www.diariocritico.com

accidente de helicóptero

Las banderas de todos los edificios de la Junta de Castilla-La Mancha ondean a media asta este lunes en señal de duelo por el accidente de helicóptero que el pasado 22 de octubre costó la vida a los militares José Morales, Saúl López y Jhonander Ojeda.

Los buzos de la Armada han recuperado este viernes los cadáveres de dos de los tres tripulantes del helicóptero del Ejército del Aire que cayó al mar y ya se aprestan para completar su misión el sábado mismo, antes de que se produzca un cambio meteorológico que puede impedirles trabajar durante días.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asegurado este viernes que los militares que iban a bordo del helicóptero siniestrado cerca de Canarias "siguen desaparecidos" y hasta ahora los servicios de búsqueda no han podido acceder a la cabina del 'Super Pima', por lo que no se ha podido descartar que se hundieran con el aparato. El ministro lamentó la "distorsión informativa", que achacó a una comunicación del Gobierno marroquí que llegó apuntalada por categorizarse como de "verificación absoluta de veracidad". "Por eso lo comunicamos a los medios de comunicación", explicó.

Cientos de personas han acudido hoy al funeral para dar el último adiós al capitán Emilio Pérez, al teniente Marcos Antonio y al agente José Martínez Conejo, los tres guardias civiles muertos al estrellarse en Picos de Europa (León) el helicóptero con el que intentaban rescatar a un deportista herido.
  • 1

Los cadáveres de los tres militares que viajaban en el helicóptero 'Super Puma' del Ejército del Aire siniestrado la semana pasada cerca de Canarias han sido localizados este jueves en el interior de la cabina. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha adelantado la información en una rueda de prensa en la Base Aérea de Gandó, una declaración en la que no ha admitido preguntas.

Al parecer se trataba de un vuelo de instrucción

Un accidente de helicóptero en el aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo) dejaba este miércoles dos heridos leves en lo que expertos en aviación califican como una "loretada" - un auténtico milagro gracias a la Virgen de Loreto, patrona de los aviadores- cuando, al parecer, se realizaba un vuelo de instrucción a cargo de la empresa Coyote Air.