www.diariocritico.com

incendios forestales

Castilla-La Mancha afronta la campaña contra incendios forestales que se inicia el próximo 1 de junio manteniendo los más de 3.000 efectivos y ampliando y mejorando las infraestructuras y medios de extinción en un año en el que se prevé una “campaña mejor” que en el año pasado.

El fuego ha arrasado 15.094 hectáreas de superficie en una semana, casi la mitad de las 33.370 hectáreas quemadas en lo que va de 2016, que ya no ostenta el título de mejor año del decenio en cuanto a incendios forestales, sino que se sitúa como el tercero, por detrás de 2013 y 2010.

Más de un centenar de incendios arrasan en estos momentos los montes del norte de España, concretamente, de Cantabria, donde permanecen activos un total de 80 fuegos y de Asturias, donde se han contabilizado este lunes 30 fuegos, de los cuales 19 estaban controlados esta tarde. También se han originado focos en el País Vasco y Navarra.

El colectivo de trabajadores de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) ha convocado una 'Marcha negra' en Madrid el próximo sábado, 5 de septiembre, que comenzará a las 20.00 horas desde Neptuno y en la participarán trabajadores de Castilla-La Mancha, donde hay unos 112 repartidos en las bases de Prado de los Esquiladores (Cuenca) y La Iglesuela (Toledo).

Un total de 549 efectivos y numerosos medios aéreos y terrestres procedentes de varias comunidades autónomas españolas y de Portugal tratan de controlar el incendio forestal declarado el pasado jueves en la comarca cacereña de Sierra de Gata, que mantiene activado el Nivel 2 de peligrosidad, aunque algunos de los vecinos evacuados han comenzado a retornar a sus casas.

2015 está siendo un mal año para la superficie terrestre de España, en lo que llevamos de año, ya se superan con creces la superficie calcinada en los años 2013 y 2014. Hasta el momento, el suelo quemado asciende a un total de 52.227 hectáreas, casi un 40 % más que en todo el año anterior, y se han producido 6.749 incendios. Los datos son malos, pero no son los peores de la década, en 2009 por ejemplo ardieron 81.945 hectáreas frente a las 14.391 de 2007, año con los mejores datos en cuanto a fuegos.

El incendio de Las Majadas y Uña quemó unas 1.200 hectáreas, mientras que el de Poyatos afectó a una superficie de 1.800 hectáreas de las que 400 pertenecen al Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

El presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), Rubén Cabrero, analiza en Diariocrítico las causas del centenar de fuegos que está calcinando el norte del país. Cabrero descarta el 'ladrillazo' como motivación de estos incendios provocados; critica que las ayudas de la PAC -creadas para fomentar prácticas ganaderas ecológicas- se otorguen sobre terrenos arrasados y defiende retocar aspectos "muy mejorables" de la ley de Montes.

El centenar de incendios que está asolando el norte de España tiene sospechosos tintes de intencionalidad. Pero, ¿podrían estar provocados por la nueva Ley de Montes denunciada por los ecologistas? Vea lo que dice exactamente el texto de la norma.

La respuesta son aproximadamente unos 700 millones de euros. Esta es la crifra que destinaron las comunidades autónomas a la lucha contra los incendios forestales en 2014, una cuantía que será similar en 2015. Sin embargo, la agencia 'EFE' encargada de recabar estas cifras manifiesta la dificultad en acceder a la información de este tipo tras consultar a las administraciones.

> Más de 1.300 efectivos luchan para extinguir el fuego más violento de un total de 22 que siguen activos

California, uno de los estados más famosos de Estados Unidos, está siendo gravemente devastado por los incendios, que este verano están siendo especialmente virulentos. Entre otros factores, esta tasa tan alta de incendios (hasta 1.500 más que la media en esta época del año) se debe a la sequía que azota a la región desde hace ya cuatro años. Los bomberos señalan que esta situación dificulta mucho el poder controlar bien los fuegos, que ascienden ya a 22 los que permanecen activos.

El incendio de la localidad de Ódena (Barcelona) que ya ha calcinado más de 1.000 hectáreas según los últimos datos, se originó de forma accidental debido a la manipulación de una picadora de paja. El dueño de la finca donde se originó el fuego ha confesado voluntariamente los hechos en una comisaría en la mañana de hoy lunes y se le ha imputado un delito de incendio forestal, aunque no ha quedado detenido.