www.diariocritico.com
     14 de mayo de 2021

rueda de prensa Rajoy

> Defendió su gestión del desafío soberanista catalán y descartó dudas sobre su candidatura
> Lanzó una indirecta a votantes de Ciudadanos: quizá su papeleta termine donde no querían

“España es hoy un país que genera confianza”. Simplemente porque nadie habla ya de la prima de riesgo. Mariano Rajoy ha puesto punto y ¿final? a sus cuatro años de Gobierno con un balance triunfal de los resultados económicos que han permitido superar la crisis “sin dejar a nadie en el camino”, transformando y modernizando un país al borde del rescate. El presidente presumió de haber bajado los impuestos, tanto a trabajadores como a empresas, de no haber recortado las pensiones, de haber modernizado las administraciones públicas y de que hasta los precios de la energía “empiecen a bajar”. Según sus datos, incluso en Educación los indicadores han mejorado. Todo ello se ha conseguido, concluyó, con “orden y determinación” a la hora de tomar medidas impopulares. La clave de su éxito, recalcó, ha sido “la estabilidad política”.

Rueda de prensa de fin de curso del presidente del Gobierno y aviso a Mas: "No habrá plebiscito"

Fin del curso político, teóricamente, porque queda algo tan importante como los Presupuestos Generales del Estado, el 4 de agosto en el Congreso, y habitual rueda de prensa del presidente de Gobierno. Que le sirvió fundamentalmente, desde su inicio, para seguir con las alabanzas a su Gobierno, porque "la recuperción económica es innegable". Y aunque, tanto en su discurso como en las respuestas a las preguntas, afirmó que no quería remontarse casi al pasado, pues prefería hacerlo del futuro, lo cierto es que habló mucho del pasado y casi nada del futuro. Al margen de ello, realizó varios anuncios, llenos de cifras, y adelantó que aprovecharán "hasta el último día de la legislatura", por lo que no habrá adelanto electoral. Confirmó también que las pensiones subirán un 0,25% en 2016, el mínimo legal previsto en la última reforma. Es el tercer año consecutivo en el que las pensiones se incrementan un 0,25%. Respecto a Cataluña, fue muy claro y rotundo: "No habrá plebiscito ni independencia, sólo unas elecciones autonómicas al Parlament'.

>> 'Estabilidad' y economía, las claves del presidente para la recuperación del PP

Mariano Rajoy concluyó el curso político con la acostumbrada rueda de prensa en la que, como corresponde a alguien que se define a sí mismo como 'previsible', vino a decir casi más de lo mismo. Nada sorprendente para quienes hemos seguido durante tiempo sus declaraciones. Y, cuando le preguntaron sobre cosas nuevas, como Podemos o la declaración de Esperanza Aguirre ofreciéndose como candidata a la alcaldía de Madrid, balones fuera. No tuve, nuevamente -también en esto todo es previsible--, la oportunidad de interrogar, pero lo cierto es que casi ninguna pregunta tuvo una respuesta completa, excepto, naturalmente, cuando se trataba de alguna cuestión económica. Fue aquí donde el presidente se mostró exultante, aunque él negó  haber hecho un balance triunfalista, sino "realista", y donde, presumiblemente, buscaba los titulares. "España fue uno de los cuatro países del mundo donde más aumentó el bienestar de los ciudadanos", "los españoles pueden sentirse orgullosos de su país", "si han venido sesenta millones de turistas, algo bueno habremos hecho", "España es el país que más empleo crea en Europa", "somos un país de referencia para los inversores internacionales", "2015 puede ser un año muy bueno para nuestra economía", fueron solamente algunas de las muchas lisonjas que Rajoy dedicó a la situación económica de España, y se dedicó a sí mismo: "dije que en 2014 íbamos a mejorar y hemos mejorado".

El presidente hace balance de 2013

> Un contundente presidente muestra firmeza puesto que "ya se recogen los frutos de tanto esfuerzo"

Cataluña, la recuperación económica y la ley del aborto fueron los 3 grandes temas en los que se basó el presidente del Gobierno para afrontar su difícil reto ante la prensa de hacer balance a un año complicado como ha sido 2013, pero mucho menos de lo que fue su primer año íntegro en el cargo, 2012. Contestó Rajoy a todos los periodistas, pero los temas y sus formas fueron las de siempre: la realidad que ve como presidente es otra a la de los ciudadanos y no hay autocrítica ni gestos de apertura hacia la Cataluña soberanista o la sociedad que pide más libertades en el campo del aborto. Todo para él fue economía, a la que ve mucho mejor. Y eso es suficiente.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respondía a las grandes preguntas del momento en rueda de prensa en Bruselas, donde ha participado una reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para abordar, entre otros asuntos, las migraciones en el Mediterráneo "a la luz" de la tragedia de Lampedusa. Rajoy afirma que la reforma de la Ley del aborto está "en la misma línea" que la regulación de 1985 y que el Gobierno trabaja en un "precio alternativo" de la luz tras la "exagerada" subida de ayer.
  • 1