www.diariocritico.com

Juan Carlos I

Plaza 1, la empresa venteña, presentó los carteles de la Feria

La ilustración de este año en toda la cartelería,programa y entradas se dedica al fallecido matador de toros Iván Fandiño

Por la Puerta Grande más importante del planeta taurino: la de Las Ventas. Por ahí, en un nuevos gesto de apoyo a la tauromaquia en estos tiempos tan contrarios a ella, entró el rey emérito, Juan Carlos I, para con su presencia apoyarla. El presidió la gala celebrada en el coso número uno del mundo, el más decisorio y decisivo del planeta táurico para presentar, por parte de Plaza1 la empresa que lo gestiona, los carteles de la Feria de San Isidro de este año. La Infanta Dña. Elena acompañó a Don Juan Carlos, así como, el Presidente del Senado, Pío García Escudero, y el Consejero de Justicia, Presidencia y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que fueron recibidos en la Puerta Grande por los gestores de Las Ventas, Simón Casas y Rafael García Garrido.

>> Llevaba allí desde 1976

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido este jueves la decisión de retirar el busto de Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento y ha argumentado que se ha tomado para cumplir con "la normativa vigente", ya que dejó de ser Rey el año pasado. En declaraciones a los medios en el Parlament, donde ha acudido a seguir del debate sobre una ILP de pobreza energética y desahucios, no ha aclarado si ahora pondrán un busto del Rey Felipe VI argumentando que no tiene todos los "detalles" de la medida.

El Rey Don Juan Carlos viajó este miércoles a Riad a presentar sus condolencias por el reciente fallecimiento del Rey Abdalá y dar la bienvenida a su sucesor, Salman bin Abdulaziz Al Saud, ex ministro de Defensa.

La ciudadana belga Ingrid Sartiau envió una carta a la Casa Real en abril de 2013 en la que aseguraba tener "serias pruebas" de que el Rey Juan Carlos es su padre y negaba ser hermana del español Alberto Solá que dice ser el primogénito.

> Sin embargo, desestima la demanda de otro supuesto hijo ilegítimo, el catalán Alberto Solá Jiménez

Se tambalean aún más los antiguos cimientos de la Casa Real. La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha admitido a trámite la demanda de paternidad presentada por la belga Ingrid Sartiau contra el Rey don Juan Carlos, algo que evidencia que su retirada de la Corona ahorró más disgustos a la monarquía española, ahora encabezada por Felipe VI.

Don Juan Carlos celebra este lunes su 77º aniversario, un cumpleaños que ya no vivirá como jefe del Estado, sino como padre del Rey Felipe VI, quien ya ha superado el umbral de los 6 meses en el trono volcado en afianzar la institución mediante su renovación y adecuación a los tiempos.

El Tribunal Supremo ha recibido una demanda de paternidad presentada por Alberto Solá Jiménez contra el Rey Juan Carlos. La Audiencia de Madrid ha elevado este asunto al alto tribunal después de que a mediados de julio entrara en vigor la ley que regula el aforamiento del monarca saliente, según el auto.

La Mesa del Congreso ha tumbado, y así se lo ha comunicado este lunes por escrito al diputado de Izquierda Unida Ricardo Sixto, la pregunta parlamentaria que éste había registrado hace un par de semanas donde pedía información al Gobierno del PP sobre el presunto uso de fondos reservados por parte del antiguo CESID -actual Centro Nacional de Inteligencia (CNI)- para “comprar el silencio y la discreción de una conocida actriz española que mantenía una relación” supuestamente con el rey Juan Carlos I.

El Rey Juan Carlos I ha elogiado la figura de su hijo, el Rey Felipe VI, y ha afirmado que España cuenta actualmente con un "gran" monarca "con muchas y buenas cualidades". En declaraciones a la 'Cadena Cope', además ha valorado que el primer año del reinado de su hijo "ha sabido ganarse el respeto de la sociedad española".

> El TC ha desestimado su recurso de amparo, presentado después de que el Supremo inadmitiera la demanda de paternidad

El Tribunal Constitucional ha inadmitido el recurso de amparo presentado por el catalán Alberto Solá por la decisión del Supremo de desestimar la demanda de paternidad que presentó contra el Rey Juan Carlos, al entender que no ha agotado todos los medios de impugnación en la vía judicial y dada la "manifiesta inexistencia de violación de un derecho fundamental tutelable en amparo". Solá ha anunciado que acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, contra la negativa de la Justicia española de investigar sus orígenes.

El tiempo se cobra su peaje, muchas veces en forma de obsesiones como la de Amadeo Martínez Inglés, militar expulsado por injurias a la Corona, en busca de sus cinco inútiles minutos de fama con un escrito a la Fiscalía General del Estado en el que acusa al Rey Juan Carlos I del asesinato, ¡hace 60 años!, de su hermano el infante Don Alfonso y pide que se investigue aquel crimen que, según el farragoso trasunto histórico que relata, planearon los servicios secretos del franquismo. Bienvenido sea el nuevo estatus jurídico de Don Juan Carlos pero habrá que confiar en el sentido común de los tribunales para no dar pábulo a desatinos como el del ex coronel, más propios ya de la novela histórica. Y eso siendo benévolos.
 

La Casa Real ha expresado esta mañana a través de un portavoz su "respeto a la independencia del Poder Judicial" tras conocer la decisión de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo que ha admitido a trámite la demanda de paternidad presentada por la belga Ingrid Sartiau contra el Rey don Juan Carlos.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo se reunirá este miércoles en una sesión plenaria para admitir si admite o no a trámite las dos demandas de paternidad que el catalán Alberto Solá Jiménez y la belga Ingrid Sartiau han presentado contra el Rey don Juan Carlos.

Los nuevos aforamientos 'reales' saldrán aprobados de la Cámara Baja con destino al Senado con el apoyo en solitario del PP y sin que llegue a cumplirse una semana desde que se empezó a tramitarlos. Esto es, justo en pleno movimiento judicial. Por un lado, la Audiencia Nacional estudiará este mes de julio una querella contra el Rey Juan Carlos por su presunta participación en la denominada 'trama civil' del golpe de Estado del 23-F y en septiembre le tocará el turno a una demanda por paternidad.