celaya'  sobre la trayectoria del espada.

Tras otras varias celebraciones, el domingo18 se pone broche también en este lugar con la proyección  un DVD  resumen desde sus inicios, pasando por las mejores actuaciones que ha sembrado -¡ay, a veces con el esfuerzo baldío de sembrador sin cosecha- no sólo en la Monumental madrileña, sino en otros importantes cosos españoles y franceses.

Tras el cual, tendrá lugar el obligado coloquio al respecto, previo comentario de varios críticos como José Antonio Donaire, Miguel Ángel Moncholi y Julián Agulla López, entre otros En todos estos sucesos, con la Peña de máximo responsable,  ha colaborado la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la localidad.

Fernando García Robleño nació en Madrid el 13 de septiembre de 1979, reside desde su infancia en San Fernando de Henares, localidad muy ligada a sus ascendientes, al igual que las de Colmenar de Oreja y Ciempozuelos. Ingresó en la Escuela de Tauromaquia de Madrid en noviembre de 1991 y se vistió por primera vez de luces en un festejo en el Centro Penitenciario de Carabanchel el 7 de mayo de 1994, quedando triunfador del certamen.

Su debú con los del castoreño se produjo en Colmenar de Oreja el  4 de mayo de 1997, actuando en solitario con novillos de Victoriano del Río, cortando 4 orejas y resultando cogido de gravedad en el último novillo. Por desgracia para él, su desmedido valor y sus intentos siempre de practicar el toreo puro -el más arriesgado- su carne ha sufrido en demasía el solivianto de sentir el hierro candente de las astas.

Su primera temporada la acabó con 7 novilladas y 11 orejas. En 1998 fueron 23 y 40, respectivamente. Se presentó con los del castoreño en Las Ventas el 16 de julio de 1999 cortando una oreja. Volvió de nuevo el 13 de agosto cortando 2 orejas y descerrojando por primera vez la mítica Puerta Grande. Ese año participó en 57 novilladas y cortó 89 orejas y 4 rabos, quedando segundo del escalafón. La Real Federación Taurina de España le otorgó
el Premio Cossio al mejor novillero de la temporada.

Doctorado de lujo con Morante y El Juli


Robleño, que tuvo una alternativa de lujo en Torrejón el 20 de junio de 2000, con Morante y El Juli,  puede presumir -y su dignidad y modestia le impiden hacerlo, aunque los aficionados dabuten lo saben y valoran- de haber gozado, y gozar, de gran cartel en las Ventas donde el día de su debut en la Feria de San Isidro el día 16 de mayo de 2000 sufrió una grave cogida.

Confirmó la alternativa el 22 de julio de 2001, con los durísimos bicornes del cura de Valverde -con los que también debutó en Francia- cortando una oreja. Robleño ha toreado un total de 250 corridas, lidiando 507 toros. Al margen de las Ventas, ha tenido grandes actuaciones en: Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, etc..

También ha participado en importantes plazas de segunda con grandes resultados, así como en las de tercera categoría, siendo digna de mención entre éstas la de Añover de Tajo (Toledo) donde, además de su capacidad lidiadora, pudo cascabelear su calidad, indultando un bicorne de la ganadería de Adolfo Martín, tan rechazada por los mandamases del escalafón.

Para variar, la empresa venteña le ha vuelto a colocar en el ciclo isidril ante un encierro de los igualmente duros y correosos toros de Palha. Será el 28 de mayo, junto a Jesús Millán y Francisco Javier Corpas. También para variar, Robleño se jugará parte del futuro de su campaña actual en este festejo, mientras las figuras, figuritas y/o figurones se traerán sus escogidos toros comerciales bajo el brazo. Lo que no impide que en la hoja de servicios a la Fiesta, Robleño luzca más orejas y salidas a hombros que la mayoría de ellos y olé.

Cambiando de tercio, en este mismo escenario de la cátedra, se anuncian este domingo tres novilleros ya con amplia experiencia. Aunque no en idénticas circunstancias, pues el exigente tribunal que los examinará será más indulgente con uno de ellos: Pedro Marín. Porque este albaceteño de 22 años se presenta en Madrid.

Pero tanto el placentino Francisco Pajares, de 24 años, como el madrileño Pablo Lechuga, de 21 ya torearon en tres ocasiones la temporada anterior en la Monumental, y dejaron detalles, mas no alcanzaron el triunfo. Por lo que disponen ahora de la que será su última oportunidad en tal sentido, ya que hay muchos otros colegas en lista de espera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.