www.diariocritico.com

psoe y Ciudadanos

> Los líderes del PSOE y Cs han intercambiado cartas este martes antes de reunirse con el Rey

Nada nuevo bajo el sol tras la reunión entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Cs, Albert Rivera. El 'naranja' le ha trasladado que votarán en contra de su investidura, alegando que "lo lógico es que Sánchez negocie sus apoyos con sus socios habituales", en alusiñon a Podemos y los nacionalistas. Y a pesar de que Rivera sigue pidiendo al PSOE que permita gobernar a la coalición Navarra Suma (PP, Cs y UPN), insiste en que "no se trata de un intercambio de cromos" por lo que no supone un cambio de posición respecto a la investidura de Sánchez.

La opción de llegar a un acuerdo con el PSOE parecía descartada en Castilla y León tras un primer encuentro entre los equipos negociadores de PP y Cs y tras las duras condiciones fijadas por la ejecutiva de Albert Rivera. Sin embargo, este domingo,el líder de Cs en Madrid, Ignacio Aguado ha vuelto a abrir la puerta al pacto con los socialistas castellanoleoneses alegando "serias dudas sobre la voluntad real del PP en materia de regeneración".

> "No quiero estar en un gobierno con Sánchez, pero me comprometo a desbloquear", dice el líder de Cs

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy considera que "lo mejor" para España es un "gobierno estable con 176 diputados", por lo que ha emplazado a Pedro Sánchez a pactar un acuerdo con Albert Rivera, en lugar de buscar el respaldo de Podemos y la abstención de los independentistas. Aunque Rajoy reconoce que es poco probable el acuerdo entre PSOE y Cs, dado el veto de los 'naranjas', insiste en que ambas formaciones suman mayoría absoluta, algo que no ocurre con los 'morados'.

Ciudadanos juega un papel clave en las negociaciones poselectorales ya que sus votos son decisivos en regiones y ayuntamientos, y también podrían serlo a nivel nacional. El secretario general de Cs, José Manuel Villegas ha reiterado que su socio preferente es el PP, al tiempo que ha manifestado que no apoyará "por activa ni por pasiva" la investidura de Pedro Sánchez,a pesar de la amenaza de Ferraz de repetir las elecciones.