www.diariocritico.com

asalto valla Melilla

Unos 250 inmigrantes de origen subsahariano han intentado entrar en Melilla a primera hora de este miércoles saltando la doble valla por dos zonas distintas del perímetro fronterizo, separados ambos lados por unos siete kilómetros de distancia, un primer grupo de unos 30 por Beni-Enzar y otros 220 por el Cerro de Palma Santa próximo al Río de Oro. El intento ha sido infructuoso ya que ninguno ha conseguido entrar en España.

La CE insiste en el principio de no devolución

La Comisión Europea vuelve a regañar a España en el siempre polémico asunto de las fronteras. Así, ha recordado al Gobierno que las medidas de control de la frontera "deben ser equilibradas" y respetar "los derechos fundamentales" de los inmigrantes. En declaraciones hechas este miércoles insisten además en el "principio de no devolución", tras los últimos incidentes en la valla de Melilla.

> Desde el sábado, Salvamento Marítimo ha atendido a unas 1.000 personas y en la valla de la ciudad autónoma se encaramaron 700 subsaharianos, si bien sólo lograron acceder 80
> La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncia la escasez de medios de los agentes para afrontar estas oleadas

La llegada de inmigrantes se ha agudizado en los últimos días, en parte por la buena climatología. Este martes más de 680 inmigrantes han intentado cruzar el Estrecho en 70 embarcaciones y en Melilla 700 subsaharianos se han encaramado a la valla, si bien sólo 80 ha logrado acceder al suelo autónomo. Desde el sábado más de 1.700 personas trataron de alcanzar suelo español, lo que supone hablar de cifras récord en los últimos años.

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha denunciado este viernes "la agresividad" de los inmigrantes en los saltos del jueves, en dos intentos de unos 800 subsaharianos de los 140 lograron entrar, al haber usado objetos contundentes e incluso arrojar ropa con fuego a los guardias civiles que evitaban que accedieran a territorio español.

- Nuevos saltos masivos a la valla de Melilla

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avanzado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que en la reunión se ha aprobado realizar obras para el refuerzo de las vallas de Ceuta y Melilla utilizando el proceso de urgencia. Una reacción al último intento de entrada en grupo por la valla de Melilla en la que se volvieron a producir denuncias de 'devoluciones en caliente'. Algo que el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha asegurado en el Senado que no se produce ya que se trata de "rechazo en la frontera". Martínez ha respondido así a una pregunta del senador socialista Enrique Cascallana sobre "el incumplimiento de la ley en relación con la expulsión de inmigrantes llegados a España" a través de las ciudades autónomas.

> La ONG Fundación Prodein lo ha denunciado y grabó un vídeo donde se observan estos hechos

La mayoría no lo consiguió, pero sí algunos

Decenas de inmigrantes de origen subsahariano han intentado entrar a Melilla en la madrugada y primeras horas de este sábado, de los cuales algunos, al menos una treintena, se han encaramado a la valla que separa Melilla de Marruecos, en una zona próxima a la frontera de Beni Enzar, donde continúan a esta hora.

La reunión celebrada este miércoles en el Ministerio del Interior se ha saldado con la decisión de reforzar con un total de 475 efectivos más de Policía y Guardia Civil la presencia policial en las ciudades de Ceuta, Melilla y en menor medida a Algeciras ante el incremento de la presión migratoria de los últimos días, según ha informado a través de un comunicado el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, quien ha presidido el encuentro.

Unos 400 inmigrantes han logrado entrar esta madrugada en Melilla tras un nuevo salto masivo a la valla en el que participaron un millar de personas de origen subsahariano, según han informado fuentes policiales.

Un total de 140 inmigrantes han conseguido entrar en Melilla tras el último salto a la valla registrado a primera hora de esta mañana en el que participaron medio millar de personas de origen subsahariano. Cinco inmigrantes han sufrido heridas y han tenido que ser atendidas en el lugar por efectivos de Cruz Roja y trasladados al hospital comarcal. Con los nuevos ingresos, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) casi cuadriplica su capacidad con más de 1.900 personas acogidas, lo que obligará a instalar más tiendas de campaña. Además 12 guardias civiles han resultado heridos.

Tres semanas después del último intento de entrada en grupo por la valla de Melilla, varias decenas de inmigrantes de origen subsahariano han vuelto a saltar por la zona del perímetro próximo al puesto fronterizo de Barrio Chino. Se desconoce el número que habría conseguido acceder a la ciudad, pero un grupo reducido de ellos se habría mantenido encaramado al vallado coreando gritos de 'libertad' ante la llegada de los agentes de la autoridad.