www.diariocritico.com

Coripe

El municipio sevillano de Coripe celebró su 'Quema del Judas' el domingo de Resurrección, y de nuevo, con polémica. Esta vez, por el fusilamiento y quema de un muñeco que representaba al ex presidente catalán, Carles Puigdemont, ataviado de negro y con un lazo amarillo y una estelada como capa. En la edición del año pasado, Movimiento contra la Intolerancia denunció la quema de un muñeco de Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz.
  • 1

Dificultades en casi todas las provincias por el nuevo temporal