www.diariocritico.com

Senado

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás, ha renunciado a presentarse a las listas del Senado, como había anunciado en septiembre. No se producirá, por ahora, el paso a la política de este estudiante de 21 años, que se ha convertido en el foco de la polémica tras ser imputado por presuntos delitos como falsificación documental, tentativa de estafa o tráfico de influencias. Él llegó a afirmar que había colaborado con el Centro de Inteligencia Nacional, que había hecho trabajos con la vicepresidenta del Gobierno y que el ex-presidente José María Aznar era uno de sus grandes amigos.

> Es la primera mujer española en ser madre a pesar de tener atrofia muscular espinal

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha mantenido un enfrentamiento este martes en el Senado con el socialista Enrique Cascallana a cuenta de la autoría del final de ETA. El senador del PSOE atribuyó a su partido el mérito de haber acabado con la banda terrorista tras afirmar Fernández Díaz, unos días antes (justo antes de las elecciones catalanas) que el Gobierno había firmado "el acta de defunción de ETA" con la detención de su cúpula.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás, ha anunciado que se va a presentar a senador. Con todavía un juicio pendiente por asegurar que era espía del CNI, el pequeño Nicolás quiere dar un paso más hacia la política y se presenta al Senado con un único objetivo: suprimirlo.

La fama de la Cámara Alta como refugio y 'cementerio de elefantes' de políticos que perdieron poder y a los que sus partidos premian con este trabajo fácil y bien remunerado va en aumento. Porque los nuevos senadores de diversas formaciones designados por algunas comunidades autónomas, entre ellos, la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, el expresidente de la Comunidad Valenciana Alberto Fabra, y la de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, juran este martes su cargo ante el pleno del Senado.

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado ha dado luz verde este martes al informe de la ponencia que contiene la reforma parcial de la normativa sobre aborto para imponer el consentimiento paterno a las jóvenes de 16 y 17 años, un cambio que viaja al Pleno gracias a los 16 votos en solitario del Grupo Parlamentario Popular, cuya mayoría le ha servido para rechazar tanto las 7 propuestas de veto como las enmiendas --la mayoría de supresión-- que había presentado el resto de los grupos.

Una vez cerrado el plazo, el Grupo Parlamentario Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha no ha presentado ninguna candidatura de cara a la elección de senadores por designación del Parlamento Autonómico, tal y como han confirmado fuentes parlamentarias.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha abogado por "cerrar" un Senado que "no vale para nada" y es "refugio" de expresidentes y excargos "de nivel" y suprimir "por Ley" unas diputaciones provinciales que son un "nido de enchufados".

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha manifestado que el "alto número de indecisos" en las elecciones municipales y autonómicas "lleva a pensar que probablemente el Partido Popular tenga un muy buen resultado en Castilla-La Mancha y en todas las comunidades autónomas y municipios".

La Diputación Permanente del Senado se reunirá este miércoles, una vez disueltas las Cortes por la convocatoria de elecciones, y aprobará el número de senadores autonómicos que se sentarán en el hemiciclo en la próximo legislatura. En esta ocasión, no variará con respecto a los de esta legislatura y volverán a ser 58, tres ellos designados por las Cortes de Castilla-La Mancha.

Durante el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2016

El portavoz del PSOE en Industria, Jesús Alique, ha defendido en el Senado, el veto presentado por los socialistas a la sección de Industria en el debate de los Presupuestos Generales de 2016 y se ha referido a la situación de la central de Elcogas en Puertollano.

> El Senado se reúne el martes con los resultados electorales como protagonistas

El resultado de las elecciones catalanas de este domingo y el efecto del "depresivo mensaje del miedo del PP" protagonizan la sesión de control al Gobierno el próximo martes en el Senado, la última prevista en esta legislatura. No acudirán ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

El Pleno del Senado ha aprobado hoy definitivamente la reforma de la ley del aborto para impedir que las menores de edad puedan interrumpir su embarazo sin el consentimiento de sus padres o tutores legales, promovida por el PP, con los votos en contra de al menos tres senadores de esta formación. La modificación legislativa ha salido adelante con 145 votos a favor, 89 en contra y 5 abstenciones. La reforma de la ley del aborto ha pasado así su último trámite parlamentario, sin ninguna enmienda, y entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

> Presentan una propuesta de veto al proyecto de ley que regula la publicidad de estos documentos

Una de las primeras acciones de Podemos en el Senado está encaminada a intentar frenar la norma que regula la publicidad de las sentencias relacionadas con el fraude fiscal. El proyecto de ley incluye la posibilidad de que no se haga pública la sentencia si el condenado paga lo que ha defraudado, lo que para la formación morada supone encubrir a los grandes defraudadores que tengan suficiente dinero y realizar una nueva "amnistia".

El ya exsenador se ha incorporado al Gobierno de Castilla-La Mancha

Lorena Moratalla ha tomado posesión con senadora del PSOE por la provincia de Cuenca, en sustitución de José María Toledo, que ha sido nombrado director general de Relaciones con las Cortes.

El Senado renueva este año 50 escaños, los de senadores de designación autonómica cuyos parlamentos celebrarán elecciones, y este proceso puede abrir la puerta a la llegada de Podemos y de Ciudadanos al Parlamento nacional.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha garantizado este martes que, si su partido gana las próximas elecciones generales, su primera medida será derogar la reforma laboral del PP y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Según el líder socialista, el estatuto que plantearán será una "carta de derechos laborales" y no un "catálogo de precariedad" como, a su juicio, ha hecho el partido del Gobierno.