www.diariocritico.com

escuela infantil diabolo

Doce mujeres forman parte de la plantilla de este prestigioso centro sito en Madrid

"La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras". La frase, nada baladí, pertenece a uno de los grandes filósofos de la historia, Jean Jacques Rousseau, y expresa la base sobre la que se sustenta la acción pedagógica de Diábolo. Una escuela infantil de enorme prestigio en la capital de España que siembra en sus alumnos valores como la tolerancia, el respeto hacia los demás, el amor por la naturaleza, la solidaridad, la expansión de las relaciones humanas y un largo etcétera siempre bajo el denominador común de la familia. Y que, como presume su creadora y gerente, la albaceteña Valle García Fernández, tienen y siembran "el alma castellano-manchega".

  • 1