www.diariocritico.com

Caja Madrid

Rodrigo Rato dejará de ser presidente de Caja Madrid a final de mes, fecha en la que se producirá la desaparición de la entidad como tal, dado que a partir del 28 de noviembre se convertirá en una fundación de carácter especial.

No comprobaba los ingresos de los clientes

El Banco de España recomendó en 2009 a Caja Madrid que analizara mejor la capacidad de pago de sus clientes, tras constatar que muchos de los préstamos hipotecarios eran operaciones "mal concedidas en su inicio" a personas sin ingresos regulares o "con sueldos bajos y, por tanto, con poco excedente para vivir".