www.diariocritico.com
     23 de enero de 2021

Pablo Iglesias y Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias retomará su actividad política el próximo 23 de marzo, tras haber disfrutado del permiso de paternidad desde el pasado mes de diciembre. La formación 'morada' ha desatado la polémica en las redes sociales por el cartel con el que anunciaba el 'regreso' de Iglesias, en el que se presenta al líder de espaldas con el puño en alto, bajo la palabra: "VUELVE", en la que se han destacado las letras 'EL'. Podemos se ha apresurado a borrar el cartel e Iglesias ha reconocido el "error" y ha asegurado no sentirse identificado con el mismo.

El ya exdirigente de Podemos Madrid, Ramón Espinar abandonó la formación al sentirse "ninguneado" por los de Pablo Iglesias. Él abogaba por no ser "tan duros" con Errejón y buscar un acuerdo para la candidatura de las elecciones de mayo.

Lejos de cesar, la crisis de Podemos se ha recrudecido con la dimisión del secretario general de Madrid, Ramón Espinar, que hasta ahora ha sido un líder afín a Pablo Iglesias. La renuncia de Íñigo Errejón ha desatado un cisma en el partido, debido a la insistencia de la dirección de Iglesias en presentar a un candidato que compita con el confundador en las autonómicas. Dado su desacuerdo con la posición de la dirección, Espinar ha decidido abandonar la política, renunciando a todos sus cargos. Ante esta última salida, Iglesias ha citado el 2 de febrero al Consejo Ciudadano para intentar evitar la implosión del partido.

La última gran derrota de Carolina Bescansa en Podemos ha llegado en las primarias de la formación en Galicia, en las que competía con el candidato 'oficialista', Antón Gómez-Reino, afín a Pablo Iglesias. La co fundadora de la formación, enfrentada a la dirección, ha perdido la oportunidad de tomar las riendas en Galicia, en un proceso en el que apenas han participado 3.200 de los 25.000 inscritos.

Los inscritos de Podem Catalunya han elegido a Noelia Bail como nueva secretaria general, en sustitución de Xavier Domènech, y se convierte en la cuarta líder de la formación en menos de cuatro años. Bail formó parte de la Ejecutiva de Albano Dante Fachín, siendo afín a su línea, y se ha impuesto al candidato 'oficialista', Jaume Durall, con un escaso margen.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reaparecido este sábado y lo ha hecho en la primera reunión del Consejo Ciudadano estatal de 2018, el lugar en el que a su juicio deben producirse los debates internos, que no seguir llevándose a los medios de comunicación. Autocrítica, balance de 2017 y nuevas propuestas para 2018 han sido los ejes de su comparecencia. Iglesias ha mostrado su intención de "ganar las elecciones en 2020; para que la España del 15-M gane a la vieja España de la guerra de banderas".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias ha aseverado que la "crisis territorial" que vive España no se debe sólo al conflicto catalán o el vasco, sino que "tiene que ver con los problemas de financiación de muchas Comunidades Autónomas". A su juicio, es necesario "un gran acuerdo de país que asuma la financiación de todos los territorios y el principio de solidaridad". "Claro que hay dinero para un desarrollo digno de nuestra patria, el problema es que gobiernan los mayordomos de los privilegiados", ha denunciado.

El 4 de diciembre se conmemora el 40º aniversario de la movilización en la que casi dos millones de andaluces salieron a la calle a reclamar la plena autonomía de la región. Para celebrar esta fecha, la Asamblea Nacional Andaluza (ANA), una organización al estilo de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), planeaba una "acción común en Sevilla", en la que además del SAT y el partido nacionalista ‘Somos Andaluces’, estaba invitado Podemos. Sin embargo, la indefinición del partido liderado por Pablo Iglesias respecto al nacionalismo en general, y su ambigüedad respecto al proceso soberanista catalán, han desatado la ruptura de las relaciones y han provocado cambios en la agenda de los nacionalistas andaluces. Así lo ha avanzado a Diariocrítico el presidente de la ANA, Pedro Ignacio Altamirano, que sostiene que su apoyo al ‘procés’ y el reconocimiento de la república catalana son los motivos de esta 'ruptura'.

Mucho ha llovido desde el Vistalegre de 2014 y la foto de la fundación del partido con los 'cinco de Podemos' - Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Luis Alegre, Carolina Bescansa, e Íñigo Errejón- que formaron parte del Círculo ganador en la asamblea ciudadana, tanto que casi ninguno ha aguantado el chaparrón.

> Casi 60 cargos han acompañado a Iglesias en un acto con motivo de la consulta sobre el modelo de votación

Pablo Iglesias vuelve a los mítines y a hacer campaña, esta vez en clave interna. Este domingo se ha abierto la consulta a los militantes para decidir el modelo de votación de Vistalegre II y el líder de Podemos ha decidido celebrar un acto rodeado por casi 60 cargos públicos e internos. Iglesias ha destacado que el suyo es un proyecto que no está concebido para derrotar a otros compañeros y ha asegurado que en su equipo hay hueco para integrar a los que faltan. Por su parte, Pablo Echenique -autor de la propuesta del sistema de votación- ha defendido que Podemos sea un proyecto que se deba a la gente y no a las familias internas o a las cuotas.

> Las divisiones internas son tan grandes que las familias se dividen y Pablo Iglesias no es indiscutible
> Tampoco gusta en exceso la categoría de líder alternativo de Errejón, con menos apoyos de los que parecen

No hay nada de oro en Podemos para que reluzca. Aunque el partido está cerca de experimentar su sueño, siendo segundo partido del país ya consolidado en las encuestas, y pretende ejercer de líder de la oposición, la realidad interna es bien distinta. En realidad, Podemos está resquebrajado por las distintas familias que lo forman. Ni Pablo Iglesias consigue ser un líder indiscutible al que se le acepten la mayoría de sus modos y teorías ni hay una clara alternativa, ya que Pablo Echenique se ha encargado también de deslegitimar a Íñigo Errejón como portavoz del partido.

> La versión más políticamente incorrecta del líder de Podemos, en la presentación de un libro en Madrid

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha hablado de la repercusión mediática de la ausencia de Unidos Podemos durante el minuto de silencio de Rita Barberá el miércoles en el Congreso, para trazar el rumbo que, sostiene, debería tomar su formación buscando crear "un nuevo sentido común". "Hemos recibido un linchamiento mediático, pero yo en la calle recibo felicitaciones", ha asegurado para defender que Podemos tiene que conectar con el sentimiento de las clases populares.

> "Aunque puedo no compartir la forma, es un síntoma de salud democrática que los estudiantes tuvieran memoria"

Crece la polémica, ahora que Podemos está siendo señalado como el partido que estuvo detrás de movilizar a los estudiantes que ayer hicieron el 'escrache' a Felipe González y por extensión a Juan Luis Cebrián. Lo ha conseguido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, al asegurar que no comparte "la forma de protesta" del grupo de estudiantes contra la conferencia del ex presidente del Gobierno, pero ha asegurado que este tipo de cosas son "saludables" y aconseja "no tener la piel tan fina".

El secretario Político de Podemos y portavoz en el Congreso, Íñigo Errejón, ha negado este lunes que su formación se haya "disfrazado" en algún momento a lo largo de sus casi tres años de vida y ha rechazado que la suya sea una posición "tibia". A su juicio, tibieza sería limitarse a protestar desde "la resistencia" y renunciar a la convicción de que se puede ganar.

> Atraviesa sus peores momentos mientras ve cómo otros son los protagonistas de la vida política

El otrora brillante profesor de Ciencias Políticas, dueño y señor de las tertulias, pasa por sus peores momentos. El último barómetro del CIS, que le sitúa casi a la altura de Mariano Rajoy en popularidad, ha terminado por confirmar cómo tanto Podemos como el propio Pablo Iglesias atraviesan sus peores momentos en más de dos años, mientras ve cómo otros actores son los protagonistas de la vida política.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cierra filas con los líderes autonómicos de su formación, con los que este sábado ha mantenido una reunión para analizar los malos resultados cosechados por la coalición Unidos Podemos el 26J, un encuentro en el que no se ha cuestionado la continuidad de la alianza electoral.

> El economista Juan Torres, que asesoró al partido en sus inicios, duda de la trayectoria actual del mismo

Cada vez son más voces críticas con Pablo Iglesias pero también al entorno general de la dirección del partido morado. Podemos dejó de ser la formación amable que en 2014 consiguió asombrar al mundo con sus eurodiputados en las elecciones al Parlamento Europeo, así como su crecimiento a lo largo de 2015 para hacerse un hueco en muchos municipios y autonomías, algo que encumbraron con sus 69 diputados en las generales del 20 de diciembre. Pero no todo ha sido un camino de rosas, sino más bien un campo minado donde su líder, Iglesias, se lleva la mayoría de las culpas.

> Asegura que asumirá responsabilidades políticas si los inscritos deciden apoyar el pacto PSOE-C's
> La trascendental consulta a sus bases tendrá lugar entre los días 14 y 16 de abril
> Incluirá en ella a todos los simpatizantes de la formación, que son más de 400.000

Pablo Iglesias ha decidido no darle una nueva oportunidad a la mesa a tres y plantear ya la consulta a las bases tras percibir en el PSOE una falta de voluntad, según ha explicado este viernes. Los inscritos de Podemos tendrán que decidir si apoyan un Gobierno basado en el pacto PSOE-Ciudadanos -y, por tanto, si Podemos se abstiene- o si se sigue insistiendo en la vía de un Ejecutivo a la valenciana. Sin embargo, Iglesias ya ha adelantado que la dirección de Podemos asumirá responsabilidades políticas si las bases deciden otra cosa que lo que defienden ellos, que sigue siendo no apoyar el acuerdo firmado por Sánchez y Rivera.

> El número dos del partido se queda aislado frente a otros que salen reforzados, como Bescansa

El culto al líder se cumple a la perfección en Podemos, como si de un manual se tratara. Pablo Iglesias sale reforzado para los suyos, ya que su golpe sobre la mesa cesando a Sergio Pascual ha apartado a disidentes y a aquellos que creían tener libertad para divergir de la línea marcada por la cúpula del partido. Sin embargo, ha sentenciado a aquellos que se hicieron fuertes bajo otras premisas que venían de la vieja izquierda o del movimiento del 15-M. En todo caso, el que queda más tocado sería Íñigo Errejón, número dos de Podemos, que se queda hora aislado entre fieles de Iglesias en la dirección del partido.

> Podemos Andalucía sí que se muestra "sorprendido" por la destitución en la cúpula

El secretario general de Podem Barcelona, Marc Bertomeu, ha admitido este miércoles que el cese del número 3 de Podemos, Sergio Pascual, "no son buenas noticias para el conjunto de la organización", pero ha añadido que son decisiones que a veces se tienen que tomar. Por su parte, el de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha sido tajante al descartar una crisis en la formación morada.

> Podemos, de nuevo bajo la sombra de la vieja forma de hacer política bajo el duro mando del líder

Llevaba semanas Podemos en entredicho en los medios, pero la corte del rey Pablo lo enmarcaba en una ofensiva mediática contra su líder, con el claro objetivo de desprestigiar su liderazgo y su capacidad para ser un socio de gobierno para Pedro Sánchez. Pero al final el tiempo ha dado la razón a quienes denunciaban que algo sí que pasaba en el seno de la formación morada. Una crisis interna, la primera, que parece no será la última en el partido llamado a ser el primero del sector de la izquierda en nuestro país.