www.diariocritico.com

caso Nóos

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha acordado embargar la mitad de los fondos que la sociedad Aizoon, propiedad al 50 por ciento de los Duques de Palma, tiene ingresados por importe de varios miles de euros en un Juzgado de Primera Instancia de Palma --a raíz de una reclamación--. El objetivo es cubrir parte de la fianza civil de 2,1 millones que pesa sobre la Infanta Cristina.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha ordenado embargar al expresidente del Govern Jaume Matas la mitad indivisa del palacete que posee en la céntrica calle palmesana de Sant Feliu, así como un edificio de cuatro plantas ubicado en la calle Sant Miquel, en el marco del caso Nóos.

El acusado se defiende argumentando que no tuvo poder de decisión alguno ni participación societaria. Además, alega que solo Manos Limpias pide una condena, la Fiscalía Anticorrupción y el resto de acusaciones no ven una conducta delictiva en las acciones de Tejeiro, por lo que su abogado pide en el escrito de defensa su absolución.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha iniciado los trámites para que la infanta Cristina y otros acusados del caso Nóos le entreguen una relación de bienes con los que responder a las fianzas de responsabilidad civil que pesan sobre ellos y que el magistrado les impuso en el auto con el que el pasado mes de diciembre acordó enviarles al banquillo de cara a su enjuiciamiento.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, prevé requerir en próximas semanas a la Infanta Cristina y a otros catorce acusados del caso Nóos que le hagan entrega de una relación de bienes con los que responder a las fianzas de responsabilidad civil que pesan sobre ellos y que el magistrado les impuso en el auto con el que el pasado mes de diciembre acordó enviarles al banquillo de cara a su enjuiciamiento.

El ex presidente del Govern Jaume Matas ha presentado este martes ante el juez José Castro su escrito de defensa del caso Nóos. En él, reclama en él su libre absolución al negar haber incurrido en delito alguno de cara a la firma de los convenios suscritos con el Instituto Nóos para la celebración, en 2005 y 2006, de los denominados Illes Balears Forum y otros eventos por los que la entidad presidida entonces por Iñaki Urdangarin percibió hasta 2,6 millones de euros públicos.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha suspendido el plazo otorgado al vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, para que presente su escrito de defensa hasta que la Audiencia Provincial de Baleares responda a dos escritos presentados por el acusado en los que solicita la aclaración del auto en el que el tribunal abrió juicio contra él en el marco de esta causa.

Los abogados de la Infanta quieren que Castro rebaje la fianza civil impuesta de más de dos millones a la cantidad de 449.525 euros. En el recurso alegan que es injusta y que se ha fijado sin hacer ningún análisis ni cálculo, tan solo respondiendo a la petición de Manos Limpias, la acusación.

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha presentado su escrito de defensa en el que ha negado que el Instituto Nóos "vendiera el humo que preconiza el Ministerio Fiscal" y ha culpado a la Administración pública de las presuntas ilegalidades cometidas con la contratación de esta sociedad para la celebración de unos eventos por los que cobró hasta 6,2 millones de euros, aseverando que Nóos no tuvo "margen negociador" con las instituciones balear, valenciana y madrileña.

Las condiciones que impuso Castro para la venta del palacete que poseen los Duques en Pedralbes, depositar en el Juzgado 2,3 millones de euros, han sido ratificadas por la Audiencia tras desestimar el recurso que interpuso Manos Limpias contra la venta del inmueble.

El que fuera contable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro afirma, en el escrito de defensa que este miércoles ha entregado al juez José Castro, que las mercantiles que conformaban el conglomerado urdido en torno a Nóos actuaban "bajo la dirección unitaria" de Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres, quienes ostentaban "un absoluto control y poder de decisión" dentro del entramado.

> Asegura que se va "por una acusación política" y defiende su " honradez"

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha asegurado este lunes que deja el Ayuntamiento, tras decidir la Audiencia de Palma que se sentará en el banquillo de los acusados por el 'caso Nóos', "por una acusación política" -en alusión a los concejales del PSPV- y ha considerado que es "víctima de una cacería electoral" a la que asegurado que le han sometido los socialistas. Su dimisión llega después de conocerse que será juzgado por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, fraude a la administración, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial.