www.diariocritico.com

Crisis PSOE

El polvorín socialista ha estallado en la tarde de este miércoles, ya que en lugar de esperar al Comité Federal convocado este sábado, 17 miembros de la Ejecutiva han presentado en bloque su dimisión. Entre ellos se encuentran la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig o el ex secretario general del PSM, Tomás Gómez, que fue expulsado por Sánchez. La Ejecutiva socialista está formada por 35 miembros, aunque son 34 desde el fallecimiento de Pedro Zerolo. A las dos dimisiones presentadas con anterioridad, se suman estas 17, con lo que ya son más de la mitad los miembros que han dimitido, y de esta forma provocan el cese del secretario general. Sánchez ha 'tirado' de estatutos para intentar salvar su 'cabeza', pero parece que sólo conseguirá alargar la agonía. Según ha indicado el ex militante socialista y líder de ‘Decide en Común’, Alberto Sotillos, en Ferraz, la discusión entre partidarios y detractores de Sánchez ha llegado hasta el punto de pelear por si Zerolo, fallecido, cuenta o no como miembro de la Ejecutiva. En cualquier caso, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha logrado hacerse con el control del partido sin someterse a primarias, y ahora habrá que esperar para ver quién se hace finalmente con el timón socialista.

> Reconoce que está muy solo y que apenas tiene aliados internos

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que no se plantea dimitir si el próximo sábado el Comité Federal no respalda su propuesta de celebrar el 39º Congreso del partido en diciembre, con unas primarias el 23 de octubre.

> Varias federaciones socialistas y líderes del partido exigen un cambio de rumbo para frenar la deriva
> Sánchez anuncia a su Ejecutiva que quiere convocar ya el 39º congreso federal, con primarias en octubre

Era de esperar, pero no por ello es menos noticia que algunas federaciones socialistas y líderes del partido exigen ya un cambio de rumbo para frenar la deriva en la que está inmerso el PSOE actual de Pedro Sánchez. Tras perder con estrépito en Galicia y Euskadi en votos, las alarmas no pueden estar más encendidas. Además, Podemos presiona más si cabe y rompe el pacto de investidura de García-Page en Castilla-La Mancha. El secretario general ha anunciado ante sus compañeros de la dirección su intención de convocar ya el 39º Congreso del PSOE, celebrando unas primarias en octubre, en clara previsión de terceras elecciones en diciembre.

El PSOE se ha convertido en un polvorín que podría saltar por los aires en cualquier momento. El secretario general, Pedro Sánchez, es el blanco de todos los disparos, y es que no sólo le llegan ‘balazos’ del resto de partidos por la situación de bloqueo institucional que atraviesa el país, sino que los medios de comunicación, nacionales e internacionales, están llevando a cabo su propia operación contra Sánchez. Aun así, los dardos más envenenados han salido de su propia ‘casa’, y es que, la mayoría de barones y ex dirigentes socialistas han escenificado en público su desacuerdo con el líder, e incluso han pedido su dimisión. El ex militante socialista y fundador de ‘Decide en Común’, Alberto Sotillos, analiza para Diariocrítico la situación que vive el PSOE. “Es una ruptura interna de la estructura democrática del partido. No hay forma de sacar adelante el partido porque sólo priman los objetivos personales, y quienes quieren quitar a Sánchez tampoco plantean una alternativa. En el PSOE hay una lucha por el poder orgánico y por la administración de la derrota”.

Este asunto cobra ya categoría de ciclón, con aires de culebrón venezolano. Los dirigentes críticos del PSOE han desplegado una ofensiva para tratar de impedir que el Comité Federal del sábado llegue a votar la propuesta de Pedro Sánchez de convocar primarias el 23 de octubre y un congreso en diciembre para dirimir el liderazgo del partido. Y a las voces en contra del secretario general se une ahora, como se esperaba, el 'jarrón chino' que representa Felipe González.

> El PSOE andaluz le avisa que “no es el momento de celebrar congreso sino de asumir responsabilidades políticas"
> Desafía a los barones con la propuesta de unas primarias en octubre para elegir un nuevo secretario general

No tiene otro nombre. La jugarreta de Pedro Sánchez al resto del mundo, que aquí no se salva nadie, ha puesto en un brete al Rey en vísperas de convocar una nueva ronda de consultas; en un aprieto al PSOE, al abrir una crisis sin precedentes pues su convocatoria de un Congreso del partido -de momento una mera propuesta- para el próximo diciembre y, sobre todo, primarias para elegir un nuevo secretario general el 23 de octubre, sólo una semana antes de que expire el plazo para disolver de nuevo las Cortes, y, también, ha puesto a subasta su propio liderazgo llevando el enfrentamiento interno a unos límites insoportables. Hoy, ha roto demasiados puentes.

Más de la mitad de los miembros la Comisión Ejecutiva Autonómica del PSOE de Castilla y León --25 de los 48 integrantes-- ha presentado la dimisión en bloque este viernes, minutos después de que concluyera un plenario de este órgano, que, de esta manera, ve imposibilitado su funcionamiento.

La propuesta federalista, nuevo motivo de fricción en el partido

- 'Barones' socialistas acusan a Rubalcaba de "no compartir" el poder

Algo muy serio está ocurriendo, en medio del silencio oficial y de las declaraciones de malestar en privado, en el seno del Partido Socialista Obrero Español. El PSOE se cuartea en Cataluña, enAndalucía, en Madrid e incluso en Galicia y el País Vasco, y los malos resultados de las encuestas en las tres comunidades en las que próximamente se celebrarán elecciones autonómicas aumentan el malestar interno: definitivamente, el PSOE no se beneficia del despeñamiento del PP. La autoridad de Alfredo Pérez Rubalcaba y de su 'segunda', Elena Valenciano, se cuestiona en algunas de las federaciones en las que los dirigentes han sido sustituidos y, para colmo, la propuesta del secretario general socialista a favor de ir a un Estado federal, sin mayores concreciones, ha sido juzgada como "insuficiente" y "una improvisación más" en determinados sectores del partido.