www.diariocritico.com

José Manuel Pazos

Los datos de empleo de EE.UU. publicados el viernes, han sembrado inquietud, porque acusan un entorno menos amigable para la economía y para las posibilidades de reelección del presidente. Éste, que no está sobrado de margen, acusa el impacto y hace referencia a la crisis europea. Con razón. El FMI y los norteamericanos quieren que se rescate el sistema financiero español lo antes posible, porque más tiempo que pase más tiempo para que un cisne negro nos sitúe ante un evento de difícil control. Los rescates bancarios precisan dinero, y lo ponen los mercados o lo ponen las instituciones. Elijan. 

Siempre que sea posible es mejor no caer en la sobre- preocupación, porque generalmente no sirve de ayuda y solo eleva la ansiedad,  pudiendo inducir decisiones precipitadas. Pero es al menos igual de estúpido cerrar los ojos y negar lo evidente, aunque esto de lo evidente no sea más que un estado de ánimo. La economía es también un estado de ánimo.

No se cree que fluya el crédito como se está prometiendo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, presentó de manera estelar su plan de reforma financiera, con el que intenta sanear el sector como baza esencial para la recuperación económica. Ahora bien, los analistas, como nuestro miembro del Consejo Editorial José Manuel Pazos, quien duda de la mayor parte de las afirmaciones hechas por el titular de Economía, como la esperada mejoría para que fluya el crédito.

- Reforma financiera: ¿todos contentos?
- La reforma financiera echa a andar, por José Cavero
- Luis de Guindos: "La banca dejará de hacer de inmobiliaria"

Qué barbaridad! Reconozcamos que no es sencillo escribir sobre los males de una hipoteca multidivisa, como no lo es hacerlo sobre la inversión en productos estructurados o sobre inadecuadas coberturas de riesgo de tipos de interés.