www.diariocritico.com

pactos poselectorales

> Unidos Podemos por Andalucía tendrá portavocía y bancada propia en el Congreso

Los once diputados de Unidos Podemos por Andalucía tendrán finalmente una portavocía y visibilidad en la bancada en el Congreso de los Diputados, tal y como lo ha comunicado el Consejo de Coordinación Estatal de Podemos a la dirección de la formación en Andalucía, escuchando así las reclamaciones que hicieron los andaluces para tener voz propia en la Cámara baja. Esta decisión deja a Pablo Iglesias como portavoz exclusivo de sólo una treintena de los 71 escaños a los que en teoría representa.

La que podía ser la semana clave para avanzar en la formación de Gobierno ha acabado con sólo una incógnita despejada: el Rey le ha encargado la tarea a Mariano Rajoy. Sin embargo, esta semana también ha servido para que los distintos partidos políticos pusieran sus cartas sobre la mesa y se posicionaran ante el monarca. La vía que va a intentar el PP sigue aritméticamente bloqueada, pero los dirigentes políticos han dejado otras alternativas en el aire: desde la abstención colectiva propuesta por Coalición Canaria hasta un "Gobierno transversal de concentración" expresado por Compromís.

> Insinúa que podría declinar 'en diferido' el encargo del Rey si no consigue los apoyos necesarios
> La oposición afirma que no puede renunciar a presentarse y exige convocar el debate cuanto antes

Le ha costado casi cinco minutos decirlo, que acepta ser propuesto por el Rey a la investidura de presidente del Gobierno. Lo hace por “responsabilidad”, porque es su deber con España, pero es un sí con condiciones que trata de situar la pelota en el tejado de Ciudadanos y PSOE, incluso para gobernar en absoluta minoría con los 137 diputados del PP. En un tono serio y admonitorio, Mariano Rajoy ha dado por fin un paso al frente dispuesto, asegura, a liderar unas negociaciones para las pide “un plazo razonable”. Es una decisión personal e intransferible de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, por lo que ese no será el problema. Probablemente se fijará entre la segunda y la tercera semana de agosto.

> Considera que, para que se abra una aternativa, el PSOE debe rectificar su rechazo a gobernar con ellos

Tono apagado, pesimista y sin grandes sorpresas. Así ha sido la comparecencia de Pablo Iglesias tras su reunión con el Rey Felipe VI para valorar las posibilidades existentes de cara al proceso de investidura. El secretario general de Podemos ha destacado que la opción que le parece más viable a día de hoy es la de que Ciudadanos cambie su voto a un 'sí' a Mariano Rajoy, lo que suponga una "excusa" para que el PSOE se abstenga. El líder de la formación morada ha explicado que la opción de una candidatura alternativa de Pedro Sánchez es poco probable debido a "las resistencias internas" dentro del PSOE a gobernar con Podemos y al distanciamiento que se ha podido dar con los partidos nacionalistas.

> Podemos y las confluencias, PNV, Convergència y ERC aseguran que estarían dispuestos a negociar con el PSOE

Todos los grupos que han acudido este miércoles a la ronda de contactos del Rey Felipe VI han reiterado su 'no' a Mariano Rajoy y han dejado abierta la puerta a una alternativa. PNV y Convergència, los más tibios, han admitido que están dispuestos a negociar con el PSOE, mientras que ERC ha puesto precio ya a su apoyo. Por su parte, Compromís ha propuesto un "Gobierno transversal de concentración" alternativo al PP, mientras que En Comú ha asegurado que si Rajoy consigue ser investido, se puede formar un Gobierno de oposición desde el Parlamento. Todo esto sin que los socialistas hayan movido ficha.

El grupo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha rechazado participar en la ronda de contactos del Rey, pero eso no le ha impedido fijar su posición sobre el proceso de investidura. En una rueda de prensa desde el Congreso, Joan Tardà ha asegurado que estarían dispuestos a apoyar una alternativa de Gobierno progresista bajo tres condiciones: que se celebre un referéndum pactado en Cataluña, que se apliquen medidas económicas de corte socialdemócrata y que se deroguen las leyes más regresivas del PP. El diputado de ERC ha reconocido que esta opción es poco probable debido a que la actitud del PSOE muestra que los de Pedro Sánchez "no están por la labor".

> Coinciden en que el PSOE tiene que mover ficha pero discrepan en los tiempos y en las posibilidades

Todos coinciden en el 'no' al PP, en que una alternativa progresista sería preferible para la conformación de un Gobierno y en que la iniciativa corresponde al PSOE. Sin embargo, Podemos, IU y las confluencias territoriales discrepan en los matices: cuál es la posibilidad real de que haya voluntad política para desarrollar una opción progresista de Gobierno y cuándo habría que plantear esta alternativa. Los últimos en apoyar este 'plan B' de Gobierno ha sido En Marea, que ha apuntado que todavía existe la posibilidad de acuerdo con las fuerzas nacionalistas.

> Mientras que el PP sigue encallado sin desatascar el bloqueo, la actitud discreta del PSOE levanta expectación

Mientras que el líder de IU, Alberto Garzón, sigue predicando en el desierto con su petición de que Pedro Sánchez pueda liderar una alternativa a la investidura de Rajoy, la realidad es que el silencio en el PSOE parece apuntar a algo muy distinto. Y es que lo que en apariencia es un fracaso absoluto del PP, con 'noes' por todos lados para investir a Rajoy, podría transformarse en una abstención no tan sorprendente de los socialistas para evitar las terceras elecciones, una promesa generalizada de todos los partidos.

La formación de Albert Rivera ha pedido a Mariano Rajoy que acepte el encargo de formar Gobierno, en el caso de que el Rey se lo pida tras la primera ronda de contactos con todos los partidos. José Manuel Villegas ha asegurado que no conciben que el presidente en funciones vuelva a decir que 'no' al monarca, pero han asegurado que este puede pedir más tiempo para intentar "seducir" al PSOE. Por otra parte, Villegas ha confirmado que no se están produciendo contactos entre los equipos de PP y de Ciudadanos y que, por tanto, no se han producido más ofertas.

> Ciudadanos y Coalición Canaria, los primeros partidos en quejarse públicamente de la postura del PP

Pese a que de cara a la opinión pública se está asegurando que el PP y Rajoy están haciendo todo lo posible para convencer a varios partidos de que una investidura es posible la próxima semana, a partir del martes 2 de agosto, la realidad es bien distinta. Exceptuando el silencio sepulcral que impera en el PSOE, el partido clave para desatascar la legislatura, la mayoría de formaciones ya ha asegurado que Rajoy y su equipo no están haciendo esfuerzos para lograr un 'sí' o una abstención en la primera ronda de votaciones para la investidura. Y mientras, el Rey, sigue sin saber qué hacer en la semana que recibe a los líderes políticos...

José Bono quiere que los cuatro grandes líderes, Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera, se retiren si nos abocan a unas terceras elecciones. Lo que no dijo en La Sexta Noche el ex presidente de Castilla-La Mancha es quién debería sustituirlos, en su lugar ha repartido broncas a diestro y siniestro, especialmente a los suyos, como por ejemplo a Patxi López por su tibieza cuando Pablo Iglesias sacó a relucir la “cal viva”. Incluso ha calificado de “tipeja abominable” a una diputada del PP que no quiso identificar por haber metido a sus hijos en el juego político. Estas son algunas de sus declaraciones de esta noche en televisión, sin duda carne de polémica. Por supuesto, como la mayoría de los ex líderes socialistas de su quinta cree que el PSOE debe abstenerse para que gobierne Mariano Rajoy.

> Algunas fuentes aseguran que habría ya marcado el calendario para cerrar un pacto la semana que viene

Misterio y más misterio. Aunque la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha revelado, a preguntas de los periodistas, que Rajoy mantiene "intensos" y "constantes" contactos de manera "discreta" para formar gobierno, seguimos sin saber si el PSOE estaría detrás, sobre todo tras la presión ejercida por ex ministros socialistas que piden a Sánchez que apoye a Rajoy par desbloquear el país.

> Asegura que los votos nacionalistas prestados al PP cierran esta vía

Pablo Iglesias ha dado ya por cerrada la vía de un Gobierno alternativo encabezado por PSOE y Podemos. Tras recuperarse de la "sorpresa" de los diez votos nacionalistas prestados al PP para blindar la elección de su vicepresidente en la Mesa del Congreso, Iglesias ha señalado que sería muy difícil poder contar con los que han preferido apoyar al PP, lo que haría inviable esa alternativa. Por otra parte, Iglesias ha vaticinado que, si Rajoy fracasa en un primer intento de investidura, el PSOE considerará abstenerse en una segunda votación en septiembre.

> Recibirá a los líderes políticos pero no designará a ningún candidato hasta que tenga seguridad

La Casa del Rey anunciará este jueves el calendario de consultas del rey Felipe VI con los líderes políticos previa a proponer un candidato a la investidura como presidente del Gobierno, según anunció la presidenta del Congreso, Ana Pastor, al término de su encuentro con el jefe de Estado. Lo que sí se ha sabido es que Zarzuela quiere esta vez tener seguros los apoyos que Rajoy recabe, si es que los consigue, para nominarle como candidato a la investidura, y ahorrarse el bochorno de la anterior legislatura con Pedro Sánchez, quien no repetirá salvo magna sorpresa.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avisado este miércoles a PP y PSOE de que es "irresponsable" que prefieran pactar la formación de Gobierno con partidos separatistas en lugar de negociar entre ellos, que son partidos constitucionalistas. Lo hace para quitarse al responsabilidad que los medios han cargado contra su partido por tacharle de hipócrita al sumarse a la mayoría con el PP que contó también con el apoyo de 10 nacionalistas catalanes y vascos para configurar la Mesa del Congreso, y que ha permitido, por cierto, que Ignacio Prendes acabara como vicepresidente segundo de la Cámara.

> El apoyo de nacionalistas catalanes, vascos y regionalistas canarios da una lección a PSOE y Podemos

Aunque la sensación inicial -y que aún dura en el PSOE y Podemos- es de indignación, la realidad es que el centro-derecha parlamentario del país acaba de dar una lección de unidad y de superación de diferencias a la izquierda nacional, dividida y enfrentada a pesar de compartir ideales y objetivos. Los 10 votos que procedieron de las filas de Convèrgencia, PNV y Coalición Canaria, sin saberse exactamente de dónde llegaron, han permitido al PP y Ciudadanos tener una mayoría aplastante de 179 escaños para sacar adelante la Mesa del Congreso que ellos deseaban. PSOE y Podemos aún buscan en su caza de brujas, sin darse cuenta que el problema lo tienen en casa.

Parece que si hay sorpresa, será de última hora, porque el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la reunión del nuevo grupo parlamentario de los socialistas en las Cámaras, ha reiterado su 'no' a la investidura de Mariano Rajoy y espera que éste prepare una mayoría suficiente si es que trata de presentarse a su investidura el 2 de agosto, como está fijado provisionalmente. Sánchez no dio pie, con sus palabras, a posibles especulaciones sobre una abstención in extremis del PSOE para evitar terceras elecciones, aunque todos dan por hecho de que, bajo una u otra excusa, terminará llegando.

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha desvelado este lunes que para configurar la Mesa del Congreso su grupo sólo está negociando con Ciudadanos, además de con CC, "porque el PSOE hasta la fecha no ha querido". En todo caso, ha recordado que en la pasada legislatura el PP renunció a presentar candidato para presidir la Mesa en favor del socialista Patxi López, bajo la premisa de que el presidente del Congreso debía ser de un partido distinto al del Gobierno, y luego los socialistas aspiraron a ambos puesto.

Un documento que por ahora no le vale de nada al PP de cara a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno: el que ha enviado a PSOE y Ciudadanos para negociarla y que ha sido rechazado este jueves, por separado, por ambas formaciones. De una parte, "porque persevera en sus políticas", como afirman los socialistas, y por otra, debido a que es un documento "muy genérico y poco ambicioso", cual lo tilda la formación de Albert Rivera.. De modo que, como adelantó Pedro Sánchez respecto a su partido, "a día de hoy" ni PSOE ni Ciudadanos van a apoyar a Rajoy.

> Dice estar dispuesto a "mojarse y gobernar" pero deja en el aire su investidura si peligra su éxito

“Estoy dispuesto a mojarme y a gobernar. Quiero gobernar, sean cuál sean las circunstancias, porque yo sí quiero gobernar y además tengo la responsabilidad de intentarlo”. A lo que no está dispuesto Mariano Rajoy es a presentarse a la investidura como presidente del Gobierno si tiene “la certeza absoluta” de que no cuenta con apoyos suficientes. En ese caso abriría “un periodo de reflexión” para ver “qué salida el damos a esto”, porque en lo único que coinciden todas las fuerzas políticas es en que no debe haber terceras elecciones. A día de hoy, lo único “cierto” es que el PSOE ha dicho que no y Ciudadanos que se abstendrá en la segunda votación. A una semana de que se abran las Cortes, las cuentas siguen sin salir.

> Rivera anuncia que darán un 'no' en la primera votación y se abstendrán en la segunda
> Justifica que la alternativa a no facilitar un Gobierno de Rajoy son unas nuevas elecciones

Albert Rivera ha anunciado que su partido se abstendrá en la investidura de Mariano Rajoy en una segunda votación, aunque votarán 'no' en la primera. La dirección de Ciudadanos ha tomado esta decisión sólo 24 horas después de la primera reunión con el presidente en funciones. Rivera ha justificado que la alternativa a esta opción era repetir unas nuevas elecciones y que, por eso, han elegido la "opción menos mala", que es un Gobierno en minoría liderado por Rajoy. El dirigente además ha instado al PSOE a que haga lo mismo para permitir que el país se ponga en marcha.

> Más presión desde la 'vieja guardia': Alfonso Guerra critica la "contradicción" del líder socialista

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, transmitirá hoy a Mariano Rajoy su 'no' a la investidura. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, dijo que Sánchez irá "dispuesto a dialogar y a escuchar, pero no a negociar" y que los socialistas serán "coherentes" y votarán 'no' a la investidura en todas las votaciones. "El PSOE no va apoyar ni se va a abstener en la investidura de Rajoy, ni facilitará las políticas del PP que tanto daño han hecho a la ciudadanía en los últimos años", añadió. Una postura que pocos creen realmente cuando Ciudadanos le ha pasado la patata caliente y estará en manos de los socialistas llevar al país a unas terceras elecciones, un peso que difícilmente podrá cargar sobre su hombros.

> La dirección de Ciudadanos decidirá este miércoles si se abstienen o votan 'no'

El líder de Ciudadanos ha cerrado definitivamente la puerta a un 'sí' a la investidura de Mariano Rajoy tras una primera reunión con el presidente en funciones. El partido de Albert Rivera ya asume que estarán en la oposición y debatirán este miércoles si se decantan por el 'no' o por la abstención, aunque el dirigente de la formación naranja ha destacado ya su predisposición a facilitar un Gobierno en minoría para que no se repitan las elecciones. Por su parte, el PP se ha mostrado confíado en que lograrán no sólo la investidura sino también la formación de un Ejecutivo estable.

Ya tenemos fecha para la cita clave que permitirá saber si hay o no terceras elecciones. El presidente Rajoy se reunirá con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, este miércoles al mediodía, para hablar de su investidura y de su objetivo de poner en marcha un gobierno estable que acometa las reformas que necesita España.

> El martes se entrevistará con el líder socialista y el miércoles, con el de Ciudadanos

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, aceptó el encargo del Rey de intentar buscar apoyor para la investidura a la presidencia del Gobierno y comenzará con la tarea de forma oficial la semana próxima. A pesar de que tanto el PSOE como Ciudadanos han rechazado apoyar su candidatura, Rajoy confía en un acercamiento a Sánchez y Rivera que, si no le permite gobernar con las fuerzas que los populares consideran constitucionalistas, al menos, le permita gobernar en minoría.

> Tras verse con el Rey ve más probable la opción de un Ejecutivo en minoría con abstención socialista

Albert Rivera ha lanzado una última bala para lograr el 'plan A' de su partido: el de un Gobierno de consenso entre PP, PSOE y Ciudadanos que cuente con un candidato diferente a Mariano Rajoy y que se comprometa a hacer reformas comunes. Sin embargo, en la reunión de Rivera con el Rey Felipe VI también ha dejado claro que considera más probable la 'opción B': un Gobierno en minoría de Rajoy con la abstención de PSOE y Ciudadanos. El dirigente político ha instado a Rajoy no sólo a que acepte la posible oferta del Rey sino que se establezca una fecha para la investidura "cuanto antes, mejor".

Un testigo de excepción relató a Diariocrítico la sorpresa de Felipe VI -y la suya propia- cuando Mariano Rajoy rechazó hace apenas tres meses someterse a la investidura como presidente del Gobierno. No sentó bien en Zarzuela. Ahora, el líder del PP, de nuevo el partido más votado, se debate ante el dilema de decirle ‘no’ por segunda vez al Rey o poner en marcha el reloj de las terceras elecciones, como hizo Pedro Sánchez. Para no volver a meter la pata lleva días amagando con dar el paso si no tiene apoyos suficientes, un aviso dirigido sobre todo al Jefe del Estado para no arriesgarse a provocar otro enfado ‘real’. En Palacio, sin embargo, preocupa bastante más que ni siquiera haya una “agenda” de negociaciones a la vista.

La situación se complica para Mariano Rajoy. A pesar de los acercamientos a los nacionalistas -Convergència, PNV y ERC permitieron al PP la configuración de la Mesa en el Congreso y los de 'Génova' cedieron senadores a los nacionalistas vascos para facilitarles un grupo propio en la Cámara Alta-, parece que la investidura a la presidencia del Gobierno está lejos de estar atada. Este miércoles tanto el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, como el de Convergència Democràtica (CDC), Francesc Homs, han confirmado tras ver al Rey que votarán en contra de Rajoy si finalmente es el candidato a la Moncloa tanto en primera como en segunda votación.

> Cada vez cobra más fuerza la teoría de que el rey Felipe VI no nombrará a ningún candidato

Aunque quien calla es Pedro Sánchez, otros por él en el partido alimentan la rivalidad diaria contra el PP, pese a que nadie descarte la abstención de última hora. El secretario de Organización del PSOE, César Luena, confía en que la ronda de consultas de los líderes políticos con el Rey termine con Rajoy, aceptando ir a un debate de investidura, y para eso le ha emplazado a buscar apoyos "en serio". "A veces veo a Rajoy muy en plan 'que me las pongan como a Felipe II' y no, tuya es la responsabilidad, Rajoy, tuya; tú has ganado y tienes que saber negociar, saber ceder y tener una mayoría", ha dicho en una entrevista en RNE. El PSOE pretende forzar así quue se retrate la soledad parlamentaria de Rajoy y tener más campo para 'rascar' en nuevo turno de negociaciones.

> 'Génova' rechaza la posibilidad de que Sánchez intente gobernar si Rajoy no suma los apoyos necesarios

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado este martes que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, está "haciendo un gran esfuerzo" para intentar acercar posturas con PSOE y Ciudadanos, ya que, según ha dicho, ve posible que ambas formaciones cambien su posición. De hecho, ha indicado que ya está trabajando en su discurso de investidura, si bien no ve factible pensar que ese debate pueda celebrarse la próxima semana.

> Los primeros partidos que visitaron al monarca transmiten la posición pesimista de Felipe VI

Preocupado o "absolutamente consciente" de la "situación anímica de los ciudadanos" en el mejor de los casos. Así han visto al Rey Felipe VI los tres primeros representantes políticos en pisar la Zarzuela dentro de la ronda de contactos para designar un candidato a la Presidencia del Gobierno. La diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, ha suavizado ligeramente el calificativo usado por el representante de Nueva Canarias en el Congreso, Pedro Quevedo, y el mensaje transmitido por el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, sobre la actitud del monarca, pero el optimismo negociador brilla por su ausencia.

El portavoz del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha advertido de que "no sería aconsejable" que Mariano Rajoy acceda a someterse a una sesión de investidura en caso de que el Rey Felipe VI así se lo encomiende. "Sería absurdo ir a una investidura si no se cuenta con los votos suficientes para ser investido. Eso solo llevó a la frustración y a la convocatoria de unas nuevas elecciones. No es un camino aconsejable en estos momentos", ha asegurado en declaraciones a los medios.

> En paralelo a las consultas del Rey se disputa la segunda gran batalla parlamentaria marcada por el presunto acuerdo del PP con CDC
> En Marea anuncia que esta vez sí pedirá grupo propio "en el marco de la alianza fraterna con En Comú y con Unidos Podemos"

Aquí sí va a correr la sangre. La parlamentaria, claro. En paralelo a las consultas del Rey con los líderes políticos en busca de un voluntario que se arriesgue a ser investido presidente del Gobierno, el Congreso de la XII Legislatura arranca con la segunda gran batalla, la constitución de los Grupos Parlamentarios, un instrumento fundamental, sobre todo económicamente, para las distintas fuerzas políticas, en especial las minoritarias. La clave de las negociaciones la tiene todo un veterano en estas lides, el portavoz del PP, Rafael Hernando, con el permiso del otro Hernando, Antonio, su alter ego del PSOE, dispuesto a hacérselas pasar canutas a Podemos este próximo miércoles.

Miguel Ángel Gutiérrez Vivas (Madrid, 1964) es en la actualidad uno de los políticos más indispensables para Albert Rivera dentro de Ciudadanos. Afiliado a la formación naranja desde 2012, ha ido adquiriendo más protagonismo este último año como delegado en Madrid y secretario general del grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados. En una entrevista para Diariocrítico unos días después del arranque de la legislatura, Gutiérrez explica la postura del partido ante la investidura de Mariano Rajoy y la posición que aspira a ocupar Ciudadanos en el sistema político español.

Envidia deben tener los guionistas de 'Juego de Tronos' y el escritor George R.R. Martin, autor de los libros en los que se basa la serie, viendo el panorama actual de la política española. Pactos imposibles, enrevesados y sorprendentes para una investidura que parece imposible. Si un nombramiento de presidente fue imposible desde diciembre, ¿qué tiene que pasar para que ahora sí se permita que Rajoy logre acceder del nuevo al cargo? Pues mucho, y muy difícil...

> El partido se reconoce "incómodo" ante la posibilidad de que el PP hable con los nacionalistas de los presupuestos

El préstamo de 10 votos para la Mesa del Congreso por parte de partidos nacionalistas ha supuesto un giro que deja a Ciudadanos en una posición incómoda. La formación de Albert Rivera desliga este acuerdo de la investidura, pero advierte que, si Mariano Rajoy pacta con los partidos independentistas, ellos cambiarían su voto de la abstención al 'no'. Además, la formación naranja ha dejado claro que no les gusta que los populares intenten negociar asuntos de Estado como los presupuestos con las formaciones que "quieren romper España".

A veces se empeñan los expertos y los no tan expertos en colocar a Mariano Rajoy como un personaje torpe, confundiendo su poca facilidad de palabra y su timidez con lo que en el fondo presenta en su interior: una mente privilegiada para la política que sabe esperar su momento, aprovechar al límite sus puntos fuertes y hacer que los puntos débiles se terminen minimizando hasta aburrir al rival político para que deje de morder su cuello. El apoyo sorpresa de algunos de los diputados nacionalistas ayer en el Congreso a la configuración de la Mesa ha dejado a todos boquiabiertos.

El anuncio de Mariano Rajoy de que su partido propondrá a Ana Pastor como presidenta del Congreso, así como su pacto con Ciudadanos para configurar la Mesa del Congreso, ha tapado el otro gran anuncio del presidente en funciones: pretende gobernar en minoría con tan sólo 137 escaños. Es decir, tan sólo con los conseguidos por su partido, sin sumar ni uno más, al menos en un primer momento.

> El líder de Ciudadanos asegura que un Gobierno en minoría, aunque sea de Rajoy, no es mal punto de partida

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reconocido que se tiene que abrir un periodo de reflexión para determinar el futuro del partido en el actual sistema político. El líder de la formación naranja ha destacado el caracter "práctico y realista" de Ciudadanos y ha puesto el foco en la actividad parlamentaria para crecer como alternativa al bipartidismo. Así lo ha expresado Rivera en la apertura de un curso de la Universidad Complutense de Madrid celebrado en El Escorial.

> El PSOE intentará retener en el cargo a Patxi López
> Podemos va por su cuenta y propone a Xavier Domènech

Según destaca el diario 'ABC', la primera oportunidad para tomar la temperatura a la capacidad de negociación de PP, PSOE y Ciudadanos vendrá de la mano del reparto de puestos en la Mesa del Congreso y en la propia elección del presidente de la Cámara Baja.

“¡Qué clase de tomadura de pelo es esta de que nuestros líderes no pueden trabajar en fin de semana o días festivos!” El diario El País ha amargado con un duro editorial el desayuno de los protagonistas del 'cuatripartito' que, en teoría, deben negociar para alcanzar un pacto de Gobierno. “Irresponsable y peligroso”. Así califica el rotativo de prisa el comportamiento de “unos políticos que sólo piensen en términos de los votos que perderían si actuasen de una u otra manera”, con una conclusión que casi es una orden: “Que se vayan todos”.

Ojo porque llegan novedades respecto a los pactos de cara a la investidura de Rajoy. La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha dicho hoy que su partido está dispuesto a "mejorar" la reforma laboral de 2012 en aras de conseguir un acuerdo con el PSOE que permita desbloquear la actual situación política. En los pasillos del Congreso, donde ha acudido para recoger su acta como diputada por Toledo, Cospedal ha explicado que el PP va a trabajar para celebrar la investidura y conformar un gobierno "lo antes posible" y de ahí que ya haya enviado a todos los partidos políticos un documento "lo suficientemente amplio" para tratar de llegar a pactos, que es, a su juicio, lo que los españoles esperan de su clase política.

> Eso sí, el líder socialista deja una puerta abierta a tomar la iniciativa en una 'segunda ronda' de negociaciones

El PSOE dice no a Mariano Rajoy. Eso sí, "cordialmente". Una negativa que abarca las dos votaciones de una hipotética investidura del candidato de PP. Tras su reunión de algo más de una hora con Pedro Sánchez, el PP "no tiene ni un escaño y más", como destacó a su término el líder socialista. En concreto Sánchez, en rueda de prensa tras su entrevista con Rajoy, añadió que "a día de hoy el PSOE votará 'no' a su investidura".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que el PSOE tiene "toda la responsabilidad" en las negociaciones abiertas tras las elecciones ya que, a su juicio, depende del partido de Pedro Sánchez que Rajoy, siga en La Moncloa, que se forme un gobierno progresista o que haya unas terceras elecciones.

> El PP intentará convencer a Pedro Sánchez y tener un Gobierno en agosto

La reunión entre Mariano Rajoy y Pablo Iglesias ha tenido más de protocolo y de cortesía que de tanteo real para sumar en la investidura. El líder de Podemos ha señalado que la única opción que tiene el presidente en funciones pasa por convencer al PSOE de una abstención, pero, al mismo tiempo, ha envíado un mensaje directo a Pedro Sánchez sobre los costes de su decisión. "Una abstención te convierte en un socio más o menos intenso del PP", ha declarado Iglesias tras el encuentro. Según el dirigente, Rajoy es consciente de que necesita al PSOE y, a pesar de la prudencia, el PP apunta que quieren tener ya el Gobierno en funcionamiento para agosto.

El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha reconocido que tienen cierta desconfianza ante la posibilidad de que el primer encuentro entre Albert Rivera y Mariano Rajoy les haga cambiar el 'no' del que parten. Aunque la formación naranja aseguró que no bloquearían un Gobierno del PP (sin Rajoy, en principio), ahora señalan que sólo contemplan avanzar en un acuerdo si el PSOE también se muestra dispuesto a sumarse.