www.diariocritico.com

Debate Electoral

El candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, y la número 3 de la lista de Ciudadanos, Silvia Saavedra, lideraron la ofensiva a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el debate a 6 que ha tenido lugar este miércoles en Telemadrid. Ambos han utilizado una agresiva estrategia contra la regidora, cuyas intervenciones han destacado por seguir un perfil bajo que ha tenido trazas de enfado cuando ha sufrido interrupciones. Javier Ortega Smith, de Vox, ha decidido moderarse, al igual que Carlos Sánchez Mato (Madrid en Pie), que ante la crispación reinante ha marcado sus mensajes con una actitud relajada. Por su parte, Pepu Hernández (PSOE) ha terminado el debate encendido aunque no ha querido entrar en discusiones con los otros hasta el tercer bloque.

> La Junta Electoral da la razón a RTVE respecto al sorteo de los turnos de intervención

Esta noche a partir de las 22.00 horas se celebra el primer debate electoral entre los cuatro candidatos de los principales partidos para las elecciones del 28 de abril. En el último día que se publican encuestas y en medio de una tensa campaña electoral, Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Cs) confrontarán sus hojas de ruta en un debate que aspira a ser clave de cara a la cita con las urnas.

> Casado y Rivera se niegan a acudir al ente público como quiere Sánchez e Iglesias reclama dos citas

TVE ha decidido trasladar al martes 23 la cita para el debate electoral con los cuatro principales cabezas de lista. De esta manera, el encuentro tendría lugar el mismo día que el anunciado en Atresmedia imposibilitando que se celebren ambos como reclamaban Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Sin embargo, los líderes de PP y Ciudadanos se han negado a participar en el ente público en la nueva fecha y el secretario general de Podemos presiona a Pedro Sánchez para celebrar dos debates.

Debate electoral

Felip Puig observa ciertas dosis de oportunismo en la decisión del líder socialista

CiU ha mostrado su total disposición a celebrar "donde y cuando sea" un debate 'cara a cara' televisivo entre su líder, Artur Mas, y el candidato y presidente de la Generalitat, José Montilla, antes de las elecciones catalanas.

> El presidente anunció por sorpresa que Nadia Calviño será su vicepresidenta si logra gobernar
> Iglesias tiende una mano al líder socialista y Casado, Rivera y Abascal se intercambian reproches
> Llamó mucho la atención los ataques de Rivera a los "robos" y la "corrupción" de su socio PP
> Rivera cambió de estrategia y se situó en el centro criticando a Abascal por su "chiringuito" económico

El primer debate de los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid -a excepción de Íñigo Errejón, que lo tenía prohibido por la Junta Electoral- ha terminado con una victoria clara del líder de Ciudadanos. Ignacio Aguado, experto en encuentros de este tipo, se ha presentado en Telemadrid como alguien presidenciable y ha arremetido contra su homólogo socialista, a quien ha vuelto a vetar en futuros pactos. Gabilondo fue acorralado por la derecha, pero también por parte de Podemos, de quien intentó desmarcarse para quedarse en el centro. Serra, pese a lanzar pullas al PSOE, manifestó que lo importante es conseguir un Gobierno de izquierdas -con Más Madrid incluido- mientras Ayuso peleó por desvincularse de Ciudadanos y Vox y presentarse como el verdadero voto útil para mantener la hegemonía del PP en la región. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, se quedó sola defendiendo sus propuestas de acabar con la inmigración ilegal o derogar las leyes de violencia de género y contra la LGTBIfobia. Ninguna de las otras formaciones respondió a sus embestidas y, en contra de lo que pretendía, se quedó aislada en un debate encorsetado y con demasiado intercambio de cifras.

> Cataluña se come más de la mitad de un debate donde, de manera sorprendente, ni se mencionó a Venezuela
> Casado, el gran perdedor con argumentos muy poco convincentes y superado y sorprendido por el tono de Rivera
> Iglesias supo combinar ataques con manos tendidas a Sánchez y éste se lo agradeció con un frente común

No hubo ganadores ni vencidos... aunque Casado fue el que quedó más tocado en un debate donde Rivera tomó la iniciativa como principal candidato de la oposición contra Sánchez, quien mantuvo el pulso aunque los debates no son lo suyo. Pablo Iglesias se la jugó a la única carta de ser muy correcto y dar la mejor imagen en el plató, pero terminó apartado y fuera de la pelea. Quizás porque no era una pelea, sino un debate, y el de Podemos estaba cómodo en ese formato.

> Y propone crear un marco regulatorio sobre los debates electorales para evitar nuevos conflictos en el futuro

El presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, ha dado su brazo a torcer para la celebración de dos debates electorales como le reclamaban PP, Cs y Unidas Podemos después de la polémica generada por la decisión del RTVE de cambiar la fecha original de su encuentro a cuatro para evitar un doblete que podría perjudicar al PSOE.