www.diariocritico.com

caso de los ERE

Los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán han visto confirmado su procesamiento en el caso de los ERE. La Audiencia Provincial de Sevilla se ha pronunciado en este sentido para los 26 ex altos cargos que aparecen en la pieza separada de la investigación de las ayudas irregulares.

Uno de los tres hijos el expresidente de la Junta José Antonio Griñán, Manuel Griñán, ha defendido la "honestidad" de su padre a través de una carta que ha publicado en su perfil de Facebook en la que señala el "martirio" que está sufriendo su padre después de que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado seis de cárcel para él en la conocida como 'pieza política' del caso de los ERE.

> Habrían operado "con conocimiento de los incumplimientos ya descritos y conciencia de las consecuencias"

La Fiscalía Anticorrupción, en su escrito de acusación en la pieza separada por las subvenciones investigadas en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, considera que los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán no "frenaron" como miembros del Consejo de Gobierno las "irregularidades" manifestadas en los informes elevados a dicho órgano.

> Estalla en plena precampaña un problema serio para los socialistas, amenazados por el 'sorpasso'

El 'abandono' de Pedro Sánchez a los ex presidentes andaluces Chaves y Griñán tras ser procesados por el 'caso de los ERE' ha causado un terremoto político nacional pero también un temblor importante en el seno de la formación socialista, donde han echado de menos más apoyo a estos veteranos, asegurándose desde dentro del PSOE que ha sido una maniobra político-judicial para golpear al partido en plena campaña y que ambos son inocentes.

> Entre ellos están la ex ministra Magdalena Álvarez y el ex diputado y secretario de Estado Gaspar Zarrías
> Los dos ex presidentes se lo ponen fácil a Pedro Sánchez: piden su baja como militantes del PSOE

El juez de refuerzo Álvaro Martín, que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, ha dictado auto de procedimiento abreviado contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros 24 ex altos cargos de la Junta, entre ellos 6 ex consejeros andaluces, entre ellos Magdalena Álvarez y Gaspar Zarrías.

La juez instructora del caso de los cursos de formación, María Núñez, se ha alineado con las tesis de la Fiscalía Anticorrupción que se oponía a investigar a los ex presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El tribunal sostiene que no existen pruebas que sustenten la imputación sino "simples conjeturas".

La petición de cárcel para José Antonio Griñán por la Fiscalía, dicen algunos, llegó en el momento idóneo para que se dejara de hablar de Rita Barberá y todos los demás escándalos del partido de Mariano Rajoy. Casualidad o no, el caso es que se acaba la temporada de tregua para los socialistas y los fantasmas del pasado vuelven a acechar al partido ahora liderado por Pedro Sánchez, quien estaría siendo víctima de una conspiración para que deje de bloquear la formacíon de gobierno.

> Anticorrupción solicita para Chaves 10 años de inhabilitación

No hay día sin noticias negativas sobre corrupción política. Ahora, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado 6 años de cárcel para el ex presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán por delitos continuados de malversación de caudales públicos y prevaricación, mientras que para Manuel Chaves solicita 10 años de inhabilitación especial por un único presunto delito de prevaricación continuada por el 'caso de los ERE'.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recalcado este miércoles que el Código Ético de su partido es "muy exigente", poco después de que los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán hayan pedido su baja como militantes al ser procesados en el caso de los ERE. Dicho esto, ha dicho que hay que "respetar el principio de presunción de inocencia" de quienes fueran también presidentes del PSOE, con quienes no ha "hablado" en las últimas horas. Unas palabras más prudentes que las de otros socialistas que sí han puesto la mano en el fuego por ellos.