www.diariocritico.com

debates políticos en televisión

El candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, y la número 3 de la lista de Ciudadanos, Silvia Saavedra, lideraron la ofensiva a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el debate a 6 que ha tenido lugar este miércoles en Telemadrid. Ambos han utilizado una agresiva estrategia contra la regidora, cuyas intervenciones han destacado por seguir un perfil bajo que ha tenido trazas de enfado cuando ha sufrido interrupciones. Javier Ortega Smith, de Vox, ha decidido moderarse, al igual que Carlos Sánchez Mato (Madrid en Pie), que ante la crispación reinante ha marcado sus mensajes con una actitud relajada. Por su parte, Pepu Hernández (PSOE) ha terminado el debate encendido aunque no ha querido entrar en discusiones con los otros hasta el tercer bloque.

El primer debate de los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid -a excepción de Íñigo Errejón, que lo tenía prohibido por la Junta Electoral- ha terminado con una victoria clara del líder de Ciudadanos. Ignacio Aguado, experto en encuentros de este tipo, se ha presentado en Telemadrid como alguien presidenciable y ha arremetido contra su homólogo socialista, a quien ha vuelto a vetar en futuros pactos. Gabilondo fue acorralado por la derecha, pero también por parte de Podemos, de quien intentó desmarcarse para quedarse en el centro. Serra, pese a lanzar pullas al PSOE, manifestó que lo importante es conseguir un Gobierno de izquierdas -con Más Madrid incluido- mientras Ayuso peleó por desvincularse de Ciudadanos y Vox y presentarse como el verdadero voto útil para mantener la hegemonía del PP en la región. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, se quedó sola defendiendo sus propuestas de acabar con la inmigración ilegal o derogar las leyes de violencia de género y contra la LGTBIfobia. Ninguna de las otras formaciones respondió a sus embestidas y, en contra de lo que pretendía, se quedó aislada en un debate encorsetado y con demasiado intercambio de cifras.

> Tono mucho más bronco en este segundo debate, donde Casado-Rivera-Sánchez llegan a los insultos
> Esta vez, Cataluña y los nacionalismos pasan a un segundo plano pero el debate no mejoró en calidad
> Rivera sacó el libro de la tesis de Sánchez para asegurar que el presidente mintió con su obra académica
> Casado, mucho mejor que en el primer debate | Iglesias repite estrategia de ofrecer un tono sosegado

Poco cambió realmente en el debate decisivo, el segundo, el de Atresmedia, respecto al del lunes en TVE. Tensiones, reproches y poco intercambio de ideas y propuestas políticas. Si algo cambió notablemente fue que se habló menos de Cataluña y más de otros temas que importan a la sociedad, pero sin ahondar en nada y sí incidir en las diferencias, con fuertes reproches, ataques y acusaciones. Pablo Iglesias volvió a ser el convidado de piedra y jugó su baza de mantener la calma y ofrecerse como un voto más constructivo y renovador. Esta vez, en cambio, Pedro Sánchez tuvo muchos problemas para resistir el ataque combinado de Pablo Casado y Albert Rivera, que estuvieron más incisivos si cabe. El líder del PP mejoró, pero no suficiente, y el de Ciudadanos volvió a brillar como el candidato más combativo y estuvo presente en todos los frentes.

> Y propone crear un marco regulatorio sobre los debates electorales para evitar nuevos conflictos en el futuro

El presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, ha dado su brazo a torcer para la celebración de dos debates electorales como le reclamaban PP, Cs y Unidas Podemos después de la polémica generada por la decisión del RTVE de cambiar la fecha original de su encuentro a cuatro para evitar un doblete que podría perjudicar al PSOE.

> Casado y Rivera se niegan a acudir al ente público como quiere Sánchez e Iglesias reclama dos citas

TVE ha decidido trasladar al martes 23 la cita para el debate electoral con los cuatro principales cabezas de lista. De esta manera, el encuentro tendría lugar el mismo día que el anunciado en Atresmedia imposibilitando que se celebren ambos como reclamaban Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Sin embargo, los líderes de PP y Ciudadanos se han negado a participar en el ente público en la nueva fecha y el secretario general de Podemos presiona a Pedro Sánchez para celebrar dos debates.

> TVE propone el 22 de abril como fecha para el debate, mientras que el de Atresmedia será el día 23
> El Supremo ha rechazado el recurso de Vox al estimar la interpretación de la Junta "perfectamente razonable"

La Junta Electoral Central ha decidido suspender el debate a cinco organizado por Atresmedia para el próximo 23 de abril debido a la presencia de Vox, formación que no cuenta con representación parlamentaria. Este debate era el único que había aceptado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la cadena privada deberá modificar su formato si quiere celebrarlo.

El polémico 'debate a 4' de TVE que se celebra este lunes a las 22.00 horas ya tiene cerrado su formato. Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera enfrentarán sus posturas en 100 minutos con la moderación de Xabier Fortes y 4 ejes temáticos. Su colocación y el orden de sus intervenciones se ha fijado por sorteo. Descubra toda las claves de su formato. Este martes 23 habrá otro debate en Atresmedia (Antena 3, La Sexta), debido al problema de entendimiento entre las partes por la presencia de Vox.

> Los partidos negocian con la posibilidad de ofrecer dos debates a cuatro consecutivos

Después de que la Junta Electoral Central vetara el debate a cinco en Atresmedia incluyendo a Vox, los líderes de PP, Ciudadanos y Unidas Podemos presionan al PSOE para que no haya un debate a cuatro sino dos.